7 ago. 2015

SOBRE LA "UCRANIOFILIA" DE LOS NAZIS RUSOS O LA DERROTA DEL PUNTO DE VISTA LIBERAL DEL CONFLICTO

por Oxandabaratz

Hace dos semanas, el sábado 25 de julio, en Kiev, capital de Ucrania, ha habido una manifestación en la embajada rusa. Esta manifestación no ha sido como los demás, cuando las masas de banderistas amenazaban con asaltar la embajada, sino una bastante más patética: con no más de 50 asistentes, más o menos. Pero lo especial de esta manifestación fue su leitmotiv específico: era una manifestación para pedir la liberación de los "presos políticos rusos".

El  tipo de "presos políticos rusos" a los que se refieren, es bastante claro dada la fecha de la manifestación en sí, el día 25 de julio, el cual es el día en que el Gobierno de la Federación Rusa y su presidente, Vladimir Putin, aprobaron una ley contra el odio étnico. Y tiene que ser una verdadera coincidencia que, en torno a esos días, el activista de extrema derecha Ilya Goryachev, acusado de matar a algunos opositores políticos (una deliciosa coincidencia fue que el abogado de Goryachev fuese nada menos que Mark Feigin, el mismo hombre que defendió al grupo musical "anárquico-feminista" Pussy Riot, así como a la piloto ucraniana Nadiya Savchenko), quien fue condenado a cadena perpetua.

Así, era claramente una marcha para exigir la liberación de los prisioneros de extrema derechia rusos, y no genéricamente a los prisioneros rusos. Una manifestación expresando la solidaridad entre los ultranacionalistas rusos y los de la post-Maidanita y rabiosamente anti-rusa Ucrania.

La manifestación en la embajada rusa de Kiev no fue convocada por grupos raros o clandestinos, sino por grupos que formaron  parte de la corriente principal durante las masacres de Maidan: Sector de Derecho, el Batallón Azov, Asamblea Social-Nacionalista, y un grupo curioso llamado "Petr i Mazepa", que se llaman a sí mismos "la voz de los nacionalistas rusos en Ucrania que respetan el nacionalismo ucraniano" (es decir, un intento por conciliar ambas identidades en aras de "nacionalismo").

El evento estuvo repleto  de estrellas del movimiento nazi de Rusia, entre ellos, Ilya Bogdanov, el ex oficial del FSB que desertó al lado de la Junta, a causa de ser un "disidente político del autoritarismo", como la prensa Maidanita y sus portavoces en los países  de la Euro- OTAN proclamaron, sino por pura afinidad ideológica, tal y como sabemos ahora. Una muestra curiosa de "internacionalismo" nazi-fascista ... y un duro golpe a la narrativa Euro-liberal de este conflicto.

Ni un sólo liberal europeo ha tratado de explicar el motivo de esta manifestación, y ni uno de ellos podría dejar en claro por qué los seguidores rusos de un movimiento ultra-nacionalista como lo es el fascista puede "traicionar a su nación" a favor de la nación enemiga. Por supuesto, una persona inteligente promedio (es decir, sin el cerebro lavado por los medios al servicio de la OTAN) puede ver en esto una simple y evidente "afinidad ideológica" (no diferente del movimiento ruso Vlasovita, el movimiento Ustasha en Croacia, los Collabos franceses o Doriotistas durante la Segunda Guerra Mundial), pero esto es un anatema para los liberales, que siempte trabajan muy duro para "des-ideologizar" el conflicto.

A los liberales europeos, y sobre todo a los liberales europeos de izquierda, les encanta difamar al presidente ruso Vladimir Putin como un "cómplice de la extrema derecha" en el mejor de los casos, o "alguien que hace la vista gorda ante el auge de la derecha" en el peor de los casos. Los liberales europeos (izquierda o derecha), comprometidos con su propia geopolítica Euro-supremacista, tratan como "nacionalista", "reaccionario", "populista", "peligroso para los Derechos Humanos", "etnicista" a CADA proyecto político "autoritario" que se resista a él (al igual que el bolivarianismo, el comunismo, el baathismo o estatismo ruso), en la medida en que la difamación contra Putin se ha convertido entre ellos en norma generalizada.

La difamación de los partisanos de Novorossiya como "reaccionarios expansionistas ortodoxos" no es rara tampoco. Esta estrategia ha sido explotada con éxito en un intento de condicionar a las mentes izquierdistas occidentales, con el objetivo de que acepten o incluso alaben las revoluciones de colores diseñadas por Soros.

