31 oct. 2014

STEPAN BANDERA Y LA COLABORACIÓN CON LOS NAZIS


Ayer hablábamos de Svoboda, su papel en las revueltas del Euromaidán y en el gobierno posterior a la renuncia de Yanukóvich. Hoy quisiera dedicar un post a una figura controvertida, Stepán Bandera (1909-1959). No es raro ver en algunas fotos a militantes de Svoboda que portan la efigie de este personaje histórico, Stepán Bandera es el gran líder del nacionalismo ucraniano. Para unos es un héroe ucraniano que luchó contra la dominación rusa y para otros era un colaborador nazi. El gobierno de Yushchenko le concedió el título de Héroe de Ucrania, el gobierno de Yanukóvich le retiró dicho título. La UE, la comunidad judía, los rusos y los polacos temen su nombre. Es una figura que recuerda la colaboración con el nazismo cuando no la versión ucraniana del fascismo nacionalista. Debo decir que no soy un experto en el movimiento nacionalista ucraniano ni en este personaje histórico en concreto. Pese a ello, tras algunas lecturas, creo que sí puedo compartir algunos aspectos de su figura.

La vida de Stepán Bandera está ligada a la Organización Nacional de Ucranianos (OUN), un movimiento político nacionalista que luchaba por defender una Ucrania independiente frente a lo que entendían como abusos de los polacos y los rusos. Como miembro del OUN, era la cara visible del sector más radical y revolucionario de la organización, con ese fin formó la UPA (el ejército insurgente armado de los nacionalistas ucranianos). Pero no quisiera entrar en este blog a comentar el papel de Stepán Bandera en la OUN, quisiera hablar de algo que se está comentando mucho (sobre todo en determinados círculos de la izquierda): La colaboración de Stepán Bandera con los nazis.

Hace poco un amigo mío me decía “no lo entiendo, Stepán Bandera era nazi pero sin embargo estuvo después recluido en un Campo de Concentración”. Este amigo mío no entendió que no se puede confundir la propaganda con los hechos. Una cosa es lo que los comunistas, enfrentados a Bandera y al fascismo, digan de su relación con los nazis y otra muy diferente es la interpretación que podamos hacer de esa relación partiendo de los hechos y no de los discursos políticos. Se puede decir, sin miedo a equivocarse, que Stepán Bandera era un colaboracionista nazi, pero se comete un error si uno piensa que dicha colaboración partía del compromiso ideológico con el proyecto de Hitler.

Hay que entender que el fascismo no era un movimiento internacionalista como el comunismo, es un movimiento que tiene una expresión diferente en cada país en el que surge *. Stepán Bandera puede ser perfectamente una expresión del fascismo ucraniano, pero ello no implica que sea un nazi. La relación de Bandera con los nazis estuvo marcada por los intereses mutuos. Los nazis invadieron Polonia y eran adversarios de la URSS, Bandera podía acudir a ellos y recibir su ayuda para lleva a cabo operaciones armadas en la Unión Soviética. Sin embargo entre Bandera y los nazis pasó un poco lo que dice un amigo mío “Los nacionalismos son como los pedos, solo le gusta a quien se los tira”. Los intereses nacionalistas de Stepán Bandera chocaron con los de la Alemania Nazi, los alemanes tenían miedo de que la OUN-B (facción radical de la OUN liderada por Bandera) proclamase la independencia de Ucrania. La proclamación de dicha independencia en 1942 tras la entrada de Alemania en la URSS, supuso el fin de las buenas relaciones. Sin embargo esta mala relación duraría poco, en 1944 las autoridades nazis pusieron a Bandera en libertad para que él y su facción de la OUN luchasen contra los rusos en Ucrania. La relación de Stepán Bandera y el nazismo fue complicada, no era un hermanamiento, pero sí fue una clara colaboración que estuvo guiada por intereses comunes.

La ideología de Bandera defendía la supremacía de los ucranianos y era de inspiración claramente fascista. La puesta en práctica de sus ideales fue la perdición para aquellos que no fuesen ucranianos en Ucrania. Un ejemplo claro es el genocidio Volhynia (70.000 polacos) en 1943 (Sobre este genocidio habla Timoteo Snyder en su artículo Para resolver la cuestión de Ucrania una vez por todas: La limpieza étnica de los ucranianos en Polonia, 1943-1947), del que la OUN-B fue responsable (aunque hay que decir que en ese momento Bandera no la estaba dirigiendo, dado que estaba confinado en un Campo de Concentración Nazi). También hay que hablar del antisemitismo de Bandera (Este artículo de John Paul Himka sobre el papel de Ucrania en el exterminio de judíos en la II Guerra Mundial es muy interesante). Evidentemente, siendo nacionalista, Bandera rechazaba a los judíos, ellos formaban parte de su discurso anti-ruso y anti-polaco (un elemento secundario que reforzaba el rechazo a estos).  Al margen del papel que pudiera jugar el judío en el discurso de Bandera dependiendo el momento, lo que está claro es que él soñaba con una Ucrania de ucranianos libre de rusos, judíos y polacos.

