13 ene. 2015

UCRANIA COMO UNA SECTA

                                         


El extremismo nacionalista o incluso fascista, el cual lleva la voz cantante en Ucrania, no explica el hecho de que casi la mitad de la población Ucraniana apoye una situación que, en cualquier otro país de Europa, sería calificada de intolerable. Aquí no hay que dar lugar a los malentendidos: Nosotros nunca hemos dicho que la mayoría de los ucranianos sean Nazis, ni que se manifiesten abiertamente a favor del Fascismo. Pero sí decimos que algo muy malo debe estar pasando en las mentes de tantos millones de personas en Ucrania, cuando observan impasibles cómo las minorías de extremistas (violentas y muy activas) se han adueñado del país mediante un inconstitucional Golpe de Estado y, justo después, en nombre de un nacionalismo desbocado, han lanzado al ejército contra una parte de la población que lo único que quiere es reclamar sus legítimos derechos.

Creo que este artículo que he hallado, pese a estar mal traducido al castellano, da una respuesta bastante certera a este curioso enigma.


En Ucrania vemos resultado profesional de la manipulación de las mentes. 

Durante el largo periodo del tiempo en Ucrania se implementaron varias tecnologías de involucramiento de la población en el proyecto en gran escala, que puede ser llamado “el caso de Maidan”
La propaganda del Tercer Reich no es nada en la comparación con los métodos implementados en Ucrania. El siglo pasado. Aunque varias metódicas fueron usadas en los años 30, Doctor Goebbels no contaba con la televisión moderna, de lo que podemos deducir que las cosas como “talk show” no existían a la sazón. No había la red de Internet. Y claro que faltaba la experiencia en la creación de las sectas, de las que los especialistas disponen ahora.

O, acaso, Vds. piensan que el pueblo se echó a Maidan, y las viejas los agasajaron de panecillos y así todo surguió? Y la histeria antirusa, imputación a Rusia en todas las desdichas, la fé ciega en la eurointegración, la seguridad que fueron los compinches – “terroristas “ rusos y etc. – eso también surgió por sí mismo? Algunas ideas de muchedumbre? Por nada.

¿Tal vez sean los secuaces de Bandera quienes son culpables?

El movimiento de los seguidores de Bandera (el líder nazi en los tiempos de la II Guerra Mundial, implicado en muchos masacres de la población rusohablante, judía y polaca) en Ucrania Occidental podría ser la buena explicación para las marchas con antorchas, pero de ningún modo a la histeria masiva, que engulló todo el país. Por la simple razón que el movimiento siempre era bastante exiguo. En sus mejores tiempos contaba con solo desde 5 hasta 10 por ciento de los seguidores, aun así en los regiones occidentales. Aun hoy, cuando el nacionalismo en Ucrania ha alcanzado el nivel alto como nunca antes, muchos ucranianos descartan sus vínculos con los “banderlogs” (personaje de Kipling, llamado así por la consonansia del apellido del líder nazi Ucraniano con el tribu de los monos) y aseguran “no estamos en sus filas, estamos en camino a Europa” y retozan por sí mismo. 

El movimiento de los seguidores de Bandera no vale como la causa principal de lo que sucede. Está corroborado con los resultados de las elecciones a la Verjóvnaya Rada (El parlamento ucraniano), en que los partidos “PRO-BANDERISTAS” fueron derrotados rotundamente, obteniendo el menor porcentaje de los sufragios.

¿Tal vez la aldea sea culpable?

La ingenuidad y candor de los aldeanos (llamados por desprecio “selyukí” – procedente de la palabra rusa “seló” que significa aldea) – tampoco es la explicación. La gente que retozaba en Maidán fue ni mucho menos los aldeanos sino los ciudadanos. no Las redes sociales, censor.net – también están ocupados por los cuidadanos, así no fue nada fácil hallar a un aldeano entre los participantes ardientes en las redes sociales. Las ciudades de la más envergadura de actividad en la red – Kiev y Odesa y el otro foco de rusofobia – Dnepropetrovsk. Son las ciudades grandes. Lo más grande es la ciudad, lo más caldeamiento de las pasiones se divisa. Así observamos que todo es al revés – las pasiones son más fuertes, lo más grande es localidad. En la aldea rusofobia es exigua. Según los comentarios de la población de allí, en las zonas rurales “Maidan” y sus consecuencias no gozan de gran popularidad.
Así los aldeanos tampoco optan al papel de “locomotora de Maidan”. Lo más probable es que, al revés, opten por el papel de sus frenos.