El truco favorito de los liberales es "des-ideologizar" la lucha del pueblo Donbass para su supervivencia y para presentar esta guerra como una especie de "imperialismo impulsado por Putin" de sólo "dos nacionalismosque se enfrentan entre sí por una guerra étnica." El objetivo principal de los intelectuales liberales (sobre todo de aquellos que se colocan en la izquierda política) fue hecho para "degradar" y "deslegitimar" el carácter antifascista y anti-oligárquico de Nueva Rusia, ya que este proyecto recién nacido quedó asentado en su declaración de independencia del 25 de julio de 2014, o en  las diferentes declaraciones de Novorrosiya, la RPD y RPL en favor de la socialización de los medios públicos, la salud y el sistema educativo, trayendo de vuelta el poder al pueblo tras arrebatárselo a los oligarcas, y promulgando la limitación de la colonización económica exterior.

De hecho, la ideología pública de Nueva Rusia pone mucho más el énfasis en "eje social" de la revisión de la catástrofe de 1991 y en el supuesto de los "aspectos sociales positivos" de la URSS (con esto no estoy diciendo que todos los políticos de Novorossiya sean marxistas o comunistas, sino que al Estado soviético y a la asistencia social se les concede una mayor presencia en la rebelión Novorossiya: se han hecho continuos reclamos  a los trabajadores para luchar contra los oligarcas).

De hecho, el deporte favorito de los liberales de izquierda es retratar a los (geo) proyectos políticos no alineados con los países euro-OTAN como "reaccionarios" y tratan de atraer a los actuales izquierdistas europeos para evitar que apoyen a esos proyectos / Estados / ideologías. Ellos hacen esto cada vez que pueden  y con frecuencia logran salirse con la suya: en 1991-1995 y 1999 en Serbia / Yugoslavia, después en 2011, en Libia y Siria, ahora en Nueva Rusia, en el pasado en la URSS ... (Perdónenme, pero ahora  no puedo enumerar todos los casos).

El ideólogo Euro-izquierdista es un imperialista europeo en primer lugar, y sólo después uno de Izquierdas, por lo que para sus seguidores, el eje ideológico no es otro que someterse a la supremacía europea. Es por eso que todos los movimientos de izquierda, anti-imperialista o simplemente movimientos progresistas están deslegitimados para ellos, desde todos los ángulos imaginarios, porque puede ser "nacionalista" (olvidando que no hay nada tan nacionalista como la colonización anglo-francesa-alemana), puede ser "tradicionalista" o "autoritario" (aquellos que no quieren someterse a libre mercado y a los valores occidentales), o "militarista" (los que quieren defender sus medios de vida, en lugar de irse a "mendigar" un "mejor trato" a los amos del mundo).

Ellos sufren el tradicional "complejo de Edipo": defienden su pureza ideológica de las ideas de izquierda, pero no tienen idea de cómo superarlas, a causa de su temor hacia su "Maestro " (y porque, en general, provienen de familias de clase más acomodada).

En el caso de Rusia y Nueva Rusia, la narrativa de los imperialistas Euro-OTAN de todos los colores es intentar ver en Nueva Rusia la "representación de Putin", o una "creación del Kremlin". Eso es. Se niega o silencia  la flagrante implicación imperialista durante los acontecimientos del Maidan (a través de la presión diplomática, a través de las ONG y la financiación, a través de las pasteles de la señora Nuland en Maidán, o a través del entrenamiento de instructores de OTAN estonios a los militantes  de UNA-UNSO) en contra de un gobierno elegido democráticamente. A esto se añade la ayuda militar de la OTAN para el nuevo Gobierno surgido tras el golpe de Estado; pero ellos pueden creer cada mentira de la Junta o de la OTAN a la prensa sobre cualquier falsa "invasión rusa" en el Donbass, sólo por el hecho de que la resistencia popular de ese pueblo contra el "paraíso europeo" es un hecho que es simplemente insoportable para ellos (al mismo tiempo que la presencia del Ejército de Estados Unidos en Ucrania, la presencia de los Blackwater o "Academi", o la ayuda de la OTAN  a Ucrania es silenciada sistemáticamente). 

Otro de los temas favoritos de estos liberales es denunciar el "elemento fascista // nacionalista" dentro de las Fuerzas Armadas Novorossiya. Y es que como la comunidad italiana Voxkomm ha demostrado, los fascistas que luchan en Donbáss ni tan siquiera alcanzan ni un triste 1% con respecto al total de las filas de Novorossiya (ver imagen de abajo).



