27 ago. 2014

REBATIENDO LAS FALACIAS DE LOS DEFENSORES DE EUROMAIDÁN (Parte II: las masacres de Odessa y Mariupol)

                                                  


FALACIA 2: "POROSHENKO NO ES UN PRESIDENTE GOLPISTA, YA QUE GANÓ LAS ÚLTIMAS ELECCIONES DEMOCRÁTICAS DE MANERA LEGÍTIMA. POR TANTO, LOS VERDADEROS GOLPISTAS SON LOS REBELDES DEL ESTE DE UCRANIA"


Los que sostienen este argumento suelen olvidar que para que unas elecciones sean legítimas, no sólo las reglas de juego deben ser respetadas durante el mismo día de las elecciones, sino también antes y después. PREGUNTA: ¿Podemos decir que la Junta que nació tras el Golpe de Estado de febrero respetó las normas democráticas en las semanas previas a los comicios de mayo?

Uno de los capítulos más escabrosos en la crisis de Ucrania fue la actitud de la Junta de Kiev ante el asesinato masivo de civiles del bando federalista (acusados de "separatismo") en las ciudades de Odessa y Mariupol. Pero primero vamos a diseccionar estas masacres para que nadie tenga dudas de lo que sucedió realmente, a fin de que todo el mundo pueda juzgar por sí mismo si el ambiente social de entonces era o no propicio para la celebración de unas elecciones democráticas.



LA MASACRE DE ODESSA

Se produjo en el día 2 de mayo de 2014, es decir, pocos días antes de que se celebraran las elecciones tras el Golpe de Estado de Maidán. Los datos oficiales hablan de cifras de fallecidos que oscilan entre las 30 y las 50, aunque se sabe que hay muchos desaparecidos e incluso el número podría superar el centenar, si hacemos caso a los testimonios de personas que estuvieron allí. Casi todas las víctimas pertenecían al bando de los federalistas anti- Kiev. Según la versión oficial de la Junta, los acontecimientos se desarrollaron de la siguiente manera: con motivo de la celebración de un partido de fútbol, los hinchas nacionalistas pro- Kiev y los federalistas se dieron cita en el centro de la ciudad de Odessa. En un momento dado, varios activistas anti- Kiev comenzaron a disparar con armas de fuego contra los hinchas del bando rival.  En respuesta a esta provocación, los agredidos contraatacaron, logrando acorralar a los federalistas y obligándoles a refugiarse en el interior del edificio sindical situado frente al campo de Kulikovo. Como consecuencia de una serie de "choques violentos" entre ambas partes, algunos de ellos (en la versón de Kiev no se especifica si pertenecían a un bando o a otro) empezaron a utilizar cócteles Molotov en la refriega, incendiando el edificio sindical con los "separatistas" en su interior. Esta versión asegura que casi todos los fallecidos murieron de 3 formas diferentes: por inhalación de humo, por quemadurads debido a las llamas y por arrojarse al vacío desde las ventanas del propio edificio.

Ni que decir tiene que para esta versión, casi toda la culpabilidad de esta "tragedia" recae en los partidarios de la federalización anti-Kiev (es decir, en el mismo bando de donde provienen la mayoría de las víctimas). De hecho, la policía de Odessa, de la que más tarde hablaremos, no hizo sino corroborar con sus acciones la narrativa de Kiev: practicó varias detenciones en el bando anti- Kiev, exonerando de cualquier responsabilidad a los radicales del bando nacionalista.

Pero pese a todos estos intentos por ocultar la verdad de lo que sucedió en Odessa ese 2 de Mayo, las grabaciones y los testimonios son suficientemente reveladores y nos ofecen una versión de los acontecimientos mucho más coherente y creíble...