¿Así cuál es la causa principal de la histeria ucraniana?
La causa principal de la histeria es la manipulación de la conciencia, que fue efectuado por medios de la televisión, radio y la internet. También por medios de las escuelas, universidades, otras instituciones estatales, y por fin por medio de “Maidan”

¿Cómo funciona?
Uno de los métodos de manipulación más efectivos es la tertulia de tele (talk show). ¿Cuál es la diferencia principal entre las tertulias de tele y los programas analíticos? En las tertulias de tele hay un elemento de la contienda. Al verlo, un televidente igual que un espectador de la pelea elige a uno de los rivales, a quien le va a apostar. Vds. se han notado como los participantes de las tertulias tratan de hacer callar uno a otro gritando, lanzando los argumentos ni siquiera escuchando los puntos de vista de la otra parte? Es la misma pelea. Y un televidente se hace un hincha, que empieza a dar soplos en su miente, y algunos hasta en voz alta a su combatiente- Al tomar la parte, un espectador adopta una posición del “combatiente”, sigue sus argumentos y los desarrolla. Así el televidente se hace un miembro del equipo. Su tarea se concluye en la elección de la parte propicia para el por el televidente, para que sea posible llevarlo “más lejos al bosque”. Así dirigir la posición de un espectador en la dirección deseada. Ensanchar y profundizar la opinión necesaria, revelar y consolidar.

Por ejemplo: empecemos con algún argumento contraruso evidente, como si “Gazprom aumentará los precios”. ¿Acaso haya algún ucraniano que no pique al este anzuelo? Y Vds, si fueran ellos, picarían. Si les anuncian, que en Rusia de repente suben los precios de Iphones – Vds. casi por cierto estén predispuestos hacia aquel parte que promueve el tesis y va a pugnar por los derechos de los consumidores rusos frente a las corporaciones norteamericanas. 

Al enganchar a un televidente con el argumento irrefutable, así podemos desarrollar el tema y llevar la conversación al lado necesario. Apretando los “botones” necesarios de un fulano (precios, tasas, se elevaron los precios, pequeño salario, quien está culpable, robaron, corrupción etc) se puede lograr que con este condimento un televidente va a atragantar todos estos “ardides” sobre Rusia, “moscals”. Putin, Yanukóvich, la otra vez sobre “moscals”.

Sólo al echar un vistazo a tal tertulia un televidente no se hará un rusofobo. Pero si sigan cantando la misma canción de la manera diferente durante 10 años seguidos por medio de todos los canales, 70-80% se contagiarán de rusofobia. Sin duda.

70-80% es solo la aproximada parte de la sociedad sometida a inculcaciones y propensa a actuar, siguiendo el rebaño “todos se corren y yo correré”. La gente con el colectivismo recalcado. No solamente someten a las inculcaciones, sino también propensas a seguir la muchedumbre.

El efecto con el carácter de avalancha.

Apenas la parte suficiente de la gente, a quien no le cuesta nada inculcar se aferre al tema, lo que promueve el presentador, los demás se adhieren al grupo en el estado de formarse en un santiamén.
Así mismo se reúnen las sectas. Solo que las sectas normalmente se juntan en las salas de actos y el presentador en vivo hipnotiza a los recién afilados, se sumergen en el trance. La tertulia no inmerge en el trance. Su afecto es mucho más lento, pero por su duración y escala casi no cede antes del proceso de la formación de las sectas comunes.

La sugestibilidad casi no depende del nivel de la formación y crianza.