Esto puede ser comparado con la aplastante presencia banderista en la Junta , con una sobre-presencia fascista: la omnipresencia de la bandera rojinegra, la instauración del 14 de octubre (el aniversario de la fundación de la UPA) como el "Día de la Defensa de Ucrania", el líder del SBU de Ucrania ofreciendo discursos para Pravyi Sektor, Poroshenko saludando al estilo fascista con "Slava Ukrajini, Herojam Slava!", la omnipresencia de este lema, la constante revisión de la Historia ... pero el no-lector de la prensa occidental nunca habrá leído acerca de que, debido al hecho de lo dicho previamente, la idea fundamental consiste en "des-ideologizar" el conflicto, para oscurecer las verdaderas razones o hechos reales (la revuelta del sudeste de Ucrania contra la imposición de la visión unilateral de "Ucrania" a los ojos de la parte occidental, y la revuelta de los trabajadores contra la oligarquía).

Esta mentira ha sido muy hábilmente construida a propósito para confundir  a los "nacionalistas",  "monárquicos" o "derechistas" por "fascistas". De hecho, por supuesto, no todos los nacionalistas y no todos los derechistas son necesariamente fascistas, y no todos los nacionalistas de derecha son fascistas. Pero ser cónyuge de los rusos blancos o de la Monarquía (ideas que yo personalmente no comparto) no convierten a una persona en un nazi. De hecho, hay mucho más fascistas rusos en las filas de la Junta, en su mayoría en los batallones de voluntarios, que en todo el ejército de Novorossiya.

Nazis contra su patria: una breve explicación

Después de hablar y refutando la construcción- narrativa liberal sobre el conflicto de Novorossiya y la situación de Rusia, vamos a explicar los motivos por los que los rusos nazis están al lado de la Junta de Ucrania.

Si echamos una mirada rápida a la manifestación en la embajada rusa en Kiev, veremos que una gran pancarta, firmada por el proyecto "Reconquista" (el proyecto ideológico internacional del Batallón Azov),  aparece con el lema: "Hoy Ucrania, mañana [la] Rus y el conjunto [de] Europa".

Esto demuestra, por supuesto, el objetivo manifiesto de "internacionalizar" el conflicto sobre una base ideológica. Los ultranacionalistas o derechistas radicales, por un lado, y los "otros" en el otro lado; con la "exportación" de esta "revolución nacional" a Rusia como la primera etapa. Pero ¿por qué los nazis y fascistas rusos defienden esta idea y, además, en qué se basa?

Si nos atenemos a las palabras de los nazis rusos o radicales derechistas, nos damos cuenta de que una encuesta celebrada antes del 2014 de marzo  en la red social de VKontakte [en idioma ruso, ВКонтакте significa literalmente, "en contacto"]. Como la mayoría de los lectores probablemente ya saben, la Marcha Rusa es una manifestación anual por el derecho de Rusia en el Día Nacional, que es el 4 de noviembre. En esta encuesta, un amplio 56,6% de los participantes en la Marcha de Rusia, dijeron que este mes de marzo querían expresar su solidaridad "a la hermandad de Ucrania y Rusia y el rechazo del  "chovinismo Vatnik" (imagen de abajo).



Esto es, se pusieron del lado de la Junta de Ucrania y contra Nueva Rusia. También hay un video de esa misma Marcha Rusa en marzo, que demuestra que la mayoría de las partes que participaron en ella mostraban una posición anti-Novorossiya. Pero este hecho no es una posición en absoluto extraña: uno de los organizadores de la Marcha Rusa de marzo, Denis Tyukin, dijo en 2014 que "toda la juventud nacionalista rusa está apoyando a Ucrania". Tyukin, miembro del Partido Nacional-Socialista "Russkie", había participado también en la manifestación del 25 de Julio en Kiev (imagen de abajo).






Si nos vamos a Ucrania, podemos encontrar al "filósofo", fascista y vlasovita Yegor Prosvirnin en los primeros días en el Maidan, como declaró al canal Maidanita ucraniano Hromadske TV. Y Prosvirnin no está solo, de hecho, una gran cantidad de "nacionalistas" rusos están luchando en Ucrania contra Nueva Rusia. Tenemos al mencionado Ilya Bogdanov, pero estaba también Roman Zheleznov, que apareció luciendo una bandera rojinegra banderista durante una manifestación en Moscú, de nuevo el 1 de mayo de 2014.