Texto extraido de: http://www.voltairenet.org/article183837.html




INTELIGENCIA INTERNA: LA MASACRE DE ODESA FUE ORGANIZADA EN LA CÚPULA DEL RÉGIMEN UCRANIANO

LA PRENSA ATLANTISTA SE OBSTINA EN PRESENTAR LOS CRÍMENES PERPETRADOS EN ODESA EL 2 DE MAYO DE 2014 COMO EL RESULTADO DE UN INCENDIO ACCIDENTAL, A PESAR DE QUE LAS FOTOS Y VIDEOS DISPONIBLES NO DEJAN LUGAR A DUDAS: LAS VÍCTIMAS FUERON TORTURADAS Y EJECUTADAS, ANTES DE SER QUEMADAS. EL SIGUIENTE TRABAJO CONTIENE INFORMACIÓN DE PRIMERA MANO SOBRE ESTA OPERACIÓN, PLANIFICADA BAJO LA AUTORIDAD DIRECTA Y PERSONAL DEL PRESIDENTE GOLPISTA OLEXANDER TURCHINOV Y DEL OLIGARCA ISRAELO-UCRANIANO IGOR KOLOMOISKY.
RED VOLTAIRE | 17 DE MAYO DE 2014



                                                JPEG - 17.3 KB

El presidente golpista Olexander Turchinov presidió la reunión de planificación de la masacre de Odesa.


Las revelaciones que a continuación presentamos provienen de un informante de uno de los cuerpos represivos del aparato estatal ucraniano. Por razones evidentes, este informante ha solicitado que no se revele su identidad. Su decisión de revelar lo que sabe indica que hay agentes dentro de la administración que condenan los actos de violencia organizados por el nuevo régimen y perpetrados el 2 de mayo de 2014 en la ciudad de Odesa y a través de todo el país.

Después de perder Crimea y del levantamiento popular de Mariupol, Odesa y su puerto se han convertido en el único acceso del Estado ucraniano al mar. La ciudad de Odesa se convierte así en la segunda ciudad más importante de Ucrania, después de Kiev.



Diez días antes de la tragedia, se realizó en Kiev una reunión secreta bajo la dirección del presidente en ejercicio Olexander Turchinov, reunión destinada a la preparación de una operación especial que debía realizarse en Odesa. Estaban presentes en esa reunión el ministro del Interior Arsen Borysovych Avakov, el jefe de los servicios de seguridad Valentin Nalivaychenko y el secretario del Consejo de Defensa y de Seguridad Nacional Andriy Parubiy.


El oligarca ucraniano Igor Kolomoisky, nombrado por el régimen de Kiev a la cabeza de la administración regional de Dniepropetrovsk, fue consultado sobre la organización de la mencionada operación.




Durante la reunión [de Kiev], Arsen Avakov sugirió probablemente utilizar a los hooligans que operan entre los aficionados de un club de futbol y que son designados como los «ultras». El propio Avakov dirigió anteriormente la administración regional de Jarkov, trabajó en aquel momento en estrecha colaboración con los dirigentes de los clubs de apoyo al club de futbol local y más tarde continuó subvencionándolos desde su nueva residencia en Italia.


El oligarca Kolomoisky garantizó la participación del 1er Batallón del Dniéper, que es parte de su guardia personal, poniéndolo temporalmente bajo las órdenes de varios responsables de la policía de Odesa. Incluso autorizó el pago de una prima de 5 000 dólares en efectivo por cada separatista pro-ruso asesinado durante la operación.


                                                  JPEG - 19.3 KB

Mykola Volvov estaba siendo buscado por fraude por la policía ucraniana desde 2012.
Varios días antes de la operación de Odesa, Andriy Parubiy ordenó la entrega de decenas de chalecos blindados a los nacionales extremistas locales.




https://www.youtube.com/watch?v=8tVITa8wegQ

El video muestra la distribución de los chalecos blindados a los manifestantes de Maidan ya implantados en Odesa. Obsérvese con particular atención el individuo que se encarga de la entrega. Es Mykola Volvov, personaje vinculado a diferentes organizaciones criminales, a quien puede verse haciendo uso repetidamente de un arma de fuego durante el asalto contra la Casa de los Sindicatos en varias grabaciones de video registradas el 2 de mayo.


                                          


Más tarde puede vérsele hablando por teléfono mientras informa a las autoridades de Kiev sobre la realización de la operación.


                                             


__________
«El Fanatismo es a la superstición lo que el delirio es a la fiebre, lo que la rabia es a la cólera. El que tiene éxtasis, visiones, el que toma sus sueños por realidades y sus imaginaciones por profecías es un entusiasta; aquel que sustenta su locura mediante asesinatos es un fanático.»
Voltaire (1694-1778)


Los preparativos de la operación

Los militantes nacionalistas extremistas del «Parlamento» nacional ucraniano (UNA-UNSO), identificables por el brazalete rojo que portan, también fueron movilizados para participar en la operación de Odesa.