En conclusión podemos decir que Stepán Bandera fue un nacionalista radical, un supremacista cuya visión de la nación es inaceptable teniendo en cuenta nuestros actuales valores políticos. Svoboda es una actualización de la visión más radical que hay de Bandera, el actual gobierno de Ucrania es una versión más suave pero coincidente en la esencia. La idea de que Ucrania solo es válida para los ucranianos parece que sigue muy viva. La oleada de ataques a la comunidad rusa, así como a la judía o a aquellos ucranianos a los que se considera traidores por no estar de acuerdo con el común, son la demostración de que la ideología de Bandera no solamente sigue viva sino que además tiene unas consecuencias que horrorizan a la opinión pública de mundo democrático. Si en Europa olvidamos las nefastas consecuencias del nacionalismo radical, nos terminaremos por arrepentir. Stepán Bandera representaba una visión de una nación que tenía como consecuencia el genocidio, la injusticia, el ataque a la naturaleza humana y la desprotección total de colectivos enteros. No olvidemos eso antes de apoyar o tolerar determinados experimentos políticos en Ucrania.

* Es muy recomendable en este sentido el libro de Emilio Gentile Fascismo: Historia e Interpretación (Alianza Editorial, 2004).

Fuente: http://pedroantoniosp.wordpress.com/2014/03/23/stepan-bandera-y-la-colaboracion-con-los-nazis/



30 oct. 2014

UNA PEQUEÑA LECCIÓN DE HISTORIA: AQUELLA VEZ QUE LOS UCRANIANOS FUERON MÁS NAZIS QUE LOS PROPIOS NAZIS




A partir de 2004. el partido neonazi ucraniano bautizado con el nombre de "Partido Social- Nacional de Ucrania" inició un proceso de "lavado de imagen" con el fin de atraer a un importante sector de la población que veía en este partido un discurso demasiado radical. Para ello modificaron su nombre por el de "Svoboda" (libertad) y trataron de cambiar su discurso tradicional por otro aparentemente más moderado... Aunque sin mucho éxito, como hemos visto tras los resultados de las últimas elecciones ucranianas. El fracaso de esta formación se debe a que han ido "a contracorriente" de lo que está siendo la tónica habitual de todas las fuerzas políticas surgidas tras el Euromaidán: un radicalismo nacionalista cada vez más feroz y exagerado, de ahí que grupos más radicales como el de Dimitri Yarosh cosecharan mejores resultados que ellos. Pero el error más garrafal ha sido negar lo que cualquier ucraniano sabe: que el origen del fascismo ucraniano va mucho más allá de la identificación con unos simples colores. 

Digamos que el nuevo discurso de Svoboda ha consistido en negar el verdadero rostro del nacionalismo de su país, el cual está relacionado directamente con el fascismo y la ocupación Nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Y es que no todos los ucranianos que colaboraron con los nazis provenían de los Banderistas de la rama radical de la OUN, identificados con la bandera rojinegra que tantas veces hemos visto durante el Maidán, sino que incluso la rama más moderada, (la OUN-M), de donde provienen los actuales colores de la bandera nacional de Ucrania, así como el famoso emblema Tryzub ("tridente") estuvieron muy, pero que muy presentes durante el idilio que mantuvieron con el Tercer Reich.


Cartel publicitario del partido ucraniano Svoboda dice: "Vencimos al fascismo, (y ahora) venceremos al estalinismo! ¡Nuestra bandera es azul y amarilla!"

Sí... Sabemos, sabemos muy bien cómo ustedes "vencieron" al fascismo... Y también sabemos cuáles son los colores de su bandera y el oscuro pasado al que están vinculados...

Empecemos esta pequeña lección de Historia. Aquí vemos a los "luchadores por la independencia" y "vencedores del nazismo" jurando bandera frente al trizub (emblema nacional ucraniano en forma de tridente)...


Bueno, sí... Y también frente a la esvástica del "enemigo fascista"... Fíjense, aparece justo al lado de los supuestos colores "más moderados" del nacionalismo ucraniano... ¡Qué cosas tiene la Historia, eh?


Hay que reconocer que, para "luchar contra el fascimo", los ucranianos utilizaban un método bastante curioso... Voluntarios de la División SS "Galitzien" posan en una calle de Lviv... Y de nuevo aparece la "bandera moderada".


¡Vaya, vaya! ¡Estos "nacionalistas que vencieron al fascismo" no paran de deparar sorpresas! Aquí tenemos a un grupo de voluntarios del batallón "Shuma"... Con la badera azul y amarilla que, según Svoboda, representa a "los nacionalistas moderados que lucharon contra el fascismo"...


