30 oct. 2014

UNA PEQUEÑA LECCIÓN DE HISTORIA: AQUELLA VEZ QUE LOS UCRANIANOS FUERON MÁS NAZIS QUE LOS PROPIOS NAZIS




A partir de 2004. el partido neonazi ucraniano bautizado con el nombre de "Partido Social- Nacional de Ucrania" inició un proceso de "lavado de imagen" con el fin de atraer a un importante sector de la población que veía en este partido un discurso demasiado radical. Para ello modificaron su nombre por el de "Svoboda" (libertad) y trataron de cambiar su discurso tradicional por otro aparentemente más moderado... Aunque sin mucho éxito, como hemos visto tras los resultados de las últimas elecciones ucranianas. El fracaso de esta formación se debe a que han ido "a contracorriente" de lo que está siendo la tónica habitual de todas las fuerzas políticas surgidas tras el Euromaidán: un radicalismo nacionalista cada vez más feroz y exagerado, de ahí que grupos más radicales como el de Dimitri Yarosh cosecharan mejores resultados que ellos. Pero el error más garrafal ha sido negar lo que cualquier ucraniano sabe: que el origen del fascismo ucraniano va mucho más allá de la identificación con unos simples colores. 

Digamos que el nuevo discurso de Svoboda ha consistido en negar el verdadero rostro del nacionalismo de su país, el cual está relacionado directamente con el fascismo y la ocupación Nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Y es que no todos los ucranianos que colaboraron con los nazis provenían de los Banderistas de la rama radical de la OUN, identificados con la bandera rojinegra que tantas veces hemos visto durante el Maidán, sino que incluso la rama más moderada, (la OUN-M), de donde provienen los actuales colores de la bandera nacional de Ucrania, así como el famoso emblema Tryzub ("tridente") estuvieron muy, pero que muy presentes durante el idilio que mantuvieron con el Tercer Reich.


Cartel publicitario del partido ucraniano Svoboda dice: "Vencimos al fascismo, (y ahora) venceremos al estalinismo! ¡Nuestra bandera es azul y amarilla!"

Sí... Sabemos, sabemos muy bien cómo ustedes "vencieron" al fascismo... Y también sabemos cuáles son los colores de su bandera y el oscuro pasado al que están vinculados...

Empecemos esta pequeña lección de Historia. Aquí vemos a los "luchadores por la independencia" y "vencedores del nazismo" jurando bandera frente al trizub (emblema nacional ucraniano en forma de tridente)...


Bueno, sí... Y también frente a la esvástica del "enemigo fascista"... Fíjense, aparece justo al lado de los supuestos colores "más moderados" del nacionalismo ucraniano... ¡Qué cosas tiene la Historia, eh?


Hay que reconocer que, para "luchar contra el fascimo", los ucranianos utilizaban un método bastante curioso... Voluntarios de la División SS "Galitzien" posan en una calle de Lviv... Y de nuevo aparece la "bandera moderada".


¡Vaya, vaya! ¡Estos "nacionalistas que vencieron al fascismo" no paran de deparar sorpresas! Aquí tenemos a un grupo de voluntarios del batallón "Shuma"... Con la badera azul y amarilla que, según Svoboda, representa a "los nacionalistas moderados que lucharon contra el fascismo"...


