19 ago. 2014

SE CUMPLE UN MES DEL DERRIBO DEL DEL MALAYSIA AURLINES MH17 SIN QUE KIEV, EEUU O LA OTAN HAYAN PRESENTADO UNA SOLA PRUEBA DE LA RESPONSABILIDAD DE RUSIA O DE LAS MILICIAS


(Por Juan Aguilar*) Se cumple un mes del derribo del avión de Malaya Airlines MH17. Como los lectores han podido comprobar, tras una campaña sofocante los días siguientes a la tragedia culpabilizando a Rusia o a las milicias prorusas de la muerte de casi 300 personas inocentes, el suceso ya ha desaparecido de los noticiarios y de la prensa occidental sin que las autoridades ucranianas, responsables del espacio aéreo por donde circulaba el avión, o EEUU y la OTAN, hayan presentado una sola prueba –NI UNA SOLA- sobre las causas del derribo del vuelo MH17 y de  quiénes son los responsables de la catástrofe.
Tras un mes y el manto de silencio que ahora rodea al caso, está muy claro que un conocimiento veraz de la tragedia del vuelo Malaysia Airlines MH17 nunca fue el objetivo de Washington, Londres y Bruselas. Citando acusaciones sin fundamento, Occidente se ha dedicado a aprobar una serie de sanciones contra Rusia, instrumentalizando la tragedia para justificar un mayor apoyo militar a las fuerzas militares de Kiev, que libran una guerra total en contra de su propia población. Es evidente que el objetivo era explotar la catástrofe aérea el mayor tiempo posible, antes de que la verdad comenzara a desvelarse y cuando esa verdad empezó a emerger, el MH17 desapareció de la conciencia colectiva de la población.
Sin duda, los hechos que rodean el desastre fueron manipulados por Washington, Londres, y las acusaciones iniciales sin fundamento de Bruselas, con la intención de sancionar a Rusia y apuntalar al régimen golpista en Kiev. Pero incluso ya entre los propios investigadores de Occidente la versión de la culpabilidad de Rusia arroja serias dudas.
En una entrevista con CBC News de CanadáMichael Bociurkiw, un monitor ucraniano-canadiense de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) dijo haber visto lo que parecía agujeros de ametralladora en el fuselaje y no hay evidencias de lo que pudiera ser un misil. Mientras Bociurkiw admite que carece de entrenamiento para discernir lo que realmente pudo haber derribado MH17, su testimonio es importante porque pone en duda la “certeza” fingida que Occidente utilizó para aprobar las sanciones y justificar la ayuda militar a Kiev. Occidente ha fracasado por completo en proporcionar evidencia alguna que expliquen las observaciones de Bociurkiw, o cualquier otro aspecto de su “historia oficial”, repetida hasta la saciedad por las cacatúas de la prensa occidental. Pero sobre todo, las observaciones de Bociurkiw corroboran algunos aspectos de la refutación que realizó Rusia a las acusaciones de Occidente.
Por su parte, Rusia divulgó la información del radar y las imágenes de satélite que contradecían las acusaciones de OccidenteLos datos rusos también indicarían la presencia de al menos un avión militar ucraniano en las inmediaciones del MH17 antes de ser derribado. El SU-25 o SU-27 poseen un cañón de 30 mm que podría ocasionar losdaños observados por Bociurkiw. Aunque lejos de ser concluyente, es una explicación mucho más razonable para explicar lo que pasó con el MH17, basado en evidencias físicas, frente a las “historietas” difundidas por Occidente.
Además de Bociurkiw, hay muchos otros testigos y expertos que han sugerido que un cañón de 30 mm de un SU-25 disparó contra el MH17. Pero EEUU inicialmente puso excesivo énfasis en que un misil tierra-aire derribó el avión y descartaron otras posibilidades.
Al igual que Occidente había intentado lanzar una guerra contra Siria sobre la base de un sospechoso ataque con gases que afectó presumiblemente a miles de personas en las afueras de Damasco, ahora buscaba castigar a Rusia económicamente y llevar a sus fronteras una guerra que debilite el poder de Moscú. Más tarde se confirmó que el ataque con gas sarín en Damasco fue obra de los grupos armados por la propia OTAN. Ya sabemos cuál fue el final de la historia…
Una vez más, Occidente aprovechó la tragedia para imponer medidas contra Rusia que de otro modo eran injustificables e indeseables. Las sanciones europeas contra Rusia habían fracasado en los días previos al derribo del MH17, pero a raíz de la catástrofe, fueron aprobadas con facilidad. Pero EEUU sabe que a medida que avance el conocimiento de lo ocurrido con el MH17 se convertirá en un inconveniente para sus intereses. Por eso seguirá utilizando el recuerdo de las vidas que se perdieron en la tragedia para seguir culpando a Rusia y al Este de Ucrania como despiadados e indiferentes al sufrimiento de vidas inocentes. Por eso,  todas las promesas que Occidente hizo en cuanto a la búsqueda de la verdad de la tragedia del MH17 se van quedando en el olvido.
Los primeros informes de las cajas negras o como seguir en la confusión
La CBS News filtró los primeros datos sobre los resultados obtenidos de las cajas negras del MH17. Estos decían que "los hallazgos de la caja negra son consistentes con la  explosión de un misil”, pero se negaron a aclarar el origen de la información. CBS informó simplemente que los datos eran compatibles con una "descompresión explosiva masiva". Eso es todo. Nada más. 
Sin embargo, esta "descompresión explosiva" habría sucedido igualmente con cohetes aire-aire y proyectiles de cañón de un SU-25 o un SU-27,  el avión se habría despresurizado al ser perforado por las balas en vez de por metralla. ¿Por qué ese informador (desconocido) asume que el avión había sido alcanzado por la metralla de un misil, en lugar de por el granizo de balas disparadas por ametralladoras desde un caza que volaba junto a él? Tal vez porque Gran Bretaña es un aliado del gobierno golpista ucraniano y sabe que los rebeldes no tienen aviones y por lo tanto no pueden disparar a 33.000 pies de altura, para impactar directamente en la cabina del piloto del avión de Malasia, porque eso es lo que en realidad vemos en los restos del avión.
Sólo los idiotas confiarían en Gran Bretaña para interpretar las cajas negras y determinar qué y quién derribó ese avión. Pero, afortunadamente, las evidencias físicas en el suelo de Ucrania fueron fotografiadas muy rápidamente por gente de la zona y subidas a Internet, a veces antes de que los combatientes y ningún gobierno fueran capaces de manipular los restos. 
El 30 de julio, el piloto de Lufthansa e historiador Peter Haisenko emitieron su "Análisis de impacto de 'balazos' en el Malasia MH17". La foto de la pieza más importante en relación con este evento muestra el panel lateral izquierdo de la cabina donde el piloto del avión derribado estaba sentado.
Aquí vemos el panel lateral insertado de nuevo en su avión, para que se pueda ver exactamente qué y dónde estaba esta pieza en el avión. Es evidente que se disparó apuntando directamente hacia el piloto del avión. Un misil tierra-aire disparado desde 33.000 pies por debajo no parece plausible que impacte precisamente donde el piloto se sienta. Pero si es factible desde un avión de caza que está escoltando el avión de pasajeros en la zona de conflicto. Así, lo que se ve en los restos es 100% compatible con proyectiles que van en ambas direcciones (entrada y salida), es decir balas en vez de metralla.


Haisenko examinó muchas fotos de esta tragedia, y no vio nada como la concentración de losproyectiles que se centran en la cabina del piloto. Su dictamen es claro: "Este avión no fue impactado por un misil en la parte central". Haisenko es un piloto de línea aérea retirado, él sabe cómo es un misil y como su metralla se extiende sobre un área amplia de la superficie del avión en dirección de entrada siempre, la metralla pulverizada de un misil sobre un plano no es bi-direccional. Aquí está una foto de un plano tal que fue alcanzado por la metralla de misiles en Irak.



