5 abr. 2015

Documental: Los secretos de la familia Yuschenko

Parte I





Parte II

Golpe de Estado euro-americano en Ucrania

                                 

La inauguración y la despedida de los recientes juegos olímpicos de invierno en Sochi, mostraron la belleza, la antigüedad y la vastedad de la cultura rusa. La historia europea no es concebible sin ese aporte. La potencia del pueblo vikingo de los Russ –que se extendió desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro y desde el Vistula hasta el Volga- protegió a Europa de una invasión árabe musulmana durante toda la alta Edad Media. Desde el siglo IX los rusos tenían una estructura política descentralizada que giraba en torno al Principado de Kiev.

En el siglo XIII, los rusos, con su resistencia antes de sucumbir, salvaron a Europa de ser arrollada por la Horda Dorada. Cuando los cumanos, sus vecinos del este, fueron atacados por los mongoles, los rusos acudieron en su ayuda pero fueron derrotados en la Batalla del río Kalka; sin embargo, se frenó el avance mongol por trece años. En 1237 los mongoles regresaron, quemaron ciudades rusas y tomaron a Kiev en 1240; muchos rusos fueron vasallos mongoles por tres siglos, pero el ímpetu mongol llego debilitado a Polonia y Hungría.

El vasallaje mongol fracturó la unidad rusa en torno al Principado de Kiev. Paraconsolidar los vínculos comunes, pero admitiendo evidentes divisiones, en 1253, el Papa proclamo a Danilo I como Rey de todas las Rusias (Rex Russiae), un título plural que usaron también los zares rusos. Al Principado Ruso de Kiev lo sucedieron los de Galitzia y de Volodýmyr-Volynsky, que luego se fusionaron en el principado de Halych-Volhynia.

El nombre Ucrania viene de krajina, país fronterizo y en efecto es lugar de fronteras. Se usa desde mediados del siglo XIV, cuando la presente Bielorrusia y la zona de Kiev fue invadida por Lituania y el grueso de la moderna Ucrania fue invadida por Polonia, sin llegar hasta Crimea, que era turca. Poco después, Polonia y Lituania formaron la mancomunidad Polaco-Lituana y la zona ucraniana pasó a llamarse Rutenia, forma latinizada de Rusenia.

A mediados del siglo XVI, la nobleza cosaca y los campesinos, apoyados por la iglesia ortodoxa y el gobierno moscovita, se rebelaron contra el régimen polaco, que había entregado muchas tierras a la iglesia católica que eran arrendadas a khazares judíos. En el oriente de Ucrania formó el Atamato cosaco, que se integró a Rusia con el tratado de Pereyáslav, en 1654. Esa fractura política la explotó Carlos XII de Suecia, cuando invadió Ucrania como aliado del Ataman Mazepa, pero fue derrotado en Poltava (1709) por Pedro El Grande.

Entre 1772 y 1795, Austria, Prusia y Rusia se repartieron la mancomunidad polaco-lituana y casi toda Ucrania pasó a ser rusa, con Galitzia y Bukovina al oeste, para Austria. Al caer el Zar, fue independiente y luego se unió a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. La Galitzia fue dada a Polonia y la Bukovina dividida. Después de la Segunda Guerra Mundial, Stalin anexo a Ucrania la Galitzia y la mayor parte de Bokovina. En 1954, el ucraniano Nikita Khruschev le quitó Crimea a Rusia para anexarla a Ucrania, como República Autónoma. En 1991, Ucrania se hizo miembro de la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Su constitución fue proclamada en 1996 y revisada en 2004.

La relación de Ucrania y Rusia

El pasado de Ucrania y Rusia es complejo y a la vez uniforme. Por 500 años la historia ucraniana, bielorrusa y rusa fue la misma, con Kiev como eje. Durante 300 años Ucrania estuvo sometida a Polonia y Lituania. Durante 340 años casi toda fue del Imperio ruso ydesde la II Guerra Mundial toda Ucrania fue de la URSS.

La lengua ucraniana es tan próxima al ruso como para que puedan entenderse entre ellos y el ruso predomina en Kiev, en el oeste y en el sur. La religión principal es el Cristianismo Ortodoxo (60%), le sigue una minoría católica (10%) en el occidente y un grupo musulmán (3%) en Crimea. La lista de científicos, músicos, literatos, políticos y militares de la historia rusa, no puede escribirse sin ucranianos (Eugen Slutzky, Igor Prokofiev, Nicolai Gogol, Gregory Zinoviev, Kliment Voroshilov); ni la historia ucraniana sin nombres rusos.

Ucrania tiene 46 millones de habitantes (censo 2011) sobre 603 mil km2 con siete fronteras: Bielorrusia al norte; Polonia, Eslovaquia al oeste; Hungría, Rumania y Moldavia al sur, con una costa sobre el Mar Negro; eso le da gran importancia estratégica para Rusia. También para la OTAN, si piensa atacar a Rusia.

El Golpe de Estado Euro-Americano

En 2004 Victor Yanukovych, quien fuera Gobernador de Donetsk (1997 – 2002) y Primer Ministro (2002 – 2004) de Leonid Kushma, ganó las elecciones en Ucrania, pero el desorden de la llamada “Revolución Naranja”, amplificado por una campaña de la prensa internacional –la técnica de revoluciones de color– presionó a la Corte Suprema para anular la elección y repetirla para imponer el candidato de Bruselas y Washington: Victor Yushchenko.