                                         

                                         
                                                        

Extraña mezcolanza de emblemas contradictorios (la cinta de San Jorge y la bandera ucraniana) sobre el chaleco blindado de uno de los participantes en la matanza perpetrada en las calles de Odesa. Obsérvese además el brazalete rojo que porta este individuo.


Se les confió un papel fundamental en la organización de las provocaciones. Estos individuos, presentes en el campamento de tiendas de campaña de Kulikovo [instalado por los federalistas frente a la Casa de los Sindicatos de Odesa], se hacían pasar ante los militantes contrarios al régimen de Kiev por personas dispuestas a defender el campamento. Su objetivo era empujar a los militantes contrarios a Kiev a replegarse hacia la Casa de los Sindicatos, donde los esperaban los asesinos.

Se procedió a instalar 15 barreras en las carreteras que llevan a Odesa, cerrando así el acceso a la ciudad. En estas barreras o puntos de control, militantes que se hallaban directamente bajo las órdenes del 1er Batallón del Dniepr de Kolomoisky y los matones de Pravy Sektor provenientes de Dniepropetrovsk y de Galitzia (Región de Europa central también conocida como Galicia de los Cárpatos), filtraban la circulación hacia o desde Odesa. Además, 2 unidades militares de las fuerzas de autodefensa de Maidan habían llegado a Odesa, encabezadas por Serguei Pachinsky, responsable en jefe de los servicios de la Presidencia.

                              

                              



Pachinsky es el mismo individuo que fue identificado en la plaza Maidan el 18 de febrero de 2014 y que tenía escondido en su automóvil un fusil de largo alcance, ideal para el uso en misiones de francotirador.



https://www.youtube.com/watch?v=CGjAuUPsIok

[Después de las masacres de Odesa,] Pachinsky ha declarado que no estaba plenamente informado sobre los objetivos de la operación y que había enviado sus hombres para «garantizar la protección de la población de Odesa».



En total, más 1 400 combatientes originarios de otras regiones de Ucrania estuvieron presentes en el perímetro donde se desarrollaron las operaciones realizadas aquel día en Odesa. Estos hechos quitan toda credibilidad a la historia de que fueron los habitantes de Odesa quienes incendiaron la Casa de los Sindicatos. El jefe de la policía de Odesa, Dimitri Fucheji, ha desaparecido misteriosamente después de los trágicos acontecimientos registrados en esa ciudad.



                                      JPEG - 27 KB


El coordinador principal de la operación, Dimitri Fucheji, jefe delegado de la policía de Odesa, misteriosamente desaparecido después de las masacres.

El responsable regional de las fuerzas de policía, Petr Lutsyuk, y su delegado en Odesa, Dimitri Fucheji, se encargaron personalmente de la dirección de la operación en esa ciudad.

                                 


Petr Lutsyuk estaba encargado de neutralizar al gobernador de la región de Odesa, Vladimir Nemirovsky. Su objetivo era impedir que [el gobernador Nemirovsky] estableciese un dispositivo de seguridad independiente que pudiera hacer fracasar la operación.

Dimitri Fucheji escoltó personalmente a los militantes hasta la plaza de Grecia, donde supuestamente fue «desgraciadamente herido» (para permitirle escapar posteriormente a las acciones judiciales vinculadas a los acontecimientos).


                            
                            
                            


Desde el primer momento, la operación se programó para el 2 de mayo. Un partido de futbol programado para ese día justificaría fácilmente la presencia de numerosos aficionados del club de futbol («los ultras») en el centro de la ciudad.

                            
                            

Por otro lado, era necesario limitar al máximo la presencia en las calles de habitantes de Odesa que no estuviesen vinculados con la realización de la operación. Por tratarse de un día feriado, la mayoría de la población debía estar disfrutando en familia del asueto primaveral del mes de mayo.