Tanto Bogdanov y Zheleznov luchan hoy en día en el Batallón Azov y son miembros del movimiento neonazi Restrukt (aquí se puede ver una foto de Zheleznov con el recién condenado Ilya Goryachev, cuyo abogado que defendió su casa, Marcos Feigin, también defendió a las Pussy Riot). Y hablando del 'Movimiento Restrukt' en Rusia, también tenemos que hablar de los dos miembros encarcelados en Rusia: Nikolay Korolev y Maksim Martsinkevich "Tesák", quienes escribieron cartas desde una prisión rusa expresando su apoyo a la Junta de Ucrania.

Es particularmente interesante el caso de "Tesák", que se hizo famoso en los medios occidentales como el organizador de razzias contra las personas gays, lo que fue aprovechado por los medios de comunicación occidentales para proclamar que él era un "hooligan al servicio de Putin". Pero ninguno de los medios de comunicación occidentales informaron que Tesák había sido detenido en Cuba, por orden de la Interpol de Rusia, o que él fue encarcelado en Rusia. Tampoco informaron a nadie sobre el apoyo expreso de Tesák a la Junta de Ucrania.

Así, lo siguiente es claro para mí: todas las "estrellas" del nazismo ruso son o han estado mostrando su apoyo al fascismo ucraniano. Pero ahora tenemos que entender las razones para ello. De hecho, la manifestación del 25 de julio en la Embajada de Rusia de Kiev, nos da algunas de las claves. El organizador de esa manifestación, Olena Semenyaka (miembro de cierto "Club Tradicionalista Ucraniano" y una de los principales ideólogas del Batallón Azov y de Pravyi Sektor), ha hecho como uno de los ejes principales de su ideología, la lucha por una "Europa blanca fomentada por los valores tradicionales ".

Semenyaka, una lectora de Heidegger y Jünger, proponente de la "Reconquista Europea" para la supremacía blanca, es uno de los principales defensores de la "recuperación de Rusia" por la causa europea. Por supuesto, la "Rusia" de la que ella habla, no tiene nada en común con la verdadera Rusia. Ella habla de una "Rusia Blanca", un "Rusia pura" ... inserta dentra de una Europa blanca; no en una visión de Rusia como una casa habitada por diferentes pueblos, como un contrapeso contra Occidente (que  es lo que la verdadera Rusia está llevando a cabo).

Es por eso que sus ataques se dirigen contra el "Estado ruso" o la "Rusia multiétnica" o la "Unión putinista Neo- Soviética", en lugar de "Rusia", porque su visión rechaza al Estado ruso actual como una patria multinacional en la tradición soviética. Este punto de vista, la Federación de Rusia como una Unión Neo-soviética, es una opinión compartida por la mayoría de los nacionalistas rusos.

Ambos, los nacionalistas ucranianos de Semenyaka y Dyomushkin y los nacionalistas rusos de Tyukin, están de acuerdo en que la actual Federación de Rusia es un Estado que se halla "desnacionalizado de los rusos eslavos". Y esto es lo que los liberales occidentales, dirigidos por los izquierdistas europeos, quieren ocultar. De hecho, la visión de la "Rusia de Putin" (de la cual políticamente yo estoy en desacuerdo) con respecto a la Rusia de los nazis rusos ES MUY, MUY DIFERENTE.


Y aquí nos vamos al pasado con la tradición política rusa. En su historia, Rusia nunca se ha visto a sí misma como un Estado nación, hogar para una única nación política. Rusia siempre se ha visto a sí misma no como una nación-Estado, sino como un Estado-ideocrático (los dos últimos Romanov, Alejandro III y Nicolás II, probablemente son la excepción a la regla), así como bajo el imperio zarista (el Estado tradicionalista ortodoxo) , bajo el dominio soviético (el Estado Socialista Internacionalista) y también por el momento, bajo el gobierno de Putin (el Estado multipolarista). Este punto de vista de Rusia como un Estado- Ideocrático es lo que podemos ver en la actual Nueva Rusia: un Estado ideocrático, es decir, un Estado que se opone igualmente tanto al liberalismo de libre mercado (como para subrayar el colectivismo, idea colectiva), como contra el occidente- centrismo (como alternativa geopolítica) como contra el exclusivismo nacional. Tanto el fascismo como el nazismo se oponen a esto.

