29 jun. 2015

El viejo apoyo de Estados Unidos a los fascistas de Ucrania

Por: 


Tan pronto como las tropas soviéticas y norteamericanas estrecharon sus manos y se abrazaron en la localidad de Torgau a orillas del Río Elba en Alemania en las postrimerías de la II Guerra Mundial , la precursora de la Agencia Central de Inteligencia, CIA; la Oficina de Servicios Estratégicos, OSS (sigla en inglés) ya estaba reclutando el apoyo de los aliados ucranianos de la Alemania Nazi para atacar al gobierno soviético de Kiev.

Los detalles sobre el establecimiento por parte de la OSS de una infraestructura anti-soviética que incluía al Ejército Ucraniano Insurgente OUN seguidores del aliado de Adolfo Hitler, Stepan Bandera figuran en un documento sellado CONTROL SECRETO desde el mes de octubre de 1946. El documento fue preparado por el servicio inteligencia del ejército de Estados Unidos (G2) a solicitud de la OSS. Al año siguiente, la OSS oficialmente fue transformada en la CIA.

El informe titulado "El Movimiento Nacionalista Ucraniano: Estudio Preliminar", fue preparado por William Holzmann y por Zolt Aradi. Poco se sabe acerca de los dos autores excepto por el hecho que Zolt Aradi también escribía su nombre como "Zsolt", había nacido en Hungría y era un historiador húngaro. Los autores citaban al movimiento nacionalista ucraniano como un potencial y ventajoso aliado en las actividades anti-soviéticas de Estados Unidos: "Ya sea que estas agrupaciones operen dentro del país o en el exilio, en Europa y en el Hemisferio Occidental; sean socialistas, demócratas, monarquistas o de orientación fascista; ya sea que estén de acuerdo con los métodos, las políticas y las tácticas o que estén envueltas en luchas intestinas o fraccionales, todas ellas están por un estado ucraniano independiente…. Todas ellas están unificadas por el concepto de una Ucrania independiente y de frente a sus enemigos comunes.

Cuando uno rápidamente se desplaza hasta nuestros días, el interés de Estados Unidos en apoyar a los nacionalistas ucranianos, ya sean como al Primer Ministro Arseniy Yatsenyuk, comprometido con el Banco Mundial y con banqueros europeos; o como el jefe del Sector Derecha, Dmytros Yarosh o el jefe de Svoboda, Oleh Tyahnibok, vinculado a la causa del fascismo o como el oligarca ucraniano, Ihor Kolomoisky, ferviente militante sionista, no ha cambiado un ápice desde el año 1946. Actualmente, como en el año 1946 Estados Unidos ve a los nacionalistas ucranianos como sus aliados naturales para enfrentarse a Rusia.

No obstante, aun en el año 1946 Estados Unidos reconoció el hecho que existían "dos Ucranias". La Ucrania Occidental que había sido polaca y referida como la "Malopolska" o la "Pequeña Polonia" en el informe de inteligencia G2 del OSS/Ejército al tiempo que se hacía hincapié que la "Ucrania Oriental" alguna vez perteneció a la Rusia Zarista. El informe también menciona a los ucranianos como los "pequeños rusos" y sostiene que están "estrechamente relacionados" con la "Gran Rusia."

El informe también señala que "gran parte de la historia de la formación de Rusia radicó en la Ucrania Oriental. Kiev como su capital, es la ciudad más antigua de Rusia y está cargada de tradiciones."

El informe además señala que "culturalmente, la Ucrania Oriental, en virtud de sus estrechos vínculos con la Rusia Zarista y con la Rusia Soviética, pertenece a la órbita rusa, mientras que la Ucrania Occidental estuvo expuesta a las influencias de Polonia y de Austro-Hungría. En la Ucrania Oriental, la Iglesia Ortodoxa Rusa es la que predomina. En la Ucrania Occidental, la Uniate o Iglesia Católica Griega prevalece. Naturalmente que la consciencia nacional es más fuerte en la Ucrania Occidental."