 ¡Pero es que estos milicianos eran auténticos escuadrones de la muerte! Para quien no lo sepa, los Schutzmannschaft (traducible al español como "Destacamento de protección", abreviado Shuma en alemán), inicialmente llamados Hilfspolizei (HiPo), eran un batallón de policía auxiliar formado por efectivos colaboracionistas de los países ocupados por los alemanes durante la II Guerra Mundial y puestos bajo la administración militar alemana. Fueron creados para reforzar a las fuerzas ocupacionales alemanas que combatían a la resistencia local. Muchos de ellos participaron en las masacres de judíos del Este de Europa dirigidos por la Ordnungspolizei alemana. Dentro de los territorios que componían la Unión Soviética, los alemanes utilizaron voluntarios para la policía local auxiliar mucho más libremente. Estos voluntarios eran llamados Hilfswilligen, a menudo abreviado a Hiwis. Y al igual que los Schutzmannschaft (escuadrones de ayuda), generalmente reforzaban en sus operaciones a los cuerpos de policía alemanes de la Ordnungspolizei (OrPo). Con el tiempo, sus miembros se contaban por decenas de miles. Cada batallón Schutzmannschaft estaba compuesto por una fuerza de 500 hombres y un número equivalente de personal alemán en una proporción aproximada de 12 a 1. Posteriormente, cuando las bajas alemanas en el Frente del Este aumentaron alarmantemente, muchos batallones de Schutzmannschaft en Estonia, Letonia o Ucrania fueron agregados a las unidades de voluntarios de la Waffen-SS e inscritos a la SS portando sus insignias. En los territorios ocupados por los Nazis en Unión Soviética, las Schutzmannschaften se convirtieron en un componente indispensable para la ejecución en masa de judíos. En lugares tales como Zhitomir, Korosten, Kherson, Kakhovka, Uman y muchos otros por toda Ucrania, la milicia local formaron parte de los "escuadrones de la muerte". Las milicias eran pagadas por las autoridades alemanas a menudo con los fondos confiscados a los judíos. Los ucranianos eran frecuentemente utilizados para los fusilamientos de las familias judías, de modo que en Radomyshl (Radomyśl), por ejemplo, los Einsatzkommando podían limitarse al asesinato de hombres y mujeres adultos y así, el 6 de septiembre de 1941, se registró que 1.107 judíos adultos fueron fusilados al tiempo que la unidad de milicia ucraniana asistía dando muerte a 561 niños y adolescentes judíos. El 29 de diciembre de 1942, año y medio después del comienzo de la guerra con la URSS, el número de judíos ejecutados en territorio soviético con la ayuda de las Schutzmannschaften ascendía a 363.211 con las bajas de 286 Schutzmänner registrados como "muertos en acción".

Aquí tenemos a otro insigne nacionalista ucraniano (oriundo de Ternopil, para más señas) y "luchador contra el fascismo", el "shurmanführer" Eugene Pobiguschy, encargado  de  comandar al unísono al batallón "Nahtigall", la División SS "Galizien" y por supuesto, al batallón Shuma ucraniano...






¿Da miedo, eh? Pues aún no han visto nada. Ahora presten mucha atención a la siguiente foto que van a ver:

 

No es ningún fotomontaje, es una imágen de archivo real sobre un hecho histórico que realmente sucedió, exactamente el 28 de abril de 1943...¡Quién lo iba a decir! ¡La esvástica impresa en los colores de la bandera ucraniana! ¡Gloria a Ucrania! ¡Gloria a los héroes!


Sin embargo, estos maravillosos colores, de los que tanto se enorgullece el cartel de Svoboda con el que comienza este artículo, no fueron "profanados" solamente en estas fotos... ¡Ni mucho menos, oigan!

Estos son miembros de la policía ucraniana al servicio del Tercer Reich. Todos sus miembros llevaban un brazalete con los colores azul y amarillo...





Unos brazaletes que, por cierto, volverieron a ser noticia recientemente, durante la famosa masacre de Odessa...



Otros voluntarios  de la División SS Galitzien, "comprometidos con la lucha contra el fascismo"... Je, je.




Fíjese detenidamente en los símbolos... Vaya, parece que el moderado "Trizub" ha sido de nuevo mancillado por estos jóvenes voluntarios... Qué mala pata.



Y parece que aquí también ocurre tres cuartos de lo mismo... El trizub y sus colores no parecen quedar muy bien parados, no...




Aquí tenemos nada menos que un simbólico hermanamiento entre los líderes de la OUN-M (la organización de nacionalistas ucranianos más moderada, que adoptaron los colores azul y amarillo) y el régimen nazi... ¡Imagínese cómo serían los de la línea dura, los "rojinegros" de la OUN-B de Stepan Bandera!



Todas estas evidencias nos hablan de una verdad histórica que no puede ocultarse de la noche a la mañana. Nos habla de una época en la que los ucranianos se lanzaron a una sangrienta y despiadada aventura fascista... De unos oscuros tiempos en los que llegaron a ser (para desgracia de cientos de miles de personas) incluso más Nazis que los propios Nazis... Y que parece que está de regreso en la Ucrania actual. Jamás olviden esta pequeña lección de Historia, por favor. Mantengan la mirada despierta y la memoria fresca para combatir la amenaza de una locura social que augura tiempos difíciles... Buena suerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!