19 mar. 2015

Ucrania pide formalmente un "misión de paz" para Ucrania, es decir que la OTAN invada el país

Lo han hecho otra vez, ante la imposibilidad y la ineptitud de los voluntarios e instructores de Uk y EE.UU. la rada suprema se ha cansado de esperar, y ha solicitado una misión de paz.
Ya sabemos a lo que se refiere con paz, y "cascos azules", más guerra y destrucción, con esta medida EE.UU. y otros miembros de la OTAN tendrían vía libre de forma legal, de instalarse en Ucrania.
La pregunta es ¿Cómo responderá ante esto las milicias? ¿Putin seguirá de manos cruzas viendo como masacran estos territorios.


Desde luego que el conflicto esta llegando a los peores momentos, y esperemos que esto no vaya a más. Si no todos sabemos como podría acabar esto, en una gran guerra en Europa, donde el beneficiado sería el mismo EE.UU. y los voltarios títeres de Kiev y ciudadanos absorbidos por la prensa y la desinformación, no son capaces de asimilar que lo que hay en camino es un ataque más que evidente hacia Rusia por parte de la OTAN, que no beneficia nadie, y mucho menos las habitantes de la UE, que ya de por si esta siendo saqueada por USA y Alemania, convirtiéndonos en una filial imperialista esa palabra que muchos desconocen el significado.

Copy paste de la noticia: http://mundo.sputniknews.com/europa/20150319/1035520784.html#ixzz3UqK1QK00

El presidente de la Rada Suprema, Vladímir Groisman, firmó la resolución parlamentaria a favor de solicitar al Consejo de Seguridad de la ONU y al Consejo de la Unión Europea el despliegue de una misión de paz internacional en Ucrania, según la información publicada el jueves en la web de la asamblea legislativa.
El pasado martes, la disposición recibió en la Rada 341 apoyos de un total de 353 diputados presentes en la sala.
Hasta la fecha, la UE no ha contestado a la petición de Ucrania sobre el envío de pacificadores y en cuanto a los cascos azules, su despliegue tendría que ser aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU.


A su vez, las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk manifestaron su categórico rechazo al despliegue de fuerzas de paz en el territorio de Ucrania, subrayando que los acuerdos de Minsk no prevén esta acción.
Por su parte, el embajador de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, subrayó que los planes de Kiev ponen en duda la intención de acatar los acuerdos aprobados el 12 de febrero por el Grupo Tripartito (Rusia, Ucrania, OSCE) y avalados por los líderes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania.