26 ene. 2015

¡¡LOS INICIOS, LOS MOTIVOS, RECORDEMOS!!! - PRIMAVERA 2014

                                             

En la primavera de 2014: Nunca debemos olvidar a la gente de Donbass que trató de evitar el derramamiento de sangre parando tanques ucranianos sólo con sus mismas manos desnudas. Occidente se quedó en silencio y escondió estos hechos heroicos de civiles ahora la mayoría muertos. Es más, los líderes de occidente alentaron a Kiev para que usara la fuerza contra aquellos que no estaban de acuerdo con el golpe de Estado nacionalista producido en la capital, y patrocinado por los de siempre, USA-EUROPA. Por este motivo, la gente de Donbass se vio obligada a tomar las armas para proteger sus hogares y sus familias.

Si antes durante el Maidán se trataba, según occidente y sus periodistas, de "una brutal represión de las autoridades contra el pueblo", el levantamiento popular en el este del país supuso una bofetada a su discurso, pues se evidenciaba que no todo el pueblo de Ucrania estaba con el Maidán, que era lo que nos querían hacer creer... Por eso la actitud que ante estos hechos tomó occidente fue el silencio cómplice, e incluso la justificación, aseverando que "el nuevo gobierno tiene el derecho de restablecer el orden"... ¿Se imaginan lo que hubiera ocurrido si, ya desde el principio del Euromaidán, el gobierno de Yanukovich hubiera decidido solventar la desobediencia civil enviando al ejército, con permiso de utilizar fuego real incluido? Pues eso es lo que hicieron las nuevas autoridades "pro-democráticas" en varias ciudades y pueblos del este, sobre todo en Maryupol, donde se produjo una verdadera masacre contra civiles desarmados... Y mientras tanto, Occidente apoyaba y encubría estas acciones. Los extremistas violentos de Maidán tenían derecho a todo. La pobre gente de Donbáss, muchos de ellos simples obreros o pensionistas, no tenían derecho a nada, salvo a doblegarse ante el poder del nuevo gobierno golpista y el Ejército. El doble rasero no podía ser más escandaloso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!