En 2010 Yanukovych ganó con el 49% de los votos contra el 45% de Julia Timoshenko, la primer ministro de Yushchenko. En las elecciones parlamentarias de 2012, el partido de Yanukovych gano 187 asientos contra 102 del de Timoshenko, un claro aumento de apoyo electoral. La Sra.Timoshenko años antes había sido condenada por corrupción en Rusia y lo fue de nuevo en Ucrania en un caso sobre comercio de gas y fue enviada a prisión. La prensa occidental comenzó entonces una campaña de difamación contra los tribunales ucranianos y de exaltación de Santa Julia mártir, la de la trenza aureolada.

Las nuevas elecciones presidenciales de Ucrania estaban previstas para diciembre 2014. Desde el 2013 comenzó una campaña de la prensa internacional contra Yanukovych preparando a la opinión pública internacional para un golpe de Estado. Estados Unidos “invirtió” 5 millardos de dólares en organizar y entrenar grupos para cambiar el gobierno ucraniano, según las palabras de la Secretario de Estado Adjunto para Europa del Este, Victoria Nuland, ante una reunión del Club Nacional de la prensa, auspiciada por Chevron.

Desde enero, grupos entrenados por Washington y Bruselas, invadieron violentamente Kiev, ocuparon edificios públicos y exigieron la dimisión de las autoridades legítimas, cuando faltaba menos de un año para nuevas elecciones. Según testigos, su modo operativo mostraba formación y la coordinación militar, en lo que, según Haaretz, participó personal israelí. Otros vieron como personal norteamericano, alemán y polaco dirigían las protestas, donde junto a grupos ucranianos actuaban mercenarios moldavos, turcos, afganos y árabes.

La gran prensa elogió las violencias. Altos funcionarios europeos y americanos fueron a Kiev para mostrar apoyo al alzamiento; tal como Victoria Nuland dando galletas a los revoltosos. Obama pidió la renuncia del “dictador” Yanukovych. La prensa siempre reportó desde el lado de los manifestantes; nunca del lado de la policía que sufrió muchos muertos y heridos. Los políticos de oposición ucranianos buscaron el poder sin apelar nunca a las masas, sino ante funcionarios norteamericanos y europeos; Ángela Merkel en especial. Se puede especular sobre qué pasaría si funcionarios extranjeros incitasen a ocupar con violencia oficinas públicas en Washington y a destituir a Obama. Si Yanukovych fue culpable de algo, fue de indecisión y no de violencia o terquedad. Su gobierno llegó a un acuerdo con los revoltosos, garantizados por cancilleres de la UE, que los revoltosos no cumplieron.

El momento para derrocar con un desorden artificial a un gobierno legítimo, en las fronteras de Rusia, fue obviamente calculado: los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi. Rusia hacía de anfitrión mundial y la atención del mundo se enfocaba fraterna a otro lado, como cuando durante los Juegos Olímpicos de Beijing el ejército de Georgia atacó Ossetia del Sur.

Hubo muertos y heridos, entre la policía y los manifestantes. Según el testimonio del Ministro de Relaciones Exteriores de Estonia, Urmas Paet, quien habló con la Doctora Olga Bogolomets, la médico jefe de la clínica móvil en la Plaza Maiden cuando la protesta se hizo violenta en Kiev, la doctora le mostró fotos y le dijo que ambos bandos habían sido víctimas de los mismos francotiradores; que se había usado el mismo tipo de balas. Ella añadió que lo más chocante era que el “gobierno provisional” no quería investigar lo sucedido. Cuando Paet habló sobre eso con la Jefa de Relaciones Exteriores de la UE, Catherine Ashton, ella solo dijo: Oh! Que terrible! pero no hizo nada. Ahora se acusa a Yanukovych y sus ministros de esos asesinatos.

Pareciera que Washington y Bruselas aplicaron en Ucrania –fuera del golpe militar- todas las técnicas de golpe de estado que los anglo-sajones han practicado en el Tercer Mundo desde la época napoleónica. Primero, los bancos endeudaron a Ucrania por 138 millardos (PIB 176 millardos, 2012) con pagos pendientes este año por 8 millardos, lo que limita las políticas independientes y resulta siempre en corrupción. Segundo, se apoyó financieramente a muy diferentes partidos políticos para dirigirlos hacia un objetivo político común. Tercero, se desató una campaña de prensa para desacreditar el gobierno y demonizar a sus líderes. Cuarto, se financió y se entrenó a grupos para fomentar desórdenes violentos. Quinto, se usó francotiradores para disparar contra ambos bandos y generar odio y violencia, como en Siria. Sexto, se aplicó el truco usado recientemente en Honduras y Paraguay: el Golpe Parlamentario.

En Ucrania se hizo con la invasión del Parlamento por matones armados, que causaron la fuga de la mayoría de los parlamentarios del gobierno. Luego, bajo evidente amenaza y tal vez con sobornos llevaron al resto a destituir al Presidente en una súbita sesión, sin siquiera juicio. Para el estándar democrático de la OTAN, no importa que el presidente “destituido” no haya sido nombrado por el Parlamento, sino por votación popular directa; igualmente los gobiernos de la OTAN reconocieron enseguida al ya previsto “gobierno provisional”.

El gobierno usurpador

El “gobierno provisional” puede llamarse también el Gobierno Oligarca. El Presidente es Oleksandr Turchynov, un pastor evangélico, pero quien manda es el Primer Ministro Arseniy "Yats" Yatsenyuk – un banquero judío, escogido por Victoria Nuland para ser el títere de la OTAN-.Turchov y Yatsenyuk pusieron varios oligarcas a gobernar las regiones donde el apoyo a Yanukovych es mayor. Es fácil asumir que por su potencial para sobornos políticos.

