2 jul. 2014

PARAR LA GUERRA EN UCRANIA: ¡MISIÓN IMPOSIBLE!




El "plan de paz del presidente Poroshenko" no ha conseguido ya ningún efecto visible. Los combates continúan, aunque con menos fervor que antes. El plan tenía una serie de deficiencias fatales.

El "alto al fuego" resultó ser una acción de relaciones públicas. El ejército ucraniano propuso detener el fuego de manera unilateral. Pero el fuego de réplica estaba permitido. Sin embargo, resulta imposible constatar cuál de los fuegos es "el de réplica",  por lo que no hubo ninguna tregua en la práctica. Los ataques deberían haber sido prohibidos y las fuerzas tuvieron que haberse rerirado de sus posiciones. Pero eso nunca ocurrió.

El gobernador de Dnepropetrovsk, Kolomoysky, se negó a cumplir la orden del presidente ucraniano instando a un alto al fuego. Más aún, decidió armar a las hordas de neonazis que están a su disposición.

Nadie quiso conciliar una tregua con el sudeste de Ucrania, ese es el motivo por el que no lo están respetando. No se estan produciendo las condiciones para un alto al fuego.

El "plan de paz" de Poroshenko fue proyectado en un tono más suave que en su discurso inaugural. Todos los residentes de Donbass fueron declarados "criminales". A algunos de ellos se les propuso obtener la "amnistía" (la organización de "campos de filtración"). A los militantes se les prometió ser " perdonados" si se entregaban ahora. Sin embargo, prometer no significa perdonar.

Cambios institucionales: Poroshenko promete "descentralización" para el Donbass. Pero hay muchos malentendidos en este proyecto. Por ejemplo, la devolución de las funciones de gestión delegadas al sudeste no están incluídas. La capacidad para formar el propio presupuesto de la región, únicamente es mencionada en el proyecto de Poroshenko. Si hubiera un verdadero deseo de negociación, el presidente no habría hecho la promesa, sino que directamente habría adoptado semejantes leyes para el sudeste.

El proyecto del Presidente ha caducado. Hasta tres referéndums para la independencia de la región ya han tenido lugar en el país. E incluso aquellas regiones que oficialmente están en contra de la federalización, apenas están obedeciendo a la autoridad central de Kiev.

El diálogo: El hecho más decisivo es que el plan no contempla el diálogo. Es razonable mantener conversaciones con aquellos que toman las decisiones en el sudeste (las fuerzas de autodefensa). Pero ellos han sido declarados como "separatistas" y "terroristas". Asi que no hay planeado ningún diálogo.

En resumen: Por este camino, la consumación de un alto al fuego en relación con el sudeste de Ucrania se hace imposible. La guerra civil en Ucrania no ha hecho más que empezar... Incluso si fuera posible pacificar el Donbáss, el rápido deterioro de la situación socio- económica incitaría a la desestabilización del resto de las regiones de Ucrania. La población posee gran cantidad de armas y las barreras morales fueron destruidas gracias a la labor de los medios de comunicación ucranianos. Nosotros solamente podemos esperar más conflictos sangrientos

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!