También hay que recordar como la BBC informó el 17 de julio que el “Servicio de seguridadSBU de Ucrania ha confiscado las grabaciones de las conversaciones entre los oficiales de control del tráfico aéreo de Ucrania y la tripulación del avión derribado, así lo señaló una fuente en Kiev a la agencia de noticias Interfax". ¿Por qué no se han hecho público esos datos? Sin embargo, la BBC posteriormente retiró su artículo de la web, como parte de la limpieza de las cosas que los administradores consideraron inapropiadas para que las supieran los lectores. No es sólo el Gobierno de Ucrania el que elimina retrospectivamente lo que el público no debe ver (como los registros en el radar).
Algunos lectores han objetado que es difícil de derribar un avión por fuego-aire-aire señalando que hay que tener en cuenta las maniobras evasivas del otro avión. Este es un punto válido…  si el avión apuntado es otro avión de combate. Sin embargo, si el objetivo del avión no es militar, y si al piloto del objetivo se le ha dado a entender que los aviones de combate que lo acompañan son amigos, es un blanco fácil y los cazas pueden alinearse exactamente donde deban estar para coordinar un ataque.
Un ex miembro de la propia USAF y actual ingeniero de Boeing, Raymond Blohm, señalaba recientemente:  "Con la vectorización adecuada, un Su-25 no tiene que ser tan rápido como un Boeing 777 en velocidad de crucero. Sólo tiene que llegar a una posición que permita el lanzamiento de los misiles. Desde el 777 no se estaba maniobrando, sería fácil comprobar y  calcular como un avión de caza puede entrar  en un punto por debajo de un Boeing 777, y disparar un misil con la velocidad y altitud suficiente para hacer blanco (El R -60 es un misil muy capaz.). Después de que el misil impacte en un motor, un SU-25 de combate puede mostrar el poder de su cañón".
También se ha informado estos días que los resultados preliminares de la investigación sobre la caída del Boeing malasio en el Este de Ucrania se publicarán a principios de septiembre e incluirán datos de los registradores de vuelo, conversaciones entre controladores aéreos, imágenes de satélite y otra información concerniente al vuelo MH17, según un representante delConsejo de Seguridad de Países Bajos (DSB, por sus siglas en holandés), la entidad que encabeza la investigación bajo los auspicios de la Organización de la Aviación Civil Internacional(OACI). Las normas de la OACI prevén la publicación de los primeros resultados de una catástrofe aérea en el periodo de un mes tras el siniestro. Sin embargo, en el caso del Boeing malasio fue hecha una excepción debido a “las dificultades que tuvieron los expertos internacionales para acceder al lugar de la caída del avión”. Tras la publicación del informe preliminar, el Consejo de Seguridad de Países Bajos procederá a redactar el documento definitivo. Esta tarea, según fuentes de la institución, “llevará a los especialistas meses”. Desde la sede del DSB subrayan que “Su labor consiste en dar con la causa de la tragedia sin responsabilizar a nadie”. Largo nos lo fían los investigadores holandeses (país OTAN, no lo olvidemos).
Como dice Pepe Escobar, “las cajas negras, los registradores de datos, todo lo del MH17 está flotando en un vacío negro. Los británicos siguen analizando los datos y si ya lo han hecho, siguen callados”. El Pentágono, con satélites sobre Ucrania, sabe lo que pasó. La Inteligencia rusa no sólo sabe lo que pasó, sino que ofreció pruebas en una presentación oficial obviada por  "Occidente". Los mejores análisis técnicos señalan que no fue un "misil de Putin" -un BUK- sino la combinación de un misil aire-aire R-60 y disparos de cañón de un Su-25 o SU-27.