Uno de ellos es Ihor Kolomosky, un banquero, empresario metalúrgico y patrón de medios millardario, también miembro prominente de la comunidad judía ucraniana y cuyos diarios dieron una cobertura favorable a las revueltas. Se le nombró gobernador de su patria chica: Dnepropetrovsk. Putin dijo de él que es un estafador y explicó como Kolomosky había robado 2 millardos a un socio. Kolomosky es bien conocido como amigo de Julia Timoshenko, la antigua primer ministro cuya primera llamada al salir de prisión fue paraAngela Merkel.

Otro es Serhiy Taratuta, el hombre más rico de Ucrania en 2009, según Forbes, que fue nombrado gobernador de su nativa Donetsk. El 9 de marzo, ya enfrentó un alzamiento popular para reinstalar a Pavel Gubarev, el anterior gobernador; alzamientos que se repiten en otras provincias.

El clima político se pondrá peor, porque el Fondo Monetario Internacional mandó a Ucrania una “misión investigadora” la semana pasada. Las reservas de Ucrania ya habían bajado de US$17,8 millardos a 15 millardos en las últimas cuatro semanas. Después de la visita del FMI los ucranianos de todas las tendencias aprenderán lo que significa “ajuste estructural”.

La mayoría ucraniana de lengua rusa está tan furiosa con la corrupción, el desempleo y la desigualdad económica como los ucranianos del oeste; pero la gente puesta al mando por las turbas no trae un cambio revolucionario. Son las mismas caras conocidas por su corrupción y su complicidad en enriquecer a los oligarcas ucranianos. Esta vez, para servir intereses foráneos, parecen querer borrar la milenaria herencia cultural ucraniana. La inquietud en el centro y el oeste de Ucrania aumentó desde que los usurpadores anularon la ley que permitía el uso del ruso como lengua oficial en esas zonas. Es una prueba de su tendencia anti-rusa y pro- OTAN. Una prueba de su autoritarismo es la proscripción del Partido Comunista, que sacó el 13% de los votos en la última elección.

Desde su independencia, las encuestas en Ucrania muestran una gran mayoría contraria a ser parte de la OTAN, pero el gobierno “de facto” quiere ignorarlo. En su campaña electoral, Victor Yanukovych se postuló como contrario a la OTAN y su Partido de las Regiones hizo del no-alineamiento la estrategia de seguridad del país, como en Finlandia, Suecia e Irlanda.

Crimea

Crimea ya fue objeto de la ambición anglo-sajona en la Guerra de Crimea (1853 – 56) pero quedó rusa. La vasta mayoría de su población sigue siendo rusa; por ello cuando Kruschev la anexo a Ucrania, fue como República Autónoma. Después del Golpe de Estado en Kiev, el gobierno local permaneció leal a Yanukovych y rechazó los intentos de invadir Crimea con matones mercenarios y de crear una rebelión de los tártaros locales. El gobierno “de facto” comenzó entonces a hablar de una invasión rusa de la Crimea.

La prensa y los gobiernos de la OTAN quieren ignorar que Crimea es la base de la flota rusa del Mar Negro y que de acuerdo al tratado Ruso-Ucraniano de 1997, hasta el año 2040, Rusia tiene derecho a mantener allí hasta 27 mil hombres, aunque por el momento solo hay 16 mil. Lo que la gran prensa reporta como “gente en uniforme” cuidando edificios públicos son las milicias locales de autodefensa y las unidades ucranianas que permanecen fieles al Presidente Yanukovych y al Gobierno de Crimea.

El Gobierno de Crimea, confrontado a los usurpadores de Kiev que quieren ignorar sus legítimas credenciales, ha decidido consultar al pueblo sobre su futuro. Es un ejercicio de auto-determinación de impecable credencial democrática, reconocido por la ONU; aunque abusado por Estados Unidos arrancar provincias a países; desde Panamá hasta Kosovo.

La cuestión energética

El 66% del gas ruso que se exporta a la UE y Turquía (86 bcm)se hace por Ucrania, pero ésta va perdiendo importancia como red de tránsito. Hay dos nuevos gasoductos submarinos, el Gasoducto del Norte y el Gasoducto del Sur que pasan fuera de Ucrania. El Gasoducto del Norte, terminado en 2011, conecta a Rusia con Alemania por el Mar Báltico. El Gasoducto del Sur, que pasa por debajo del Mar Negro, estará listo para 2015.

El monopolio ruso Gazprom había llegado a un acuerdo con Yanukovych parabajar el precio del gas destinado a Ucrania, de US$400 por 1.000 m3 a US$268,5, desde el 2014. La política anti-rusa del gobierno usurpador no favorece la continuación de ese descuento. La deuda por gas de Ucrania con Rusia en este momento es de US$1,5 millardos.

Un maligno rizo del rizo geopolítico

Rusia no va a pedir la indulgencia o la bendición de Occidente. Alea jacta est, la suerte está echada, Crimea es una pieza perdida en el gran tablero de la OTAN. Ahora lo que hay es un problema de tres colas para los conspiradores euro–americanos: a) como salvar sus intereses económicos en Rusia (comercio UE con Rusia medio billón; EE UU 40 millardos); b) castigar a Rusia o a los autores del fracaso; c) expandir la integración europea después del choque.

Herman Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo, dijo, el primero de febrero, en la conferencia sobre seguridad de Munich: “para los europeos y americanos, las economías se basan en reglas y las sociedades en valores – esto es lo que somos, es lo que significamos para tantos y lo que juntos debemos representar para el mundo”. Palabras huecas, porque ni sus reglas ni sus valores tuvieron éxito en liberar sus países del peso de una decadencia socio-económica, política e intelectual, ni restauraron sus identidades, su moralidad o su espíritu.