 ¡Pero es que estos milicianos eran auténticos escuadrones de la muerte! Para quien no lo sepa, los Schutzmannschaft (traducible al español como "Destacamento de protección", abreviado Shuma en alemán), inicialmente llamados Hilfspolizei (HiPo), eran un batallón de policía auxiliar formado por efectivos colaboracionistas de los países ocupados por los alemanes durante la II Guerra Mundial y puestos bajo la administración militar alemana. Fueron creados para reforzar a las fuerzas ocupacionales alemanas que combatían a la resistencia local. Muchos de ellos participaron en las masacres de judíos del Este de Europa dirigidos por la Ordnungspolizei alemana. Dentro de los territorios que componían la Unión Soviética, los alemanes utilizaron voluntarios para la policía local auxiliar mucho más libremente. Estos voluntarios eran llamados Hilfswilligen, a menudo abreviado a Hiwis. Y al igual que los Schutzmannschaft (escuadrones de ayuda), generalmente reforzaban en sus operaciones a los cuerpos de policía alemanes de la Ordnungspolizei (OrPo). Con el tiempo, sus miembros se contaban por decenas de miles. Cada batallón Schutzmannschaft estaba compuesto por una fuerza de 500 hombres y un número equivalente de personal alemán en una proporción aproximada de 12 a 1. Posteriormente, cuando las bajas alemanas en el Frente del Este aumentaron alarmantemente, muchos batallones de Schutzmannschaft en Estonia, Letonia o Ucrania fueron agregados a las unidades de voluntarios de la Waffen-SS e inscritos a la SS portando sus insignias. En los territorios ocupados por los Nazis en Unión Soviética, las Schutzmannschaften se convirtieron en un componente indispensable para la ejecución en masa de judíos. En lugares tales como Zhitomir, Korosten, Kherson, Kakhovka, Uman y muchos otros por toda Ucrania, la milicia local formaron parte de los "escuadrones de la muerte". Las milicias eran pagadas por las autoridades alemanas a menudo con los fondos confiscados a los judíos. Los ucranianos eran frecuentemente utilizados para los fusilamientos de las familias judías, de modo que en Radomyshl (Radomyśl), por ejemplo, los Einsatzkommando podían limitarse al asesinato de hombres y mujeres adultos y así, el 6 de septiembre de 1941, se registró que 1.107 judíos adultos fueron fusilados al tiempo que la unidad de milicia ucraniana asistía dando muerte a 561 niños y adolescentes judíos. El 29 de diciembre de 1942, año y medio después del comienzo de la guerra con la URSS, el número de judíos ejecutados en territorio soviético con la ayuda de las Schutzmannschaften ascendía a 363.211 con las bajas de 286 Schutzmänner registrados como "muertos en acción".

Aquí tenemos a otro insigne nacionalista ucraniano (oriundo de Ternopil, para más señas) y "luchador contra el fascismo", el "shurmanführer" Eugene Pobiguschy, encargado  de  comandar al unísono al batallón "Nahtigall", la División SS "Galizien" y por supuesto, al batallón Shuma ucraniano...






¿Da miedo, eh? Pues aún no han visto nada. Ahora presten mucha atención a la siguiente foto que van a ver:

 

No es ningún fotomontaje, es una imágen de archivo real sobre un hecho histórico que realmente sucedió, exactamente el 28 de abril de 1943...¡Quién lo iba a decir! ¡La esvástica impresa en los colores de la bandera ucraniana! ¡Gloria a Ucrania! ¡Gloria a los héroes!


Sin embargo, estos maravillosos colores, de los que tanto se enorgullece el cartel de Svoboda con el que comienza este artículo, no fueron "profanados" solamente en estas fotos... ¡Ni mucho menos, oigan!

Estos son miembros de la policía ucraniana al servicio del Tercer Reich. Todos sus miembros llevaban un brazalete con los colores azul y amarillo...





Unos brazaletes que, por cierto, volverieron a ser noticia recientemente, durante la famosa masacre de Odessa...



Otros voluntarios  de la División SS Galitzien, "comprometidos con la lucha contra el fascismo"... Je, je.




Fíjese detenidamente en los símbolos... Vaya, parece que el moderado "Trizub" ha sido de nuevo mancillado por estos jóvenes voluntarios... Qué mala pata.



Y parece que aquí también ocurre tres cuartos de lo mismo... El trizub y sus colores no parecen quedar muy bien parados, no...




Aquí tenemos nada menos que un simbólico hermanamiento entre los líderes de la OUN-M (la organización de nacionalistas ucranianos más moderada, que adoptaron los colores azul y amarillo) y el régimen nazi... ¡Imagínese cómo serían los de la línea dura, los "rojinegros" de la OUN-B de Stepan Bandera!



Todas estas evidencias nos hablan de una verdad histórica que no puede ocultarse de la noche a la mañana. Nos habla de una época en la que los ucranianos se lanzaron a una sangrienta y despiadada aventura fascista... De unos oscuros tiempos en los que llegaron a ser (para desgracia de cientos de miles de personas) incluso más Nazis que los propios Nazis... Y que parece que está de regreso en la Ucrania actual. Jamás olviden esta pequeña lección de Historia, por favor. Mantengan la mirada despierta y la memoria fresca para combatir la amenaza de una locura social que augura tiempos difíciles... Buena suerte.


OJALÁ NO SEA DEMASIADO TARDE



Es esta una terriible escena de ‪‬Kiev, septiembre 1941. El pueblo de Babiy Yar. Una madre está a un segundo de morir abrazada a su bebé. El hombre con  un uniforme de las SS, que las matará a ella y al niño dentro de un par de segundos, no es alemán. Él es ucraniano, nacido en una ciudad de ‪Ucrania‬ - Zhitomir. Es miembro de la División "Galichina", y desde el año 1943 participó en los grupos aynzatts. 

¿De dónde se conocen tantos detalles? Prácticamente de él mismo. Esta foto la confiscaron los guerrilleros sovieticos junto con los documentos y las placas de identificación. Las incautaron cuando registraron su cuerpo. Esta imagen monstruosa será uno de los testigos más elocuentes de  las víctimas de los nazis en los juicios de Nuremberg. 