Es la característica de la personalidad. Por ese entre los “maidanutye” (así de modo despectivo los llaman a los secuaces de Maidan) hay bastante cantidad de las personas honorables y bien criadas. Y ninguna formación les impide creer a pies juntillas en que El Mar Negro fue cavado por los “ucros antiguos” (La patraña que asegura que un pueblo inexistente llamado “ucros” dio origen a los ucranianos contemporáneos). Porque es la secta. El líder espiritual dijo que “cavaron” y todos repiten como loros: “cavaron a todas luces”.

A propósito muchos norteamericanos, en su masa muchos con formación, son bastante religiosos y creen en muchos “cuentos chinos”. Pueden anunciar que los dinosaurios nunca existieron, y los esqueletos – lo creó el Dios para comprobar la fuerza de la fe, pero en realidad no había nadie antes de que apareció el hombre. Y toda esa gente trabaja como los programadores, arquitectos, economistas, dan clases en las universidades. Y creen en las patrañas. Porque en sus reuniones dominicales de los cienciologistas, mormones o baptistas que suelen asistir, los programan en creer.

Vuelvo a repetir: La sugestibilidad – es un rasgo específico de una personalidad, no vinculado con su formación o crianza.

Sin duda la formación crea un muro, pero si una persona está sometida a inculcación, y la influencia es larga, sin duda el muro de su resistencia será quebrantado.

Y todo sucede porque la formación está empotrada en la conciencia y los psicotécnicos manipulan la subconsciencia. Al fin y al cabo la subconsciencia afecta el comportamiento de las personas. 
Al inicio de muchas sesiones del hipnosis el conductor pide que los participantes toman las manos de uno a otro. Y luego ellos no pueden desengancharlos sin permiso del presentador. La gente así no es capaz de resistir al hipnosis e inculcación. Y no es porque es mala gente. Eso se pasa fuera del control. Y hay mucha gente así.

Más de la mitad de la población de todos los países de cualquier nivel de formación e ingresos se someten a inculcación. 

Hay escasas personas a quienes no les afecta mucho la influencia o afecta poco tiempo, sin echar raíces en su consciencia.

Se puede convertir la población de cualquier país en la gran secta. O en el surtido de pequeñas, como quiera. Solo hay que lograr que la población vea los materiales escogidos especialmente.

Las teletertulias (talkshows) no son el único método de manipulación. Solo que es muy común por el efecto producido. Con un poco de afán se puede lograr que las dos partes de la misma tertulia lleven a la misma secta. Pueden discutir uno con otro, pero perseguir la misma meta. Por ejemplo uno opina que hay que pintar las vallas y bancas en las ciudades en los colores de la bandera nacional a cuenta del estado y el otro al revés que la población done sus propios ingresos para eso. Parece que discuten pero en el fondo se divisa la misma idea, que hay que pintar. Como axioma. Ya los picaron en anzuelo. Bienvenida a las secta, el otro grupo de los borregos! (en el texto del autor “hámsteres” – en ruso tiene el sentido parecido al “borrego” español)

Se puede manipular la consciencia por medio de las noticias y programas analíticos.

Transmitimos una trama que mala es Rusia, después una trama con la buena Europa. Basamos el programa en contrastes. Y así durante 10 años. Pueden haber tramas sobre varios ámbitos de la vida, pero la esencia es la misma. En 10 años todos quienes vieron este programa supondrán que “ “(Ráshka – despectivo de Rusia en la jerga) caerá en picado” y la eurointegración es la única vía del desarrollo posible, que pueden cuestionar solo “los vátniks” que no están en sus cabales (despectivo de los rusos en ucrania). Ya, todo hecho! La otra masa de biorobots lista, bienvenidos a la secta!

Miedo y avaricia – puntos débiles de un pasota.

Si no fuera así, los ¾ de las publicidades desvanecería de las pantallas. La mayoría de la publicidad se funda en la avaricia (deseo de ahorro, tasas bajas, precios ventajosos, créditos, descuentos, rebajas) – que redunda en el pago en exceso dos o aun tres veces por un cliente, quien piensa que ahorra pero de hecho se extravía. O en el miedo, complejos (polvo, lodo, bacterias, manchas que se quedan después de lavada, te pasarás de la moda con tu viejo esmartfón o carro, te congelarás, te pillarás, resfriarás, engordecerás) – así un cliente compra las cosas inútiles.