________
«Cuando el Fanatismo ha gangrenado el cerebro, la enfermedad es casi incurable.»
Voltaire (1694-1778)


Desarrollo de la operación

El 2 de mayo, el tren de Jarkov llegó a Odesa a las 8 de la mañana con sus legiones de aficionados del Metallist-Jarkov, el club de futbol de Jarkov, entre los que se hallaban grupos de «ultras» que tomarían parte en la operación. Al mismo tiempo, las unidades del 1er Batallón del Dniepr de Kolomoisky y de Pravy Sektor se desplegaron por toda la ciudad en pequeños grupos. Provenientes de Kiev, llegaron también los elementos de las fuerzas de autodefensa de Maidan, que en su mayoría habían viajado en autobuses. Las fuerzas de policía habían recibido orden de no detener ese día estrictamente ningún autobús inmatriculado en Kiev, Dniepropetrovsk y Lvov.

Después del mediodía, algunos combatientes se dirigieron hacia la plaza Sobomaya, donde debían reunirse los que supuestamente querían «desfilar por un Estado ucraniano unificado». Su misión consistía en organizar la multitud y conducirla hacia las barricadas de la plaza de Grecia.

Todos los miembros de un grupo de «operaciones especiales» se pusieron entonces sus máscaras y bajaron por la avenida Alexandrovsky. Estos eran los supuestos «pro-rusos» que aparecen en muchos videos. Para diferenciarse de los verdaderos militantes pro-rusos de Odesa, estos provocadores portaban brazaletes rojos.


                     

                            

                            
                            
                            


De la misma manera, los miembros de la policía que estaban implicados en la operación también portaban brazaletes rojos para reconocerse entre sí.

                               



Desgraciadamente, algunos verdaderos militantes pro-rusos –quienes no sabían lo que iba a suceder– cayeron en la trampa de los provocadores que los incitaban a lanzarse sobre los fascistas para «detenerlos».

Muchos testigos oculares filmaron los acontecimientos.




https://www.youtube.com/watch?v=7paGcbyefhk

Con la colaboración de la policía, los provocadores supuestamente «pro-rusos» se desplegaron a lo largo del centro comercial Afina, en la intersección de la calle de Grecia con el paseo del vicealmirante Zhukov, donde los atacaron otros provocadores que venían entre los aficionados del club de futbol. Entre estos últimos estaban principalmente los miembros dePravy Sektor y los de la UNA-UNSO. Estos hechos han sido corroborados, incluso por los observadores pro-Maidan que se hallaban en el lugar. Hubo uso de armas de fuego por ambas partes y cayeron víctimas de ambos bandos.

                           
                           
                           



La parte del plan que consistía en desviar la atención de los aficionados del partido de futbol que habían venido a ver para empujarlos hacia el barrio de Kulikovo se había desarrollado con éxito. Los provocadores que habían exacerbado la cólera de la multitud se replegaron entonces hacia el centro comercial Afina, donde las fuerzas de policía se encargaron de protegerlos. Algunos estaban heridos pero no tenían muertos entre sus filas.

                        
                             
                           


Mientras en la plaza de Grecia se mantenían los enfrentamientos, un grupo de asesinos de «Pravy Sektor» ponía a punto los últimos detalles del momento culminante de la operación, momento designado en clave como «Ha’ola» (referencia a la expresión «Mizbeach Ha’ola», que significa en hebreo «el altar de las inmolaciones»). Estos individuos se introdujeron en la Casa de los Sindicatos pasando por una entrada situada en la parte trasera del edificio. Ya dentro de la Casa, se dedicaron a tomar posiciones en los sótanos y en la azotea. En ese grupo había únicamente combatientes aguerridos, o más bien asesinos experimentados.

                                  


Mientras la multitud atravesaba el centro de la ciudad, volviendo hacia la plaza de Grecia para ir finalmente hacia el barrio de Kulikovo, algunos de los provocadores fueron trasladados –a bordo de vehículos y a toda velocidad– hasta el lugar donde debía llegar dicha multitud, pero adelantándose a ella.

                                                  
                                           
                                           


Al llegar a ese lugar, estos elementos corrieron hacia el campamento de tiendas de campaña gritando «¡Viene la gente de Pravy Sektor!», «¡Vienen a matarnos!» para provocar un movimiento de pánico [hacia la Casa de los Sindicatos].