Pero lo que más impresiona, es que dicha foto se guardaba entre las pertenencias personales del banderista muerto. Junto con las fotos de familia y las cartas a los suyos estaba ESTO. Se la guardaba con cuidado, como una foto para el recuerdo. Tal vez incluso para el álbum familiar. Con orgullo mostraría en su vejez a sus hijos y nietos contándoles cómo "luchó con valentía" por la Ucrania independiente que existiría alguna vez.

Los alemanes mataban a los judíos, rusos, bielorrusos, ucranianos. Y los ucranianos asesinaban a los judíos, rusos, bielorrusos, ucranianos. Sólo que los primeros lo hacían con indiferencia y a veces hasta con asco (pero no por compasión a las víctimas, sino porque el trabajo "sucio" no es digno del superhombre ario), mientras que los ucranianos de Galichina y otras regiones occidentales de Ucrania lo hacían con entusiasmo, por pura diversión y placer. 

Ninguno de los dos puede justificarse con semejantes "matices". Pero esta diferencia dice mucho acerca de los ucranianos. 




Unos años atrás tuve la oportunidad de leer un libro polaco muy bien traducido sobre la masacre de Volyn y en general sobre el Movimiento de Bandera (durante unos años en Polonia se publicaban libros como aquél de vez en cuando. En nuestro país no se publicaban jamás, partiendo del principio idiota de “la amistad entre los pueblos”).
Uno de los capítulos – dentro de toda la crueldad increíble de este libro – me impresionó más que otros. Contenía fragmentos o versiones completas de las cartas de banderistas a sus familiares, amigos y compañeros de armas. En una de ellas escribe uno de esos "hombres" sobre el futuro maravilloso de una Ucrania sin “zhidiv” (judíos) ni “moscaliv” (rusos), sobre entrañables conversaciones con sus compañeros y sueños acerca de ello; agrega versos favoritos de algún poeta ucraniano sobre la naturaleza y el hogar, y después, sin cambiar el tono ni la forma de hablar, comienza a describir como violaba y mataba a una niña de diez años, relatándolo con las mismas emociones entrañables. Escribe como luego, acostado sobre el cadáver, fumaba y pensaba sobre la Ucrania libre. Y después de nuevo sobre los ratos de descanso con los compañeros de armas, sobre su casa y su viejita madre... 

Había cartas más terribles aún, a veces las había “casi” sin mencionar crueldades. Lo más importante es lo otro. Los alemanes, aunque no todos, entendían que estaban haciendo el mal. Pero se excusaban con la idea, la obligación, la guerra o una simple orden. Incluso hasta los nazis más acérrimos subconscientemente buscaban una excusa. 

En cambio, los banderistas no se excusaban nunca. El "Mal", como un concepto en sí, no existía para ellos. Matar a un judío, a un polaco y a un ruso – es un bien siempre. Matar a un ucraniano está mal, pero si un ucraniano es "incorrecto" (por ejemplo, porque no habla bien el ucraniano (mova) o habla con acento “indebido”, les tiene pena o ayuda a los judíos, rusos o polacos), entonces está bien matarlo. 

A veces, incluso es un bien matar a un ucraniano “bueno” - si es por la libertad y el bien de Ucrania (de todos los ejércitos que lucharon en aquella guerra salvaje, sólo los banderistas mataban masivamente a sus propios heridos durante el retiro de tropas, y hasta durante los ataques, y ello para impedir las demoras en el avance de las tropas).
Stepan Bandera, en el año 1941, llegando a la ciudad de Lvov y alistando a los "muchachos" para el "trabajo", los motivaba con las siguientes palabras: "¡Sólo Ucrania, su libertad y su imagen sagrada tienen sentido para vosotros! Si me preguntáis a cuántos ucranianos se puede y se tiene que matar por el bien y la libertad de Ucrania, yo solo responderé a cuantos se pueda y se deba."




Todo esto está directamente relacionado con lo que está pasando hoy. Los quemados vivos en Odessa. Slovyansk, convertido en un pueblo fantasma, mujeres y niños muertos, los periodistas ejecutados, avión con pasajeros que son derribados sobre Lugansk, todo ello habla sobre lo mismo: ellos están de vuelta. 

Descendientes directos e ideológicos de los seguidores de Bandera, Shukhevych, Konovalets ... y su calaña. Y nosotros caímos en una pésima situación, porque no entendimos lo más importante - ellos son DIFERENTES. 

Ayer vi la conversación de dos usuarios (no era en mi página). Ambos escribieron insistentemente a una tercera persona que NADIE derribaría a propósito un avión con pasajeros. ¡Eso no puede ser, porque no puede ser nunca,  que los ucranianos derribaran el avión por error! No podían ellos hacerlo a propósito – escribían - deliberadamente, adrede.

Nosotros no queremos creer, que hay gente dispuesta a matarse a sí misma, a su pueblo, a los pueblos vecinos, a todo el mundo ni siquiera por culpa de sus ideas, sino por los sentimientos y emociones, por el odio a todo lo “no ucraniano”. 

Los soldados alemanes y hasta los  oficiales SS que vieron los campos de concentración, escribieron sobre el "odio inhumano" que percibieron en los ojos de los ucranianos. Hoy en día estamos viendo de nuevo esos ojos y todo lo que están perpetrando sus dueños. Miramos, pero no lo queremos ver. 

