1 jun. 2014

LOS PUEBLOS DE LAS REPÚBLICAS POPULARES DE DONETSK Y LUGANSK, SE DIRIGEN A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL





Nosotros, los pueblos de la República Popular de Dónetsk y República Popular de Lugansk, recurrimos a la comunidad internacional en un momento crítico para pedir ayuda inmediata y la reacción adecuada a los acontecimientos en nuestra tierra - dada la amenaza inminente de nuestra eliminación por los nazis y fascistas empleados por el régimen ucraniano.



Afirmamos que nuestro único deseo es la vida de acuerdo con nuestras tradiciones y fundaciones, la cultura y las costumbres, en las relaciones de vecindad pacíficas y buenas relaciones con todas las naciones, pueblos y Estados que no son hostiles hacia nosotros. Intrínsecamente nuestra gente es muy trabajadora y creativa , pero aún así tienen que tomar las armas para proteger sus vidas y su futuro , ya que no les dejan otra opción . Nunca hemos mostrado agresividad hacia ningún país o nación, ni hemos buscado la expansión o adquisición de tierras extranjeras. Pero cuando se trata de nuestra tierra y nuestras familias , nos hemos mantenido y nos mantendremos por ellos hasta el final. Ya hemos visto esto en la historia. Lo vimos durante la II Guerra Mundial, cuando las hordas de invasores fascistas atacaron nuestra tierra pacífica. A expensas de un inmenso número de víctimas y los esfuerzos colosales de la Unión Soviética , en alianza con los demás países que se alinearon en la defensa de la paz en el mundo para superar al fascismo de Hitler que había traído dolor y derramamiento de sangre a nuestras tierras . Y ahora, después de más de 70 años, la plaga del fascismo está creciendo de nuevo. No hay necesidad de citar innumerables actos evidentes donde la esencia del fascismo nos la encontramos hoy en día en Ucrania. Kiev , Odessa, Khmelnitskiy , Slavyansk , Kramatorsk , Donetsk y muchas otras ciudades y pueblos están sangrando hoy con la sangre de nuestros civiles , que son culpables sólo porque han mantenido una postura contraria a la política inhumana implementada por parte de las autoproclamadas autoridades ucranianas, las cuales llegaron al poder por medios violentos.



Hoy no tenemos más opción que morir negándonos a la rendición frente a los inhumanos fascistas, o unirnos en la defensa de nuestras vidas y las vidas de nuestras mujeres , niños y ancianos, y por ello elegimos la lucha. Pero somos conscientes de que nuestra lucha , no importa qué tan bien preparados estemos , será más amarga sin la ayuda de la Comunidad Internacional, la cual debe colocarse como protectora de la paz en la Tierra.



Según la información que hemos recibido de fuentes confiables , las autoridades ucranianas actuales junto con los EE.UU. se están preparando ahora para la masiva operación de exterminio étnico en nuestra tierra. No tendrán piedad con las mujeres y los niños. Este escenario fascista está previsto para el futuro más cercano. Nosotros, el pueblo de la República Popular de Donetsk y República Popular de Lugansk , estamos listos para enfrentarnos al enemigo que trae la muerte a nosotros y a nuestros hijos . Pero esperamos sinceramente que la Comunidad Internacional no va a echarse a un lado y va a reaccionar a nuestra petición de ayuda , ya que es más que evidente que el monstruo fascista que se encoge de hombros y nos golpea hoy irá aún más lejos mañana, alimentado y dirigido por los EE.UU. Entonces el mundo se encontrará en el umbral de una nueva guerra mundial. Al mismo tiempo , ciertamente, no identificamos los gobiernos de los EE.UU. y algunos de sus aliados europeos con los pueblos de América y Europa.



También expresamos la esperanza de que las fuerzas y los individuos que son responsables de incitar las luchas étnicas entre los eslavos por medio de manipulaciones, provocaciones, instigaciones y acciones directas , incluyendo el patrocinio a quienes respaldan a las organizaciones extremistas nacionalistas, cuyo objetivo es atacar militar, económica, informativa y genéticamente a nuestro pueblo, sean plenamente conscientes de que, inevitablemente, tendrán un castigo justo, proporcional a la escala de sus atrocidades y crímenes de guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!