La tonada que hoy cautiva el oído de los electores en Europa es el euro-escepticismo, porque ofrece una valoración de asuntos vitales para tantos europeos dejados fuera de la mesa en la cena transnacional. El “déficit democrático” es una inexorable realidad y es raro encontrar en Europa quien apoye la perspectiva sombría que pintan quienes hacen la política en Bruselas.

Hay una trampa mental convertida en un peligroso rizo del rizo geopolítico parael estilo de maniobra Euro–Atlántico, se trata del “Despertar Político Global” nutrido por Zbigniew Brzezinsky. Se le lanzó como una estrategia de EE.UU. para el Medio Oriente, pero aterrizó, como un Caballo de Troya, en la llamada Euromaidan de Kiev. Fue algo articulado por Van Rampuy en Munich: “A pesar de la geopolítica, hemos ofrecido a Ucrania una relación más cercana con la Unión Europea, con los países a su oeste… y sabemos que el tiempo está de nuestro lado. El futuro de Ucrania pertenece a la Unión Europea”.

Quienes hacen la política en Bruselas tienen sus mentes controladas por Washington y el paradigma de Brzezinsky, quien ve a Ucrania como “un reducto occidental que impida la reencarnación de la Unión Soviética, porque sin ésta Rusia cesa de ser un imperio”. El Dr. Brzezinsky, desafortunadamente, enseñó bien como odiar y temer a Rusia, pero, por suerte, su legado geopolítico es anticuado, porque el mundo moderno no soporta vivir dos conceptos opuestos al mismo tiempo: mundialismo unilateral vs diversidad del diálogo civilizado.

Conclusiones y recomendaciones

Las amenazas de Estados Unidos de sanciones económicas y de otro tipocontra Rusia en caso de auto-determinaciones en Ucrania favorables a una integración con Rusia son risibles. El poder económico de EE.UU. se desvanece y Rusia tiene suficiente músculo económico para hacer sentir sus represalias en Londres y New York. Si las cosas se calientan, China, aliada de Rusia, puede dar una mano en fundir el dólar, para disminuir las tensiones.

Rusia puede declarar inaceptable la injerencia de EE.UU. y la UE en los asuntos ucranianos, apoyar el regreso a la legalidad apoyando los partidos pro-rusos y acercándose a los partidos nacionalistas ucranianos que estarían incómodos bajo la tutela de Bruselas.

La Crimea y otras partes de Ucrania pudieran integrarse con Rusia, mientras Europa absorbe la Ucrania Occidental en bancarrota; algo como una restitución de territorios anexados desde la segunda guerra mundial.

Los rusos y los alemanes debieran recordar que –como Bismarck bien demostró- la paz europea está a salvo y la cultura europea florece cuando ambos países actúan de acuerdo.

Ginebra/Moscú 12/03/2014

- Umberto Mazzei, Doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Florencia, Italia; Director del Instituto de Relaciones Económicas Internacionales Sismondi, en Ginebra, Suiza.

- Roxanna Zigon, Master en Economía Internacional de la Universidad de Lubliana, Eslovenia; Doctorante en Relaciones Internacionales de la Escuela de Diplomacia y Relaciones Internacionales de Ginebra, Suiza.

Bibliografía: escritos y opiniones sobre el tema de Ernesto Wong Maestre, James Petras, Pepe Escobar,Joseph Kishore, Paul Craig Roberts, Eric Margolis, Finian Cunningham, William Blue, Francis Boyle, Mike Whitney, Zbigniew Brzezinsky, Vladimir Putin.




Documentos Relacionados:

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fuente: http://ensenadaderiazor.blogspot.com.es/2014/03/golpe-de-estado-euro-americano-en.html

Los “revolucionarios” del Maidán y la añoranza fascista



Por: Tito Andino Urrea
PARTE I



Con el caos reinante en Ucrania, Europa y los Estados Unidos pretenden silenciar y hacernos olvidar el trágico pasado reciente, este año se conmemora el septuagésimo aniversario del final de la segunda conflagración mundial, del triunfo de la razón contra la cosmovisión fantasmagórica del nuevo orden mundial hitleriano que pretendía implantar su ideología destructiva de nuestra civilización y llevarnos a una supuesta paz, prosperidad y evolución en un Reich que perduraría mil años.

Persiste en el presente aquellas cenizas no apagadas del odio, intolerancia y sinrazón, por la mente de los fanáticos políticos ultraderechistas ucranianos se pasea el anhelo frustrado de sus ideólogos, que inculcaban un nacionalismo tan atroz como la pseudo filosofía nazi. Sus actuales herederos anhelan y rememoran ese pasado, para ellos glorioso, que mancilla la dignidad humana y lo reemplaza por un culto que proclama el advenimiento de una cultura y raza superior, el resurgir del fascismo en su esencia más macabra, el nazismo.

Los mal llamados “revolucionarios” del Maidán  representan el germen que pretende inocular a toda la sociedad ucraniana ese virus del pasado, afortunadamente, el pueblo de Ucrania no comparte ese credo y rechaza el envenenamiento de la conciencia colectiva. Es lógico que el poder actual (Presidente  Petro Poroshenko ) que heredó de manos de un grupo ilegal, que a su vez asumió el control del país arbitrariamente, tiene la capacidad  de arrogarse ’’el sentir popular”, pero la sociedad ucraniana, inclusive la afín  a occidente, física e ideológicamente, partidaria de la incorporación a la Unión Europea, no tolera los excesos de la doctrina nazi que el auto proclamado gobierno de Kiev pregonó en sus espectrales marchas con antorchas que evocaron las obscuras noches hitlerianas y esas demostraciones continúan a vista y paciencia de la comunidad internacional.