¡Pobres, fueron engañados! - Lamentamos. - Llegará el invierno y ¡¿cómo los pobres van a saltar, correr y matar?! 

Créanme, lo harán perfectamente. El odio los calentará mucho mejor que nuestro gas. Y si no les calienta, podrán ir y quemar la casa del vecino para calentarse con las llamas que devoran lo último que queda, violando a su mujer y divirtiéndose matando a sus hijos. 

Con el odio se puede exigir el gas y, pueda ser hasta que se lo den. Y luego, ya teniendo el gas, aun así seguirán matando. Solo por puro odio. 

Cometimos un terrible error. Y por ese error ahora vamos a pagar el precio más alto. Judíos - confrontados con el nazismo- cuidan, alimentan y preservan la memoria sobre este mal. Llevan a sus hijos a los museos, campos de concentración y les muestran TODO. Sin consideraciones sobre la psique del niño. Para, dolorosamente, hasta las lágrimas, se les quede impregnado en su memoria, en cada célula de su cuerpo, lo que significa el nazismo y por qué debe ser exterminado.

Al lado de nosotros nació un mal más terrible aún: el de los ucranianos-banderistas. Más obstinado, más cruel, más inhumano. Y más resistente.

Pero nosotros prefirimos olvidar, borrarlo de la memoria. Para "no echar a perder las relaciones", nosotros no abrimos museos ni memoriales; no escribimos libros, no filmamos las películas, ni dimos la palabra a los viejos que aún recordaban aquello...




Me acuerdo como un día mi abuelo volvió a casa en la víspera de las fiestas del mes de mayo que conmemoran el día de La Victoria con lágrimas en los ojos. Eso me impresionó ya que era inusual en él. Incluso el mismo día de La Victoria rara vez a escondidas él se secaba alguna lágrima que se le escapaba...  y de repente vimos a un hombre anciano llorando. 

Más tarde él me contó que durante la reunión en la escuela, donde fue invitado como un héroe de guerra y veterano, en vez de historias que de costumbre se contaban para la ocasión sobre los compañeros de armas y demás, trató de narrar a los estudiantes acerca de lo que vio en Ucrania – en Kiev, en Lvov, en Volyn .. . Pero a él no le permitieron hablar ni diez minutos. La maestra y el coordinador académico, prácticamente, lo sacaron a empujones de la reunión. 

- ¿Cómo se atreve? ¡Aquí podrían estar los ucranianos y sus hijos! - le gritaron en el pasillo. 

Y el abuelo, sollozando, entonces dije que DEBEMOS recordar. Recordar no solo los crímenes cometidos. Recordar que se trata de personas DIFERENTES. "Ellos no son como nosotros" - me dijo mi abuelo y agregó: "ojalá Dios proteja a Rusia y los rusos de su “retorno”. 

Hoy Ucrania es gobernada por los banderistas. Ante nuestros ojos ellos están construyendo una sociedad y el estado de sus sueños salvajes. 

Y todavía no lo entendemos, no queremos entender que estas personas son capaces de cualquier crimen, de cualquier acto de violencia. De cualquier cosa despreciable. 

Cuando quemaban a las personas en la casa de Sindicatos en Odessa, parecía que no puede haber nada más terrible. Cuando bombardeaban Slovyansk, prácticamente borrándolo de la faz de la tierra desde el monte Karachun, parecía que no existía nada más inhumano. Cuando el avión de Malasia fue derribado desde 10 kilómetros de altura, parecía que nada puede ser más vil. Pero la lógica, la razón, las palabras y los recuerdos de mi abuelo me dicen que sí, que sí se puede. Y así será.

Mi hace mucho tiempo fallecido abuelo tenía razón. Y yo, y todos nosotros estábamos equivocados. Pronto todos entenderemos esto. Ojalá no sea demasiado tarde. 

Alexander Petrakov

29 oct. 2014

EN HONOR A LA VERDAD: "FAKES" SOBRE EL CONFLICTO DE UCRANIA



Qué duda cabe que en el conflicto de Ucrania, como en cualquier conflicto, la guerra propagandística está instalada en ambos bandos de la contienda. Se utilizan todos los medios posibles para difamar al enemigo, exagerando muchas veces la realidad de los hechos.

Quiero ser en este punto muy claro. Creo firmemente en que Rusia y Novorussia llevan toda la  razón en este asunto: el resurgir del nacionalismo ucraniano, oriundo de tendencias fascistas que en buena medida simpatizaron con el nazismo, supone un peligro para la humanidad, un peligro que los medios occidentales están silenciando cobardemente. Pero no es menos cierto que la gente de nuestro propio bando, bastante sugestionada, está dispuesta a creerse todo aquello que, simplemente porque aparece en internet, confirma su punto de vista... Y muchas veces hacen esto sin cerciorarse de si se trata de un documento fidedigno o no. Esto es normal, ya que no siempre es posible contrastar la inmensa e incesante cantidad de información que vomitan las redes sociales... Pero lo que ya no es tan normal es que, después de comprobar que se trata de un "fake" (archivo falsificado), esa misma gente no denuncie la manipulación. Creo sinceramente que esto debe ser tarea de todos los que están comprometidos con la Verdad, sean del lado que sean.