La ideología de Semenyaka parece estar confeccionada como eco de los "nacionalistas" de Rusia (entre paréntesis, porque "nacionalista" es la palabra que ellos usan). Por supuesto no todos  los cónyuges nacionalistas de Rusia comparten este punto de vista. Ahí están los tradicionalistas, los monárquicos, los nostálgicos de la Idea de la Rusia blanca que apoyan a Nueva Rusia. Pero esto son los nacionalistas rusos (por supuesto que yo, como comunista, estoy en desacuerdo con ellos), cuya ideología descansa en la tradición política rusa de la fortaleza del zarismo ruso. Esto es más bien un pensamiento político conservador, pre-moderno. Pero tiene poco que ver con el fascismo (en su versión pura). El fascismo es en esencia un producto de la modernidad occidental, de la variante anti-materialista. El fascismo (como el liberalismo) en Rusia está vinculada con las élites pro occidentales y / o grupos marginales. Por eso, las dos facciones en Rusia, la derecha radical y los liberales, se han unido en un frente común contra Putin y muestran su apoyo a la Junta de Ucrania. Ambos ven en la presente Ucrania como la "Rusia europea" del futuro, la "Rusia, que ha escapado de estatismo para ser una nación"; y ven en la Rusia del presente como un Estado "semi-tartárico, no europeo" y "neo-soviético", que "esclaviza a los rusos nacionales". Algunos escritores "nacionalistas" han trazado una idea de Aleksander Nevski como la de un "traidor" de la "Rus real" debido a su decisión de aliarse con los mongoles contra  los Teutónicos para "cortar a Rusia desde Europa", "eligió al Estado antes que a la nación". Su idea (y más en estos tiempos post-Segunda Guerra Mundial, cuando los nazis han hecho de "Europa" el lugar de la "gran Alemania", el centro de su idea), es deshacer el camino ideocrático, para "europeizar Rusia" (el mismo camino que siguen los liberales,  unos tirando por el camino del libre mercado, y otros por el camino de la guerra racial). Por supuesto, ambos "europeizantes de Rusia" están siendo los nuevos títeres de las geoestrategias de la OTAN, al igual que algunos jóvenes radicales de izquierda habían participado en las revoluciones de colores (¡algunos izquierdistas radicales, por fortuna no todos!)

Así que, después de examinar a sus enemigos comunes (Unión Soviética, Rusia idieocratical) y su visión del mundo común (una Europa blanca), podemos ver claramente la simpatía de los nazis rusos hacia la Junta de Ucrania y su lucha común, que ha llevado a muchos de los derechistas radicales rusos a luchar y morir en favor de la opresión de la "Nueva Rusia pro-rusa".

Y, con esto en mente, podemos ver más claramente el engaño de los occidentales liberales (oficialmente son falsos izquierdistas) con respecto a sus narrativas de asimilar a la Rusia de Putin con los nazis, y luego de Rusia a la Nueva Rusia. El colofón de este engañabobos liberal es cuando vemos a ex- terroristas de la red Gladio (OTAN) como Stefano Delle Chiaie apoyando al batallón Azov, a los Miembros Verdes del Parlamento Europeo como Rebecca Harms dando discursos con banderas de Svoboda, o a eurodiputados checos como Jaromir Stetina invitando a neonazis como Andriy Biletsky al Parlamento Europeo.

Este artículo ha sido escrito para explicar un poco la realidad que los medios de comunicación nos están escondiendo. Soy muy consciente de mis propias limitaciones, así que voy a agradecer los comentarios que pueden ayudar a hacer de este tema algo más preciso.


-----------------------------------------------------------------------------------------

1. Petr i Mazepa", que lleva el nombre del zar Pedro el Grande y el cosaco "ucraniano" Hetman Ivan Mazepa (que, según los nacionalistas ucranianos fue el "primer luchador por la independencia de Ucrania contra Moscovia"), quienes lucharon entre sí en la batalla de Poltava en 1709, cuando Mazepa ayudó al rey sueco Carlos XII contra los rusos (la coalición cosaco-sueca fue derrotada). Al tener estos dos nombres, el primero fue "Imperator" de Rusia y el otro fue el "primer nacionalista ucraniano", "Petr i Mazepa" quiere "reconciliar a los nacionalistas rusos con los nacionalistas ucranianos en una lucha común" (contra el Estado ruso multiétnico, el Putinismo, el neo- sovietismo ... lo que sea). El proyecto de "Petr i Mazepa" es construir en el Sur-Este  un estado "Ruso (uni) nacional de Estado federado" dentro de una "Ucrania (uni) nacional de Estado independiente". El objetivo de este grupo de extrema de derecha, llegó al 100% en la misma línea que los sueños imperialistas de la OTAN, que son los de fomentar una (ideológica y geopolítica) anti-rusa, pero a nivel nacional dentro de un Estado ruso, para contrarrestar el polo alternativo que hoy en día representa la Federación Rusa.


Fuente: http://thesaker.is/about-the-ukrainophilia-of-russian-nazis-or-the-defeat-of-the-liberal-point-of-view-of-the-conflict/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!