La no intromisión y el poco interés de la mayoría de ucranianos occidentales, en los acontecimientos que provocaron el cambio de gobierno, es la regla. Los radicales extremistas de derecha, mejor conocidos como los “revolucionarios del Maidán”, entre los principales grupos cabe recordar al “Pravy Sector” (Sector Derecho) y “Svoboda” (Libertad) y otras organizaciones acólitas con fuerzas de choque, por numerosas que sean, no representan el pensamiento colectivo de las poblaciones occidentales de Ucrania, que no desearon ni remotamente que se orqueste una lucha represiva contra los habitantes de las regiones orientales de tendencia prorusa, quienes amenazados en su identidad,  producto de la estupidez política de estos pseudo “revolucionarios”, hoy proclaman la federalización o independencia de Ucrania para que sus derechos políticos, lingüísticos y territoriales sean respetados.

                                AP/ Sergei Chuzavkov

Las fuerzas armadas del país a regañadientes se han movilizado y tomado partido (miles de soldados rasos se han negado atacar a ciudadanos del este de Ucrania), no en respaldo de los fascistas ungidos a si mismos como gobierno, sino para preservar la unidad territorial del estado, la policía se ha negado en múltiples ocasiones a reprimir con armas de fuego a los partidarios del federalismo e independentistas, las poblaciones civiles locales han contenido y apaciguado a las unidades militares y policiales dispuestos a mancharse de sangre. El régimen no tuvo y sigue sin tener otra opción que no sea recurrir a sus grupos extremistas, las autoridades de Kiev reclutan grupos paramilitares neonazis para incrementar sus contingentes en la bautizada “Guardia Nacional” (Dnieper, Donbass, entre otros grupos) o en las agrupaciones del Ministerio del Interior como el Batallón Azov, famosos por ser los “hombres de negro” que hacen el trabajo sucio de represión.

Seamos claros: Sin la movilización del ‘Sector Derecho’ y otras milicias de matones armados como los ‘Patriotas de Ucrania’, las ‘Autodefensas del Maidán’, ‘Svoboda’, ‘14ª Centuria’, ‘Asamblea Social Nacionalista’ o de un grupo conocido como ‘UNA-UNSO’  (Asamblea Nacional de Ucrania adiestrada por la OTAN en el 2006 en Estonia), entre otros, que  vigilan la actuación de la policía y fuerzas armadas, el actual gobierno del Presidente Poroshenko  no existiría, como tampoco hubiese existido el gobierno títere e ilegitimo  del interino primer ministro Yatseniuk y del  ex presidente interino Turchynov; y, sin la movilización armada de los hombres de las antorchas y uniformes hitlerianos, Kiev no podría reprimir la rebeldía de las regiones orientales, sin mencionar la garantía de apoyo logístico en armas, medios financieros y humanos (mercenarios) que ofrece Estados Unidos y la Unión Europea, sin ellos el gobierno de Kiev tambalearía y los radicales de derecha continuarían fantaseando y añorando su tan codiciado sueño, su estado fascista.


Igual que ayer, hoy los “revolucionarios del Maidán” actúan como instrumento del nuevo fascismo encubierto por el complejo militar industrial, por las multinacionales y financieras globalizadoras, los nazis de Kiev son necesarios para el poder oculto en las sombras y cuando dejen de ser útiles serán rechazados y suprimidos, como uno de sus jefes, el ultranacionalista Alexader Muzychko alias 'Sashko Biliy'.

De triunfar o no, los nazis ucranianos no tienen futuro, ellos lo saben, sin embargo se empeñan en continuar el trabajo sucio, al fin y al cabo, como dicen los genetistas, la memoria atávica perdura, en este caso, un buen fascista lo es con garrote y pistola en la mano y celebrando los natalicios de sus execrables ejemplos de pureza racial de antaño.

Todo el mundo debe comprender que los Estados Unidos y la Unión Europea no defienden la integridad de Ucrania. Así como nos mintieron ayer con la cruzada por impartir la democracia en Irak, Afganistán, Libia, Siria y un largo etcétera, hoy acuden ‘patriótica’ y ‘desinteresadamente’ a socorrer Ucrania, seguramente de las “fuerzas del eje del mal”. Los globalizadores son aves de rapiña, en este caso buenos depredadores de los recursos naturales de las naciones, una vez saciada su sed de riqueza, las abandonan en “democracia”.

Foto/ AFP  El senador norteamericano John McCain en Ucrania apoyando al líder fascista de Svoboda, Oleg Tiagnibok y al Primer Ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk. 

Pero, también el mundo debe comprender que no es solo el apoderamiento de la riqueza de los estados lo que buscan las elites del poder mundial, la globalización es la meta primordial de norteamericanos y pan europeístas, mas, para conseguirlo, previamente, Rusia debe ser destruida económica, política y socialmente, imperativamente el objetivo final es aplastar a Rusia y para ello deben allanar el camino destruyendo Irán y Siria como objetivos secundarios para acorralar al oso ruso, por eso es importante Ucrania, solo así  el imperialismo conseguirá implantar su modelo unipolar. Veladamente Barak Obama ya amenazó a Rusia por la crisis ucraniana al haberse colocado del “lado equivocado de la historia”…

PARTE II

A pesar de que se pretende distanciar y diferenciar al auto proclamado régimen de Kiev de la extrema derecha, los actuales títeres en el poder son criaturas del extremismo recalcitrante que representan el Pravy Sector (Sector Derecho) y Svoboda (Libertad), entre otras agrupaciones radicales, tienen un denominador común, son organizaciones paramilitares de confesa ideología nazi-fascista, aunque la primera organización nombrada lo niega al afirmar que no son antisemitas(1).  Se declaran herederas del legado de Stepan Bandera y del Ejército Insurgente Ucraniano (UPA) de la segunda guerra mundial, colaboracionista de la ocupación nazi, siendo cómplices del asesinato de decenas de miles de verdaderos insurgentes ucranianos y soviéticos, así como participes de los pogroms y crímenes en masa de la población judía de Ucrania y Polonia, entre otras “hazañas’’ que recuerdan con jactancia en sus demenciales discursos “patrióticos”.