En el conflicto de Ucrania muere mucha gente, casi todos los días. No es un asunto para tomárselo a broma y debemos intentar ser serios. Por ello, si descubrimos que alguna de la información  que se nos está suministrando es "fake", debemos ponerla en conocimiento de la comunidad de internautas. Porque si no lo hacemos así, estaremos alimentando el odio entre ambas partes. Nuestros enemigos, no menos sugestionados que nosotros debido a la propaganda que también reciben, pensarán que obramos de mala fe, y muchos de ellos creerán que el 95% de nuestras informaciones, que son del todo punto veraces, también son "fakes"... Hata tal punto que ninguno de ellos sabrá ya distinguir el grano de la paja.

Así que vamos a repasar algunos "fakes" que se han hecho muy populares en internet, y que muestran una clara intención de exagerar el estrecho colaboracionismo (que ciertamente lo hubo, dado que ya casi ningún historiador se atreve a negarlo) entre los nacionalistas ucranianos y los nazis.


El primer fake: una supuesto cartel de Adolf Hitler en la entrada de un edificio oficial tomada durante el Euromaidán por los radicales, en el que se lee "Hitler fue un liberador" (imágen de la izquierda). En realidad, el cartel original era el de Stepan Bandera (imágen de la derecha y abajo).




Siguiente fake: (Imágen superior) En una marcha nacionalista en Lviv, a favor de la OUN-UPA. Supuestamente aparece la imagen de Adolf Hitler a la izquierda, seguida por sendos retratos de S. Bandera y R. Sukhevych. En realidad, en la foto no retocada (imágen inferior), el primero de los retratados se corresponde con el líder nacionalista Eugene Konovalets:





Otro fake que se ha hecho casi viral: la de un supuesto Stepan Bandera vestido con el uniforme oficial de las "SS". En realidad, se trata del famoso oficial nazi Reinhard Gehlen.


La historia de este tipo tiene su miga, ya que  según informa la prestigiosa página http://www.worldwar2database.com, "Heer (Ejército alemán) coronel (más tarde general de división) Reinhard Gehlen (3 abril 1902 hasta 8 junio 1979), fue quien dirigió la "Fremde Heere Ost" (FHO; Ejércitos Extranjeros Este) del 1 de abril de 1942 hasta marzo de 1945. Fremde Heere Ost fue responsable de la recolección de información de inteligencia sobre el Ejército Rojo; sus fuerzas, armamento, su implementación, estrategias y táctica. Gehlen era un espía de gran talento que tenía muchos vínculos con diversas organizaciones de derecha, inlcuyendo la "Facción B" de Stepan Bandera (Organización de Nacionalistas Ucranianos)"




Último fake: la supuesta imagen en la que se ve a un tipo colgando la bandera Nazi en un edificio oficial de Ucrania. En este caso no se trata de photoshop, sino de una imagen real... tomada durante el rodaje de una película en la ciudad de Járkov (año 2011)



Ahora bien, ¿Significa esto que todo lo que nos cuenta Rusia sobre la estrecha relación entre los nacionalistas ucranianos y el fascismo es todo una burda y manipulada mentira? Por supuesto, no. Lo que pasa es que la mayoría de la gente suele reaccionar ante estímulos muy primarios: aunque les mostremos la multitud de pruebas y datos históricos que avalan la buena sintonía que había entre ambas partes, la gente necesita ver imágenes espectaculares (por ejemplo, la de S. Bandera y Hitler estrechándose la mano o algo similar). Como estas imágenes no están disponibles, es por ello que proliferan esta clase de fotomontajes... Los cuales no hacen ningún favor a quienes por encima de todo nos comprometemos con la Verdad.

25 oct. 2014

ESPECIAL INGENIERÍA SOCIAL EN UCRANIA: CONSTRUYENDO LA NACIÓN FASCISTA DEL FUTURO



Este texto es altamente recomendable para todos aquellos que creen que en Ucrania no hay banderistas.

El periódico digital de Ternopil "ADD" informa de que ya ha aparecido la segunda edición del "Abecedario Insurgente", donde los protagonistas principales son"Alyarmik", "Adolfik", "Liliputin" y otros. El autor es el historiador y activista social Oleg Vitvitskiy. Él primero publicó el Abecedario en otoño del año pasado. Pero no tuvo tiempo de hacer la presentación del libro en el país, ya que primero comenzó la revolución y después llegó la guerra. El libro se agotó con rapidez, así que en la nueva edición se ha añadido una página dedicada a la "Centena del Cielo". Nuevos libros serán distribuidos a lo largo de toda Ucrania y pronto aparecerán en las librerías de la zona este del país.




El protagonista del libro es un pequeño guerrero de la UPA (Ejército Insurgente Ucraniano) llamado "Alyarmik" (del alemán "Alarm", que significa señal de peligro), quien derrota a todos sus enemigos, incluido al malvado emperador con el nombre de "Liliputin". El autor escribe:

"Puede sonar categórico, pero analizando nuestras propias búsquedas de modelos, me di cuenta de que en el campo de la formación de nuevos héroes literarios para nuestros niños, había un vacío, y pocos eran los que osaban llenarlo con inusuales formas de atrevimiento. Y exactamente en el punto de este vacío, en la frontera entre el historiador y el padre, fue cuando tuve la idea de ofrecer a los niños ucranianos a Alyarmik, un joven superhéroe trompetista de la UPA que se convierte en el personaje principal del "Alfabeto Insurgente". Por eso, como se suele decir, dejénme presentarlo. Carácter: firme, alegre y valiente. Amigo fiel y de confianza, es estudiante en la Escuela Insurgente "Los Ciervos". Interesado en deportes, geografía, historia y el mundo militar. El autor del Abecedario asegura que no es sólo para niños sino también para adultos. Cada letra ilustra una palabra relacionada con la historia de la UPA.