                                               
                                               
                                               


En vez dispersarse por la ciudad, muchos cayeron en la trampa de los provocadores y buscaron refugio en la Casa de los Sindicatos. Algunos bajaron a los sótanos, de donde nadie logró salir vivo. Allí fueron torturados, asesinados y despedazados a machetazos. Otros buscaron refugio en diferentes pisos. Pero los asesinos traían una especie de mezcla de gasolina y napalm que produce un veneno mortal a base de monóxido de carbono. Varios químicos habían concebido ese coctel mortal en la plaza Maidan de Kiev. Pero no lo utilizaron allí. Fue en Odesa donde se experimentó por vez primera el uso de ese preparado. No hubo ningún accidente: había que perpetrar una masacre de grandes proporciones, capaz de aterrorizar al país entero.

La «batalla» de la Casa de los Sindicatos duró varias horas. Durante todo ese tiempo, algunos individuos aparentaron defender el edificio lanzando cocteles molotov desde el techo mientras que otros [dentro de la Casa] metódicamente masacraban, estrangulaban y quemaban a sus víctimas.

                                 
                                 
                                 

                                 

                                 


La entrada de agua del edificio había sido cortada para neutralizar los posibles intentos de apagar el incendio.

Cuando se completó la fase «Ha’ola» de la operación, los asesinos de Pravy Sektor abandonaron la Casa utilizando las salidas traseras y laterales del edificio y salieron inmediatamente de la ciudad. Las fuerzas de policía penetraron entonces en el inmueble.

La cantidad de víctimas contabilizadas, que se convertiría en balance oficial de la tragedia, corresponde únicamente al número de mártires encontrados en los pisos superiores del edificio. La mayoría de las personas muertas dentro de la Casa fueron ase sinadas en los sótanos y sus decesos no han sido registrados. Es poco probable que llegue a conocerse la cantidad exacta de víctimas. La mayoría de las fuentes indican que al menos 120 o 130 personas fueron masacradas.

                                 
                                 
                                 
________
«Aquellos que pueden hacer que creas en absurdos pueden hacer que cometas atrocidades.»
Voltaire (1694-1778)


Será imposible ocultar la verdad

Los jefes del régimen de Kiev han privatizado las fuerzas policiales y los servicios de inteligencia. Pero olvidaron las oficinas de la fiscalía. El Fiscal General en funciones acaba de dar a conocer la siguiente conclusión:

«Esta acción criminal no fue preparada por niveles intermedios. Fue cuidadosamente preparada y coordinada y representantes de diversas autoridades participaron en ello.»

 Es poco probable que se le permita nombrar a los verdaderos responsables de esta masacre. Pero el régimen no podrá esconder totalmente la verdad sobre lo que realmente sucedió en Odesa. Esta tragedia merece ser objeto de una profunda investigación. Los culpables deberían ser enviados ante un tribunal internacional y responder por los crímenes de lesa humanidad que cometieron en Odesa.
Turchinov y compañía, sabed que la segunda edición del juicio de Núremberg está por comenzar.

-------------------------------------------------------------------------------------------

ALGUNAS DE LAS VÍCTIMAS DE LA MASACRE NAZI DE ODESSA (2 DE MAYO)


                                 
                                 
                                 
                                    
                                 



Anexo: La muerte de Anna Varenikina

Uno de los capítulos más macabros de la masacre de Odessa fueron los asesinatos de Anna Varenikina y de su hijito aún no nacido. Esta pobre mujer embarazada de 59 años, que trabajaba como de costumbre en las labores de mantenimiento del Edificio de los Sindicatos, fue estrangulada por varios asesinos nacionalistas, los cuales aparecen más tarde asomándose por la ventana y ondeando la bandera de Ucrania. Observe como durante esta grabación de video, la persona que sostiene la cámara dirige rápidamente su atención hacia el lugar donde se escuchan unos desgarradores gritos de auxilio; unos segundos más tarde aparecen los mencionados gamberros, que son aclamados por la multitud.




https://www.youtube.com/watch?v=7zs2K2gwhHk

Pese a estas evidencias, el portal pro-Maidan conucrania.com asegura que todo esto es propaganda rusa, argumentando que, según el informe oficial de los forenses, esta mujer murió "de quemaduras y envenenamiento por gas chadnym".