                                                       Retrato clásico de Stepan Bandera

Svoboda estreno nombre nuevo en 2004 para disimular su ideología nazi, años atrás desfilaba con banderas y swásticas por las ciudades ucranianas, se hacían llamar Partido Socialista Nacionalista de Ucrania para diferenciarse de sus  ídolos de antaño, el Partido Nacional Socialista Alemán (NSDAP, mejor conocidos como el Partido Nazi). (2)

La Juventud Hitleriana, perdón, el grupo juvenil del Partido Socialista-Nacionalista de Ucrania. Marcha de banderas, Leópolis 1999. Hoy se hacen llamar Svoboda (Libertad).

Estos radicales extremistas de derecha pretenden desconocer la historia de los verdaderos héroes de Ucrania, que bajo la bandera soviética entregaron por miles su vida para liberar la Europa oriental de la bota nazi, además que tomaron Berlín y dieron fin al Reich de los mil años, el Mariscal Iván Koniev comandando el Primer Frente Ucraniano se detuvo dentro de Berlín, por orden de Stalin, para que la gloria recayera en el Mariscal Zhukov (dado los tiempos que corrían, la Unión Soviética era una sola, y los diversos Frentes de las Fuerzas Armadas se componían de combatientes provenientes de todas las nacionalidades soviéticas, Así los Frentes Ucranianos estaban integradas por rusos, mayoritariamente, ucranianos, bielorrusos, georgianos, armenios, azerbaijanos, chechenios, tártaros, siberianos, etc. El Primer Frente Ucraniano fue bautizado con ese nombre en octubre de 1943 debido a que las operaciones militares tendrían que emplazarse a Ucrania para su avance hacia el oeste, la liberación total del nazismo en Ucrania se produjo en octubre de 1944, posteriormente combatió en Polonia, liberando el campo de exterminio de Auschwitz y como hemos dicho llegó  y combatió en Berlín en 1945) (3) 

Para los modernos nazis del Maidán no existieron nunca los valerosos soldados originarios de su territorio e integrados en el Primer, Segundo, Tercer y Cuarto Frente Ucraniano, los héroes de Ucrania (y de la Unión Soviética) como los Mariscales Semion Timoshenko y el  Mariscal Andrei Eremenko, por citar unos ejemplos. Para los actuales neonazis de Kiev no cuentan los casi millón y medio de soldados ucranianos que murieron combatiendo en el Ejército Rojo, desean ignorar los más de medio de millón de judíos asesinados por los Einsatzgruppen (unidades especiales de las SS que actuaban seguidamente que una población era ocupada por las fuerzas militares alemanas) bajo colaboración directa de los “patriotas” ucranianos del UPA, sin contar con millares de civiles ucranianos muertos durante la guerra (4).

Pueden el Sector Derecho y Svoboda emblemar algo digno para gloria de Ucrania? Para ellos es materia de orgullo presentarse como legatarios de los colaboracionistas de la Alemania nazi, con nostalgia añoran a su Fuhrer el “auténtico libertador de Ucrania”, según Yuri Odarchenko, gobernador de la región de Jergón(5). Los impuestos Primer Ministro Interino de Ucrania, Arseni Yatseniuk y el ex Presidente Interino, Alexandr Turchinov, a pesar de que pertenecen a otras facciones políticas, les deben su cargo a los neonazis ucranianos y cuando pueden hacerlo no dudan en enaltecer a sus héroes fascistas. En el sitio oficial del Gobierno de Ucrania, previo al  Día de la Victoria, Yatseniuk,  dijo que la represión de sus fuerzas militares contra los prorusos es una operación de castigo como las "hazañas" de los nacionalistas ucranianos del Ejército Insurgente, "Durante la operación antiterrorista que tiene lugar en la región de Donetsk, nuestros soldados muestran la misma valentía que mostraron sus abuelos en el Ejército Rojo y en la UPA". (6) El suspicaz lector podrá darse cuenta del juego, pretende este siniestro político colocar en el mismo costal a las bandas del denominado Ejército Insurgente (UPA) y equipararlas con el patriotismo de las tropas ucranianas del Ejército Rojo, poco parece saber Yatseniuk de la historia de su país o quiere confundir maliciosamente.

Arseni Yatseniuk y Oleg Tiagnibok, en el fondo retrato del General Omelianovych-Pavlenko, jefe del UVV (Ejército de Liberación Ucraniano) al servicio de la Wehrmacht.