"Yo mismo soy aspirante a ciencias históricas, por tanto, me he acercado a este tema como historiador. La idea me vino después de estar un tiempo con niños. Observé lo que ellos miran, lo que ellos leen y les interesa, como Bob Esponja y otros dibujos. Pero no había personajes puramente ucranianos. El nombre de "Alyarmik" proviene de la juventud, cuando nosotros estábamos en los campamentos (de scouts) y había una "alarma", entonces les poníamos esos pseudónimos. Este pseudónimos significa señal de alerta, con la que Alyarmik, como trompetista de su centena, hace sonar para avisar a los insurgentes en caso de peligro. Por lo tanto, se trata de un personaje de ficción, y el libro es algo más que histórico-literario, y más literario que histórico. Hay personajes de ficción, como son los casos de Adolfik (es evidente a qué personaje está asociado), o Liliputin (también). Medvechukovich es un cruce entre Medvedchuk y Yanukovich" dice Oleg Vitvitskiy.



El autor dice que escribió un libro en forma de abecedario, dado que en las tiendas no encontró ninguna analogía interesante.

"Cuando fui a la librería para comprar un abecedario para mi hijo menor, resultó que era o una reimpresión, o de un estilo demasiado ñoño.  Como historiador y hombre público, yo no podía hacer un alfabeto solo para niños. Así que lo adapté para los temas de la política moderna. Los rebeldes de mi libro no sólo luchan contra Adolfik y Stalin, sino también contra personajes modernos, como Medvechuk o Liliputin.



¡Y mañana, un millar de nuevos "Alarmyks" irán a por la victoriosa campaña en Ucrania! El libro fue publicado en un formato simple, pero la esencia no ha cambiado. Incluso nos las arreglamos para añadir la memoria de nuestros héroes de la Centena del Cielo . El plan es que, además de Ternopil, el "Abecedario Insurgente" llegue a los niños de Ucrania del este, en todas las escuelas y bibliotecas" dijo Vitvitskiy al publicar el "Abecedario Insurgente".



Acerca de las características de Alyarmik, se inspiran de alguna manera en:

- Un miembro del partido NSDAP desde 1933, Stirlitz Standartenfuhrer, miembro de las SS (VI Departamento RSHA) con las siguientes características: "Verdadero personaje ario. Carácter - firme nórdico. Excelente atleta: quedó campeón de Berlín en tenis.".

Ahora vamos a comparar:

- Alyarmik - soldado del Ejército Insurgente Ucraniano. Verdadero ucraniano, miembro de las juventudes del OUN (de S. Bandera) desde 1942. Carácter - firme, jovial y sin miedo. Amigo fiel y de confianza, un estudiante de la Escuela Insurgente "los Ciervos". Interesado en los deportes, geografía, historia y los asuntos militares.

Por cierto, hablando del alfabeto, entre los maidanitas se difundió por internet este alfabeto para niños:



ALGUNAS LETRAS INTERESANTES

D: Devilizm= Idiotez (bandera de la República Popular de Dónetsk)

L: Lustratsia= Lustración (se refiere a la nueva ley aprobada en Ucrania)

R: Rastvo= Esclavitud (bandera de la Federación Rusa)

T: Totalitarizm= Totalitarismo (bandera de la Federación Rusa)

S: Svoboda= Libertad (bandera de Ucrania)

F: Federatsia= Federalización (se simboliza con un corazón roto, símbolo de tristeza y división)


Pero volvamos a los niños.La educación de las nuevas generaciones de seguidores de Bandera comenzó a ser tema de preocupación desde hace ya mucho tiempo. He aquí algunos ejemplos:

En primer lugar, en 1996, con la difusión de un pequeño número de copias, y luego en 2007 con la impresión de cómics de "Ucrania en la lucha." Aquí es donde se hacen comentarios al respecto, en el portal newsru.com:



En Ucrania, se produjeron cómics sobre insurgentes que lucharon desinteresadamente contra los "asesinos moscovitas".

En Ternopil (Ucrania) se celebró la presentación del comic del artista Leonid Perfetsky "Ucrania en la lucha", que describe la lucha de los soldados del Ejército Insurgente Ucraniano (UPA), contra las tropas soviéticas. En los cómics, los soldados soviéticos se muestran como feos y sedientos de sangre,  mientras que a los combatientes de UPA como héroes valientes.

 El autor de los cómics "Soldados de la  División SS "Galicia", Leonid Perfetsky, ha escrito y dibujado para ellos folletos y periódicos, producidos por el Ejército Insurgente Ucraniano. En 1953, se recolectaron y publicaron en un diario dirigido a la diáspora ucraniana en Filadelfia (EE.UU.), llamado "América", y a principios de 1970 aparecieron en la revista de la Unión de Juventudes Ucranianas denominada (Krylati) "Alados".