Hasta el personal de la OSS y del servicio de inteligencia del ejército norteamericano comprobaron que los intentos para contrarrestar a la Unión Soviética a fines de la II Guerra Mundial solo podían tener éxito en la Ucrania Occidental, donde las fuerzas de la OUN bajo el mando de Bandera y sus aliados nazis alemanes habían tenido mayor éxito.

Los autores del informe de la OSS reconocieron que los nacionalistas ucranianos estaban divididos en dos fracciones.

"Al iniciarse la Primera Guerra Mundial, Ucrania y los ucranianos estaban divididos en dos campos. La Ucrania Oriental pertenecía a Rusia y la Ucrania Occidental (Galicia Oriental) pertenecía al Imperio Austro-Húngaro el cual estaba en guerra con Rusia

En consecuencia, los movimientos nacionalistas en la Ucrania Oriental y en la Ucrania Occidental perseguían diferentes derroteros." Esta es una admisión importante que tiene mucha relevancia en el discurso actual en torno a la guerra civil en Ucrania iniciada desde Occidente. Las repúblicas ucranianas orientales de Donetsk y Lugansk son, según las operaciones propagandísticas financiadas por George Soros, producto del gobierno ruso. Sin embargo, como ya se señalaba en el informe de la OSS, los ucranianos orientales han mantenido por lo menos durante cien años, su propia divisa de nacionalismo orgánico ucraniano, bastante distinto de aquel de los ucranianos occidentales.

El informe de la OSS brinda algunas descripciones interesantes en torno a la verdadera naturaleza del nacionalismo ucraniano y procede también a describir a las agrupaciones e individuos en los cuales la inteligencia norteamericana podía confiar para realizar las actividades dirigidas a socavar a la República Socialista Soviética de Ucrania en Kiev y en la Unión Soviética en general. El informe describe como la Alemania Nazi brindó el primer apoyo para la OUN y su brazo militar clandestino, la Organización Militar de Ucrania o UMO (sigla en inglés).

Estos nacionalistas de derecha radical ucranianos, eran tan anti-polacos como anti-soviéticos. La OUN estableció su cuartel general en Berlín y sus dos publicaciones, la "Surma" y la "Rosbudova Natzi" (Nacimiento de un País) eran financiadas por el gobierno de Hitler y de Benito Mussolini en Roma. Cuando una delegación de dirigentes de la OUN visitó Roma, Mussolini les regaló una bandera azul y amarilla representando los colores nacionales de Ucrania.

El jefe de la rama militar de la OUN en Polonia era Stepan Bandera, cuyas "unidades de guerreros" en "Danzig, Drohjobycz, Lwow, Stanislav, Brzezeny" y otras ciudades polacas brindaron posteriormente apoyo vital a las unidades SS nazis, responsables de incontables atrocidades contra polacos, judíos, gitanos y otros grupos étnicos y religiosos. Además, aparte de la Alemania Nazi y de la Italia Fascista, las actividades terroristas de la OUN recibieron apoyo de otros países, incluyendo a las otrora repúblicas independientes bálticas.