“En 1943, la OUN de Bandera llevó a cabo una campaña de exterminio en masa de polacos y judíos, y mató a unos 70.000 civiles solo durante el verano de ese año. Aunque Bandera todavía estaba conduciendo las operaciones desde Berlín, el programa de limpieza étnica lo llevó a cabo Mykola Lebed, el jefe de Sluzhba Bespeki, la organización de la policía secreta de la OUN-B. En mayo de 1941, en un plenario de la OUN en Cracovia, la organización publicó un documento, "Lucha y acción de la OUN durante la guerra", en el que declaraba, en parte, que los "moskali, polacos y judíos son hostiles a nosotros y se les debe exterminar en esta lucha" ("moskal" es un término despectivo del argot ucraniano para referirse a los "moscovitas" o rusos)”.(7)

La UPA (por sus siglas en ruso) fue el brazo armado de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) que colaboraron de principio a fin con las fuerzas de ocupación nazi, la UPA atacaba en la retaguardia de los soldados soviéticos (tropas ucranianas incluidas), operaron contra los partisanos y la resistencia polaca, no debemos olvidar que la UPA colaboró activamente en las ejecuciones en masa y limpieza étnica contra poblaciones rusas, polacas, judías  y por supuesto contra los ucranianos soviéticos y posteriormente repostaron en el Ejército de Liberación Ucraniano (UVV) a las ordenes exclusivas del nazismo alemán y en las infames SS hitlerianas bajo bandera ucraniana de la división ‘Galitzia’ y en otras unidades policiales de las SS ucranianas que se llenaron de ‘’gloria’’ masacrando a la resistencia comunista de Galitzia y acabando con los rebeldes antinazis de Eslovaquia y Polonia, en Eslovenia se dedicaron a capturar y eliminar a los partisanos de Tito, combatieron en Francia contra la Resistencia Francesa y luego a la Resistencia holandesa en los Países Bajos.

Ceremonia de juramento del UVV. Donbass, septiembre de 1942, a la derecha actual símbolo de Svoboda, los tres dedos extendidos significan el juramento de fidelidad a las fuerzas armadas alemanas en la segunda guerra mundial.

Izquierda, Gen.Omelianovych-Pavlenko; en el centro, uniforme alemán del UVV; a la derecha, insignia distintiva de la Unidad.

Unos estupendos palmares para orgullo del fascismo, pero para sus victimas no fueron más que la embestida fanática de un grupo de traidores que quisieron equipararse a sus amos arios nazis para solicitar algo que sabían les seria denegado, una Ucrania independiente. Quién puede olvidar a los demonios vestidos con los uniformes negros de la calavera, cancerberos de los campos de concentración, otro motivo de orgullo para los “revolucionarios” del Maidán, ucranianos fascistas reclutados como guardianes y torturadores de los campos de la muerte, Treblinka y Sobibor destacan en sus hojas de servicio como principales destinos. (8)

Los demonios están de vuelta en Odessa, más de cuarenta partidarios del federalismo en Ucrania fueron cobardemente acorralados, acribillados a mansalva e incinerados en la Casa de los Sindicatos. Sin poder ocultar el crimen, el propio Ministerio del Interior de Ucrania, reconoció que esta matanza fue perpetrada por ultranacionalistas del Sector Derecho(9), Irina Farion, miembro de Svoboda, no ocultó su regocijo: “Bravo, Odessa. (...) Que los demonios se quemen en el infierno”.(10)

Las añoranzas de los “revolucionarios del Maidán” perduran en su mentes y almas, evocan un pasado cercano, en la misma Odessa, cuando sus siniestros antepasados del ejército insurgente ucraniano (UPA) acogieron a los invasores nazis en octubre de 1941, no olvidéis nunca, amable lector, el Holocausto de Odessa, allí, donde hace pocos meses los modernos fascistas prendieron fuego a seres humanos, hace algo más de setenta años, esos mismos fascistas fueron cómplices de la limpieza étnica y ejecuciones en masa de decenas de miles de personas de esa región, solo en la ciudad de Odessa los nazis ejecutaron y quemaron vivas a 28.000 personas, la mayoría de ellos habitantes locales judíos, afirma la comunidad hebrea de esa ciudad, los hechos pueden ser corroborados, en el 2007 Kiev anunciaba el hallazgo de una fosa común con los restos de alrededor de cinco mil judíos ejecutados en la región de Odessa y otras fosas comunes que se sabe existen todavía no son encontradas.(11)

Kiev, a manera de disculpa de la reciente masacre en Odessa a bala y fuego del 2 de mayo, afirma que todo se originó por una gresca entre barras bravas de fútbol y que los ultras persiguieron a los simpatizantes del otro equipo …!!! (12). Este triste comentario nos trae a la memoria en la misma Ucrania la ejecución por parte de los nazis de los jugadores del equipo de fútbol ucraniano, “FC Star”, quienes se negaron a dejarse ganar por los ocupantes, estos valerosos deportistas, al contrario de los pseudo “revolucionarios del Maidán”, eran auténticos patriotas ucranianos, aunque también obligados a guardar silencio por el stalinismo, una placa conmemorativa en el estadio Zenit reza “A los jugadores que murieron con la frente en alto ante el invasor nazi”.(13)

Juramento del segundo contingente del Svoboda reclutados por el Ministerio del Interior Ucraniano para el batallón "Azov" en 2014. Su bandera los delata como miembros de Svoboda

Podríamos continuar estos relatos, pero no es el tema central de este articulo, además todas las “hazañas” del fascismo ucraniano en la segunda guerra mundial se encuentran perfectamente documentadas, accesible para todo público, solamente traemos estos ecos del pasado reciente para concienciar en el lector sobre quienes ostentan el poder en Ucrania y el paralelismo entre esas atrocidades y lo que puede y sucede nuevamente en estos días. Ya lo gritan los paramilitares de Svoboda y Pravy Sector, “fuera los judíos, muerte a los rusos, homosexuales y extranjeros indeseables”, limpieza étnica pura y simple. Son los mismos actores políticos de 1941 pero con nuevos patrones  que aplican la misma política del odio racial y el rechazo a otras culturas. Esa es su única y exclusiva carta de presentación.