Así mismo el temor y avaricia se usan para la manipulación de la consciencia de un pueblo entero. Hay que sentir recelo a Rusia, a Putin. Son muy peligrosos. Golodomor (Hambruna no comprobada, que le imputan a Stalin). Ocupación soviética. Millones de víctimas. Billones de no concebidos. Y etcétera. Los campos de estalinismo. GULAG (Dirección General de Campos de Trabajo). NKVD (El Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos). Miedo y horror.

Avaricia es sin duda los préstamos europeos. El acceso sin visa a rica Europa. Y es inútil explicar después que el régimen sin visa no garantiza ningún bienestar. Se le encajaron en las cabezas que la entrada a Europa sin visas es magistral, fácil y etc. La codicia ya engulló y estranguló a su víctima, lo alucinó y ya no lo soltará.

Pero el mejor método para convertir a un pasota en un sectario es la consagración en grupo.
Cuando una persona cumple algún rito ya se hace el miembro de pleno valor de la secta. Ya no es como los demás, es especial. Quizás se quedara en nuestro mentes desde los tiempos oscuros, cuando las tribus se reunieron alrededor de una hoguera antes de la caza o contienda con sus rivales, cuando bailaron preparando para la batalla mortal o la caza peligrosa – tuvieron que olvidar de sus miedos y sentirse uno de la manada, se lo exigió para sobrevivir. Ahora es un buen método para convertir a las personas en los sectarios. Cuando las personas se ponen en círculo y van repitiendo la misma vaina, se mueven al compás y dan palmadas, repiten las mismas palabras – así los programan para que se hagan la misma manada. Después ellos están dispuestos a arremeter contra su adversario común apenas le embiste uno de ellos. Los miembros ya no razonan, por qué uno de ellos embistió contra un enemigo, si de verdad es un enemigo, que hizo, para qué. Eso sucede contra su voluntad. Está programado. Uno se arremetió contra un enemigo – los demás no demoraron en seguirlo.

¿Y cuáles fueron los ritos de “consagración en una manada? que vimos en Ucrania? “Jto ne skache, tot moscál´ (una consigna necia de los ucranianos “Quien no retoza (salta) es moscal´- nombre despectivo de los ruso”).

En los patios, escuelas, metro, paradas y claro que en Maidan. “Jto ne skache” Y de repente empiezan los moviemientos en el grupo. Y ya este enjambre actúa como una manada enorme. Sin pensar en sus metas, sin pensar quien juntó a esta misma manada.

¿Vds. piensan que es todo?

Es lo la parte ínfima de los métodos y tecnologías que permite manipulas a las masas e implicarlos en las sectas o algo semejante (MLM-negocios, pirámides financieros, casinos etc)

Algunas de estas tecnologías (escogidas adrede para esta tarea) fueron implementados en Ucrania para convertir la parte significante de la población en nacionalistas, rusofóbos y los partidarios fervientes de la eurointegración.

¡Y todo este ocurría durante 10 años!

Que se puede hacer con una persona en 10 años? Si siempre ve los canales necesarios y pertenece a la mayoría bajo la influencia.

Claro no todos los ucranianos siempre veían la televisión. No todos retozaban en las escuelas y el metro siguiendo la consigna “Jto ne skache”. No todos escuchaban el radio. Pero cuando la mayoría aplastante se hace la secta grande se hace casi imposible evitar la influencia perniciosa.

En psiquiatría existe un término “desvarío inducido”. Es el fenómeno cuando una persona común después de pasar un largo período del tiempo con el enfermo, poco a poco se contagia de su desvarío.

Lo principal es involucrar a la secta una parte de las masas críticas, después el desvarío va a cundirse por sí mismo.

El 100% nunca será engullido por el “desvarío” (las ideas sectarias). La minoría resistente a inculcación (10-30%) va a pasar al lado de la muchedumbre exaltada con sincera incomprensión y jamás aceptará sus ideas. Si los obliguen – podrán retozar junto con esta chusma con el fin de que los dejen en paz, pero seguirán considerándolos “idiotas”. Pero es la minoría.