                                                  

 ¿Qué podemos esperar de un supuesto "portal de información independiente" que trata de justificar e incluso encubrir los más viles asesinatos, si estos son cometidos por los "defensores de la patria"? Pues resulta que en esta ocasión tenemos un segundo video donde desde otro ángulo y aún más claramente es posible reconocer a dos personas que forcejean con la víctima mientras ella todavía pide auxilio. Es un documento estremecedor.




Las pruebas no dejan lugar a dudas. No hay más que fijarse en la postura no natural que presenta el cuerpo de la víctima para comprender de inmediato que fue asesinada por estrangulamiento (Probablemente se utilizó el cable de una impresora). Observe el casco y el garrote que alguno de los asesinos dejaron en el rincón derecho de la estancia, mientras que casi no hay un punto de apoyo para el cadáver, que está inusualmente doblado hacia atrás, de tal manera que el pie derecho ni siquiera llega a tocar el suelo.

                                

 Y sobre los asesinos, existen serios indicios de que uno de ellos  sea el hombre encapuchado con chándal azul que vemos en esta imagen...

                               

Y más tarde, aquí...

                               


Postdata: Irina Farion, diputada nacionalista del Parlamento ucraniano, escribió este mensaje en su muro de Facebook tras conocer los incidentes de Odessa: "Bravo,Odessa. Que los demonios se quemen en el infierno".

 


--------------------------------------------------------------------------------------------



LA MASACRE DE MARIUPOL

También habría que hablar largo y tendido sobre la masacre de Mariupol ocurrida el día 9 de mayo, donde más de 20 civiles fueron salvajemente asesinados por la Junta de Kiev y por los paramilitares de Sector Derecho.

La junta golpista de Kiev celebra el Día de la Victoria con una matanza en Mariupol, las víctimas son trabajadores y policías pasados al pueblo.





Al menos 20 autodefensas, muchos de ellos policías que se negaban a disparar contra el pueblo, han sido asesinados y cuatro han sido tomados como rehenes en el operativo, según el Ministerio de Interior de Ucrania. Al menos, un soldado del Ejército ucraniano ha muerto y otros cinco han resultado heridos. Por su parte, los representantes de la República Popular de Donetsk  han confirmado el saldo de muertos.

Esta masacre ha sido ejecutada por el Ministro del Interior del desgobierno de Kiev, Arsen Avakov, a las órdenes de la psicópata Timoshenko y con el "asesoramiento" de la empresa mercenaria Greystone Limited, con domicilio social en Barbados y perteneciente a la corporación Academi (antigua Blackwater).

Se han producido intensos tiroteos en el centro de la ciudad, donde se había congregado mucha gente para celebrar el Día de Victoria. Testigos presenciales publican en las redes sociales fotos de vehículos blindados del Ejercito ucraniano en Mariupol.


Los vecinos de la ciudad han levantado barricadas en las calles de la ciudad para obstaculizar el paso de los vehículos militares. En una calle los ciudadanos trataron de impedir el paso de los vehículos militares creando un escudo humano.


Durante el tiroteo un colaborador de la agencia de RT, Ruptly, ha resultado herido en el estómago. Según ha contado a RT su esposa, la herida es grave.  El  camarógrafo ya ha sido operado pero sigue grave, según los médicos.


El colaborador estaba filmando los acontecimientos en las calles de Mariúpol cuando empezaron a disparar. La mujer informó que su marido llevaba un chaleco antibalas y que no tenía la intención de verse envuelto en el tiroteo.


En el edificio de la sede regional del Ministerio Interior se declaró un incendio. Los policías que estaban dentro tuvieron que ser evacuados del  edificio, e incluso algunos de ellos tuvieron que saltar por las ventanas para salvarse.


Mientras tanto los autodefensas de la ciudad de Donetsk se han dirigido en dos camiones a Mariúpol para apoyar a los habitantes de la ciudad, según informa RIA Novosti.


Testigos de los combates en Mariupol



Testigos en la ciudad de Mariúpol comunicaron que el Ejército abrió fuego contra personas desarmadas congregadas en el centro de la ciudad cerca del Consejo municipal. "El Ejército ucraniano comenzó a disparar. No sabemos si tiran a matar o no, pero sí sabemos que disparan a las piernas. Pero disparan contra ciudadanos de a pie", dice.   Asimismo el testigo confirmó que en la ciudad entraron al menos 10 vehículos blindados con banderas ucranianas.