Pero, al igual que en la guerra mundial, en el presente tendrán el mismo destino por colaboracionistas: humillados y menospreciados por sus patrones nazis, seguirán haciendo el juego del nuevo orden mundial proclamado por George W. Bush, serán prescindibles cuando ya no se los necesite, al igual que sus abuelos que jamás tuvieron posibilidad de ser vistos como iguales a la raza superior germánica de Himmler y sus SS, tampoco recibirán los “revolucionarios” del Maidán el estimulo de acariciar el poder legal de la nación, pues sus nuevos amos no quieren naciones-estados libres sino el vasallaje político-económico global.


La primera insignia es el distintivo del Batallón Azov del Ministerio del Interior de Ucrania, en el centro y a la derecha encontramos la fuente de inspiración para los símbolos de las unidades fascistas ucranianas de la actualidad

----------------------------
FUENTE:
  
(1)  Así lo expresaron al embajador de Israel en Ucrania el 26 de febrero del 2014.- Pravy Sektor visita embajada de “Israel” y apoya a los wahabitas del Cáucaso.- http://adversariometapolitico.wordpress.com/2014/02/28/pravy-sektor-visita-embajada-de-israel-y-apoya-a-los-wahabitas-del-caucaso/
(2) En 2003 el Partido  Socialista Nacionalista de Ucrania cambiaron la esvástica por otro símbolo similar y en 2004 ante el rechazo popular e internacional, pasaron a denominarse Svoboda.(Libertad).
(3) Herida abierta de la historia: ¿Quién liberó la 'fábrica de la muerte' de Auschwitz?.- RT, 27 enero 2015. “Según documentos desclasificados, a principios de 1943 el 64,6% del personal de las divisiones de fusileros soviéticos eran rusos, el 11,8% eran ucranianos. En 1944, cuando la mayor parte de la República Socialista Soviética de Ucrania fue liberada, el porcentaje cambió un poco: había un 58,3% de rusos y un 22,2% de ucranianos. En general, si hablamos de las bajas entre diferentes nacionalidades, se trata del 66,4% de rusos y un 15,9% de ucranianos”. http://actualidad.rt.com/opinion/yulia-tarasenkova/164523-polemica-liberar-campo-auschwitz 
(4) Кривошеев Г. Ф., Россия и СССР в войнах XX века: потери вооруженных сил. Статистическое исследование (Krivosheev G. F., Rusia y la URSS en las guerras del siglo XX: pérdidas de las fuerzas armadas. Un estudio estadístico). 
(5) Gobernador ucraniano llama "libertador" a Hitler.- Red Voltaire, 11 de mayo de 2014.- http://www.voltairenet.org/article183727.html 
(6) http://www.elclarin.cl/web/noticias/breves/11505-cambio-ruso-sobre-ucrania.html
(7) Potencias occidentales respaldan golpe neonazi en Ucrania.- equipo de investigación de EIR.- http://larouchepub.com/spanish/pdfs/2014/0210-ukraine-nazi-coup.pdf 
(8) Las actividades de las unidades SS ucranianas en territorio europeo están bastamente documentas. Algunas lecturas recomendadas:
-  ‘’Rompiendo las cadenas. La División Ucraniana de las Waffen SS’’, autor Carlos Caballero Jurado.
-  14ª División de Granaderos SS. Wikipedia
- 14ª División SS Ucraniana “Galitzia”. http://www.eurasia1945.com/las-ss/waffe-ss/14a-division-ss-ucraniana-galitzia/ 
  Sobre las actividades del Ejercito Insurgente Ucraniano se puede consultar:
-   http://www.eurasia1945.com/protagonistas/ejercitos/ejercito-insurgente-ucraniano/
-  Polonia acusa de genocidio al Ejército Insurgente Ucraniano.-  http://spanish.ruvr.ru/2013_06_23/Polonia-acusa-de-genocidio-al-Ejercito-Insurgente-Ucraniano-4363/
(9) «Ucrania: 46 personas mueren en Odesa en un edificio incendiado por el Sector Derecho». Rusia Today, 3 de mayo de 2014. 
(10) Tomado del perfil de Facebook de Iryna Farion 
(11) Hallan en Ucrania una fosa común con los cadáveres de varios miles de judíos.-   http://www.elmundo.es/elmundo/2007/06/05/internacional/1181054503.html
Sobre la limpieza y matanzas étnicas en Odessa existe abundante documentación, pruebas y testimonios. Otras lecturas recomendadas sobre Odessa:
-    Las galerías subterráneas que albergaron a la guerrilla soviética durante la ocupación nazi de Odessa.-  
-    http://www.culturabolchevique.com/2013/03/las-galerias-subterraneas-que.html
- Explorando el Doloroso Pasado de Odesa, Apr 7, 2012.-  http://www.peaceboat.org/espanol/?page=view&nr=197&type=20&menu=64
(12) Las masacres en Odesa dan el tiro de gracia a la unidad de Ucrania.- Red Voltaire, 13 de mayo 2014.-   http://www.voltairenet.org/article183745.html
(13)  Segunda Guerra Mundial: Nazis ejecutan a jugadores de fútbol ucranianos que se negaron a perder un partido contra los ocupantes.-    http://www.grupotortuga.com/Segunda-Guerra-Mundial-Nazis.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fuente:  http://www.detectivesdeguerra.com/2015/01/los-revolucionarios-del-maidan-y-la.html