El responsable último, no lo olvidemos…
Lo decisivo en esta tragedia no es quién en la parte inferior del escalafón o quien en la parte inferior de la jerarquía del poder en Ucrania ejecutara u ordenara ejecutar el derribo del MH17, no es lo decisivo si lo hicieron soldados ucranianos con un misil BUK o aviadores desde cazas en el cielo. Incluso no es decisivo si fue un hecho intencionado o bien fue un disparo por “error”. Sobre todo esas posibilidades hay una realidad más profunda e indiscutible en la cadena de responsabilidades. Y esa cadena de responsabilidades acaba en un punto: el “Premio Nobel de la Paz” Barack Obama. Lo afirmamos tajantemente: El presidente de los Estados Unidos de América es el responsable último del derribo del avión de pasajeros de Malasia Airlines.
Sí, Obama es la única persona que debe ser considerada responsable último. Obama es quien propone la campaña de limpieza étnica que se está produciendo en el sureste de Ucrania para deshacerse de las personas que viven en las áreas que abrumadoramente eligieron como Presidente de Ucrania en 2010 a Yanukovich, el hombre a quien en febrero de 2014 derrocaron con un golpe de Estado planificado desde la embajada de EEUU en Kiev. Obama es quien crea las condiciones para la guerra civil en Ucrania. Obama es el que busca provocar a Rusia llevando las fronteras de la OTAN hasta las mismas narices del Kremlin.
Obama seguiría siendo responsable aunque algún sistema de misiles Buk hubiera sido disparado por los rebeldes para protegerse y proteger a sus familias de ser bombardeados por aviones del gobierno de Kiev. Incluso si ese fuera el caso, la acción de los rebeldes sería puramente defensiva después de semanas de bombardeos sobre la población civil de Donbass.
Pero es que lo que muestran los indicios y los datos hasta ahora conocidos Y CONTRASTABLES es que el gobierno de Kiev intencionadamente llevó el vuelo MH17 hacia el teatro de operaciones bélicas del Este de Ucrania y allí lo derribóEso no fue un error inocentefue un enorme crimen de guerra deliberado y planificado como tal. E insistimos, si los rebeldes hubieran cometido un error trágico, al caer en una trampa en la que el gobierno de Kiev les metió “escoltando” al avión de Malasia en la zona de guerra con uno o dos cazas, entonces ¿quién es el culpable real? Todos los que tenemos algo de criterio crítico rogamos que dejen de insultar a nuestra inteligencia.
Si la UE fuera algo más que una covacha de vendepatrias y títeres de una potencia extranjera, debería aprobar sanciones contra Estados Unidos, pero la propia UE está tan podrida como los EE.UU. En lugar de ello, la UE se ha unido a las sanciones de Obama contra Rusia. ¿Es EEUU  el tipo de modelo social y político que la UE desea copiar? Si es así, debemos acabar con ella, porque entonces la castuza de Bruselas solo estaría buscando seguir el camino de los EE.UU., un camino lleno de vergüenza y de sangre.
Insistimos, al final de la cadena de causas y responsabilidades, no importa cómo se mire esto, la culpa es clara y contundentemente de Barack Obamapor su injerencia en Ucrania, por impulsar un golpe de Estado, por lanzar una limpieza étnica en el Este de Ucrania ejecutada por sus lacayos y, finalmente,  por su continuo apoyo a esos malditospsicópatas de Kiev.
Barack Obama tiene las manos manchadas de sangre inocente. Y las víctimas de la catástrofe del MH-17 son sólo una pequeña parte de esa sangre… Pero hasta ahora las sanciones han caído sobre Rusia y Vladimir Putin. Pero citando a un político norteamericano, Thomas Jefferson, “El hombre que no teme a las verdades, nada debe temer a las mentiras”. Y ese hombre es Vladimir Putin. Obama, se te acaba el tiempo y lo que representas…
*Director de Elespiadigital

Fuente: http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/6543-se-cumple-un-mes-del-derribo-del-malasya-airlines-mh17-sin-que-kiev-eeuu-o-la-otan-hayan-presentado-una-sola-prueba-de-la-responsabilidad-de-rusia-o-de-las-milicias



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!