"Empezaron a disparar contra la gente, que huyó. Hay muchas víctimas, muchas personas heridas, pero no puedo dar más detalles porque nadie se atreve a salir a la línea del fuego", comunica otro testigo.


Piotr Komissarov, uno de los miembros del comité antifascista de Mariupol, ha contado en una entrevista con la radio letona Baltcom que los agentes de la Guardia Nacional disparaban  lanzagranadas contra los policías, que se niegan a cumplir los órdenes de Kiev y no disparan contra los vecinos de la ciudad. “En la ciudad se produjo una tragedia. Las autoridades de Kiev prepararon un 'regalo' a todos los vecinos: una masacre cerca de la sede regional del Ministerio del Interior. Anteriormente, la policía local se negó a disparar contra el pueblo y ellos fueron llamados traidores.  Hoy fue a ellos [los policías] a quienes trataron de matar. En la ciudad entraron nueve vehículos militares y una compañía de soldados. Estaban armados con armas pequeñas y lanzagranadas que usaron contra los policías que se encontraban dentro del edificio,” dijo.


"Nosotros fuimos al centro con los niños para honrar la memoria de los fallecidos. (…) Era una fiesta, la celebramos todos los años. Pero de repente se dirigieron hacia nosotros seis vehículos blindados. La gente se echó a correr. Ahora estoy viendo que del edifico del Ayuntamiento sale un humo negro. Puede que hayan prendido fuego a neumáticos", dijo a Lifenews uno de los testigos.
Una residente de Mariupol confirmó los intensos tiroteos registrados en la ciudad, así como la información sobre varios muertos y heridos. "A la ciudad llegaron vehículos blindados. Fue lanzado un ataque contra la sede regional del Ministerio del Interior a la que después prendieron fuego", comentó a RT una testigo de los acontecimientos en esta ciudad ucraniana.


Imágenes de la masacre en Mariupol por el ejército de los golpistas de Kiev







https://www.youtube.com/watch?v=QD3D_czXO7U

https://www.youtube.com/watch?v=T0vtovbUUQM

https://www.youtube.com/watch?v=rOCEljEyyrE


Las fuerzas de seguridad ucranianas prendieron fuego al edificio Departamento de Policía de Mariupol. Los policías se negaron a obedecer las nuevas autoridades de Kiev. Entre los guardianes había mujeres. Para escapar del fuego los agentes de la policía saltaron desde las ventanas del edificio.

La masacre en Mariupol ha sido pedida y pagada por Igor Valerievich Kolomoisky, líder del comunidad judía de Ucrania y  Presidente de la comunidad judía europea, ocupando el 2 lugar en el ranking de las personas más ricas de Ucrania (2013).


Fuente: http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/5427-la-junta-golpista-de-kiev-celebra-el-dia-de-la-victoria-con-una-nueva-matanza-ahora-es-mariupol-las-victimas-son-trabajadores-y-policias-pasados-al-pueblo
-----------------------------------------------------------------------------------------

   CONCLUSIÓN                                                                                                                    

¿Qué clase de legitimidad pueden tener unas elecciones en un país en el que se produjeron semejantes atrocidades tan sólo unos días antes de celebrarse las mismas? ¿En el que se asesinó impunemente a civiles inocentes, cuyo único delito era no reconocer la legitimidad del régimen golpista de Maidán, y todo ello con la participación activa de los mismo grupos paramilitares que hoy en día colaboran con el Ministerio del Interior de Ucrania y se jactan de ser sus verdaderos amos? ¿En el que la policía y los militares, recibiendo órdenes de las más altas instancias de un gobierno ilegítimo que planificó tales masacres criminales, ampararon e incluso colaboraron con los asesinos, o simplemente se limitaron a contemplar impasibles la masiva muerte de sus compatriotas? ¿Así es como han de respetarse las reglas de juego democráticas en los días previos a unas elecciones presidenciales, cuyos resultados todavía son considerados como "legítimos" por la mayoría de los políticos y periodistas occidentales? PERO, ¿¿QUÉ CLASE DE FARSA ES ESTA??



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!