Entre los años 1933 y 1934 los terroristas de la OUN asesinaron en la localidad de Lvov al Ministro del Interior de Polonia, Bronislav Pieracki, a H. Holowko, diputado del parlamento polaco y a Alexei Mailov, cónsul soviético en la ciudad de Lvov. Bandera fue detenido por el asesinato de Pieracki pero otros involucrados que lo ayudaron, huyeron hacia Checoslovaquia y finalmente fueron bienvenidos en Buenos Aires, por el jefe de la Gestapo, quien dirigía todas las actividades de la OUN en Argentina, Paraguay y Uruguay. El asesino de Pieracki, Gregory Maciejko eventualmente viajó de Argentina hacia Estados Unidos con un pasaporte lituano. Maciejko junto con Christian Zinsser, jefe de la Gestapo en Buenos Aires bajo la cobertura de Agregado de Prensa de la embajada estuvo involucrado en la conjura para asesinar al presidente Franklin D. Roosevelt. Zinsser le prometió a Maciejko un millón de marcos alemanes si él mataba al presidente Roosevelt. El solo hecho que personas como la Sub Secretaria de Estado para Asuntos Europeos, Victoria Nuland y el embajador norteamericano ante Ucrania, Geoffrey Pyat, estén vinculados con los descendientes políticos e ideológicos de los nacionalistas ucranianos que planificaron el asesinato del presidente Roosevelt en la década de los años 30, debiera asquear a cualquier ciudadano norteamericano honrado y leal.

Luego de la caída del fascismo en Europa el informe de la OSS deja claro que los artilugios establecidos por los nazis, como por ejemplo, el Bloque Anti-Bolchevique de Naciones, ABN (sigla en inglés) eran aliados naturales para las actividades anti bolcheviques de la OSS y posteriormente CIA en el Oriente. En el mes de abril de 1946 la ABN de la era nazi fue restablecida como el Consejo Supremo de Liberación de Ucrania, UHWR (sigla en inglés) encabezado por el General Charlton Popov, jefe durante la guerra del Grupo Cosaco anti-soviético en Praga apoyado por la Gestapo. Bajo la dirección de Popov el ABN se transformó en una agrupación de organizaciones nacionalistas anti-soviéticas y con la OSS-CIA reemplazaron a la Gestapo como sus principales benefactores.

El general armenio Shanayan Dro se unió a Popov en la ABN, fue agente del servicio de inteligencia inglés, MI-6, sirvió como funcionario oficial de la Astro-Romana Oil Company y trabajó con los grupos anti-soviéticos de Polonia, Bielorrusia, Lituania, Latvia, Armenia, Georgia, Hungría, Yugoslavia, Checoslovaquia, Turquía y Francia. Debido a lo extenso de la red de la ABN en América Latina, esta fue capaz de colaborar en la extracción desde Yugoslavia del líder ustacha-nazi el croata, Ante Pavelic, hacia Argentina al final de la guerra. Estas unidades clandestinas sirvieron como un basamento mayor para la posterior creación por parte de la CIA de la red Gladio –que está detrás—de terroristas fascistas en el oriente y occidente europeo.

Los colaboracionistas nazis se instalaron en lugares tan remotos como Chicago, Filadelfia, Boston, Munich, Jersey City, Frankfort, París, Detroit, Nueva York, Viena, Roma, Berna, Buenos Aires y Säo Paulo. Cuando el euromaidan alcanzó el éxito al derrocar al Presidente Viktor Yanukovych de Ucrania mediante un golpe de estado, la familia y sus herederos ideológicos de la OSS de la pos guerra y los colaboracionistas ucranianos nazis apoyados por la CIA celebraron de igual modo con los grupos nacionalistas ucranianos de Estados Unidos, Canadá y América Latina, como lo hicieron en los salones de reuniones de los neo-nazis del Sector Derecha y el Svoboda en Kiev, Lvov y otras pueblos y ciudades de Ucrania.

En su momento, George H.W. Bush estrechó manos con Yaroslav Stetsko. Este último fue el líder de la organización terrorista "Organización de Ucranianos Nacionalistas" entre 1968 y 1986. La oligarquía norteamericana abrazó a los fascistas de todos los pelajes casi en cuanto acallaron los cañones de la II Guerra Mundial. Desde entonces, Washington ya estaba agitando la lucha "contra la amenaza comunistas". Pronto la Guerra Fría fue iniciada por el eje Washington-Londres.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en 
Traducción desde el inglés por Strategic Culture Foundation Sergio R. Anacona

Fuente: http://www.aporrea.org/tiburon/a209799.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!