Cabe destacar otro punto importante. La sugestibilidad de la sociedad siempre se aumenta durante “el hueco religioso”, pérdida de la idea nacional, cuando una nación padece del complejo de inferioridad o crisis de identificación, cuando la sociedad se enfrenta con los problemas económicos y sociales. Así decir en la época tumultuosa y llena de dudas.

Un hombre pobre e inseguro está sometido más a inculcaciones que un fulano próspero y adinerado. Eso no cambia drásticamente el fenotipo en raíz pero afecta el período de tiempo y determina en cuanto este fulano llegará a “retozar”, que tal rápido y profundamente sumergirá en una secta y que tal rápido será la posibilidad de sacarlo de este lío.

El parecido efecto tuvo lugar en alta URSS. Fueron las sesiones de Kashpiróvsky y Chumak – cuando la mitad del país se sentó frente de las teles para cargar el agua, grabar el silencio en las cintas; la muchedumbre se reunía en los estadios donde los presentadores con un par de palabras hipnotizaba a este muchedumbre y solo con un chasquido los despertaba.

Numerosos “testigos”, “Herbalife”, MMM, sectas de todos los tipos – todo eso existía en Rusia en los años noventa, años del crisis económico-social, incertidumbre, trastorno de los asuntos domésticos, cambios políticos.

Y así, la Ucrania contemporánea – el mismo trastorno, crisis económico-social y además el crisis de la identificación nacional. Los ucranianos se han borrado de la “familia soviética”, dónde formaron parte del gran pueblo, pero quienes son ahora en particular? Cosacos? ¿“Zapadentsy”? (se refiere a los occidentales de Ucrania) ¿Rusos? ¿Europeos?

Y después en el país agobiado por todos sus problemas surgen nuevo “Chumak-Kashpirovskiy” (mencionados antes) y los payasos parecidos a ellos (Savik Schuster, Timoshenko, Turchinov y otro), solo que con ellos no se disipan las cicatrices y no desvanecen verrugas, sino al revés ellos difunden rusofobia y tergiversan la memoria histórica, meten en subconsciencia las nuevas idea de eurointegración, idea de independencia (solamente de Rusia) e idea de “Ucrania encima de todos”.

¿Y que nos asombra ahora? El hecho de que los ucranianos dejaron de percibir los argumentos, dejaron de razonar y pensar? No hay nada de sorpresa aquí. Es una secta. La secta común. Solo muy grande. Una de las más grandes en el mundo, o quizá lo más grande.

Los ucranianos siempre quisieron sobresalir a los rusos. Pues, tal vez lo lograran. Crearon la secta eslava más grande. No tan honrosa ventaja, pero no hay ninguna otra,

Sin embargo yo opino que debe haber la línea roja para todo.

¡Se pasaron de la raya, jugando la secta, basta ya!


Hay que sacar a Ucrania de “la condición de consciencia pervertida” y lo más antes lo haremos, lo mejor será. Con menos pérdidas saldremos del apuro, en ambos lados de la frontera.

En general no es nada fácil sacar a las personas de las sectas, tiene mucho en común con echar una mano a las personas enganchadas a las drogas. Si alguien quiere profundizarlo – vale la pena ver las películas o reportajes sobre eso. No para la gente que no tiene sangre en las venas. ¡Qué más da!

Pero de otro lado los sectarios tienen más perspectiva que los imbéciles. Así un imbécil es un efecto por 
nacimiento, para toda la vida y no tiene reversa. Y un sectario – es el efecto programado. Si les cargaron una cosa, se pude cargar la otra, reemplazándola.

Y lo principal es que el porcentaje de la gente propensa a inculcación es más o menos igual en todo el mundo. Significa que tampoco estamos asegurados de eso. Y solo por esa misma razón hay que derribar la secta ucraniana. Porque es la cosa muy peligrosa sin duda. Pueden derramarse a nuestro país (Rusia) también. 

Fuente: 

1 comentario:

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!