ANEXO: GALERÍA DE DIBUJOS DE LEONID PERFETSKY SOBRE LA UPA Y LAS "SS"








El año pasado, el departamento de la Administración del Estado regional de Ternopil  ha pedido a los editores de esta revista ayuda para publicarlo en formato de libro- cómic, según asegura "Kommersant-Ucrania".

El libro se ha publicado con una edición de 2.000 ejemplares y se transferirá al campo de las bibliotecas y a los representantes de las organizaciones públicas, informó el principal especialista del Departamento de la Familia y la Juventud de la Administración Regional de Ternopil, Yaroslav Lipovetsky. Según él, en un principio quería publicar un libro en formato para colorear, porque "está destinado principalmente a los niños." Sin embargo, esta idea fue abandonada, lo que limita la edición del texto para acercarlo a los estándares de la lengua ucraniana moderna. En los cómics se representan escenas de la historia de la UPA, y la vida de la población local durante la guerra. Entre otras cosas, el libro tiene un cómic sobre cómo "los asesinos moscovitas" matan salvajemente a los campesinos ucranianos.

La primera edición se distribuyó principalmente en las bibliotecas escolares y universitarias. Se publicaron más tarde otros 12 mil ejemplares en idioma ucraniano, luego otros10.000 en lengua rusa. La edición entera en ruso fue distribuida por todo el sureste de Ucrania. Luego hubo más reimpresiones.

En 2008, se publicó en formato de cómic infantil "Asesinato por orden de la KGB", acerca de cómo la KGB mató a Stepan Bandera. (Observe también la cara de odio en los cómics).



Fue publicado y presentado a la Unión de la Juventudes Ucranianas. De acuerdo con los desarrolladores de esta publicación, nada de humor hay en él, ya que el libro está diseñado para niños a partir de los 13 años - "Para aquellos que estén en busca de un ideal político." El libro habla de cómo la KGB llevó a cabo la caza de Stepan Bandera en Munich y describe el asesinato del nacionalista a manos del agente de la KGB Bohdan Stashinsky. "Estos cómics están disponibles mostrando la trágica muerte del héroe nacionalista ucraniano", - dice Andrey Levus, jefe del Servicio de Información de Ucrania.

Irina Fahrion, dijo una vez a una chica de la competencia escolar en Lviv: "Es necesario que Bandera llegue hasta ti, que entre en tu mundo como un pariente, como un padre, como un hermano, como algo familiar e inalienable." La declaración fue oída por los hermanos escritores Kapranovs, ardientes nacionalistas y  miembros del "Tridente" de Stepan Bandera. En 2011, una serie de fascículos para niños con "12 capítulos" sobre la vida de los prominentes líderes de Ucrania, fue publicado en libro por  los mencionados  hermanos Kapranovs y titulado "Bandera y yo".



En la obra "Bandera y yo", la historia y vida de Stepan Bandera se presentan como una investigación. Sus dos hermanos son dos estudiantes (obviamente sus imágenes patrióticas están copiadas de los hermanos Kapranovs). Frente al televisor, los chicos escuchan que alguna clase de escoria llama "fascista" a Bandera. Pero en la clase de historia de la escuela, envuelto en una tela bordada al estilo ucraniano, hay un retrato de Stepan Bandera, que habla sobre las mismas hazañas que veteranos de  la UPA, junto con representantes del partido Svoboda ("Libertad"),  explican en detalle cada año a los jóvenes ucranianos.

Y entonces los muchachos comienzan su investigación para averiguar quién era ese tal Bandera - ¿Un bandido o un héroe?

No es difícil de  adivinar, incluso sin leer el libro, la conclusión a la que llegan esos chicos que en clase de história cuelgan un retrato de Stepan Bandera.

Una alta puntación se le da a este libro aquí.

En el lanzamiento del próximo libro en línea, en la página Tsenzor.net surgió un debate: "¿Realmente se debe publicar un libro así?" Lo más revelador fue, en mi opinión, el siguiente comentario: "Tenemos que hablar a los niños en la escuela obligatoriamente sobre estos moscovitas-necrófagos. Cualquier niño tiene que saber quién es su enemigo: el Moscovita"

Pero los niños no sólo deben leer los libros correctos, tienen que cantar  tambien las canciones correctas. A Los herederos de Bandera esto también les importa mucho.

"Nacionalistas", la marcha de la juventud OUN de 2011:




Esta es la propaganda para estos niños, del "batallón de voluntarios Falcon" formado en los Cárpatos:

Los niños de Falcon gritan "¡Para los moscovitas - la muerte!" Los niños ya saben muy bien quién es su enemigo.



El objetivo final de todas estos "Abecedarios para jóvenes Banderistas", héroes de cómics sobre la UPA y los "moscovitas asesinos," y de los libros sobre el "héroe Bandera", junto con las canciones acerca de los valientes nacionalistas... Todo eso es para que aparezca una generación que odie a los rusos y a toda Rusia, y que estén dispuestos a matarlos sin compasión. Pero todo esto ya ocurrió una vez:



Allí también hubo verdaderos arios de carácter firme,  hubo trompetistas, y canciones y marchas... Y los gritos de "¡Alemania por encima de todo!"... Y hubo el odio y el deseo de matar...

Eso sí, no olvide cómo terminó todo eso ...

Fuente: http://varjag-2007.livejournal.com/6860648.html