9 abr. 2015

¿Qué pasa con los niños en Ucrania?





¿Cómo enseñar a un niño a ser “un buen nazi”? Un cortometraje de la casa Disney presentó, en 1943, en un poco más de 10 minutos, la educación básica que un menor criado en la Alemania Nazi debería obtener desde casa si quería convertirse en un soldado respetable.


                                            educationfordeath194303


Education for Death: The Making of the Nazi es una entrega animada que narra la historia de Hans y la recta educación a la que fue sometido para llegar a ser un buen representante de la raza aria. Con diálogos en alemán, existe un narrador quien explica en cada escena cómo el régimen nazi controlaba la vida de los niños desde el momento en que nacían. En el seno de una familia tradicional, Hans vive una infancia entre el fanatismo por Hitler y una falsa democracia deconstruida a partir de textos como Mi Lucha y cuentos de hadas en los que el vencedor es Hitler y “su Alemania”.


education-for-death-2education_for_death_7785
Entre otras situaciones, Hans enfrenta un entrenamiento despiadado “marchando y saludando”, así, año tras año hasta que llega a la adolescencia y cuando, al fin, se convierte en un adulto uniformado de la Wehrmacht con una bayoneta bajo el brazo.

14large

“Hans ahora es un buen nazi. Ve sólo lo que el partido quiere que vea, dice sólo lo que el partido quiere que diga, y hace sólo lo que el partido quiere que haga”.
Educación para la muerte: Cómo se forma un nazi es una producción de Disney estrenada en enero de 1945 a través de RKO Radio Pictures bajo la dirección de Clyde Geronimi y con animaciones, en su mayoría, de Ward Kimball. La historia, basada en el libro homónimo de Gregor Ziemer, pretendía ser utilizada como propaganda anti-nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y formó parte de una serie de cortometrajes anti-nazis producidos en la época por Walt Disney que, aunque poco conocidos, significan una documentación de hechos históricos sucedidos durante la guerra.

Education_for_Death_The_Making_of_the_Nazi-937288703-large
El cortometraje se incluyó en el DVD Walt Disney Treasures: On the Front Lines, un conjunto de cortos con fines educativos e informativos elaborados por Disney durante la época.

Disney4x4

                            

Pero en nuestros días, estas tendencias no han sido erradicadas del todo. Y es que esta misma "educación para la muerte" es quizá la que está experimentando esta niña ucraniana que encabeza una marcha en favor del batallón paramilitar Neonazi "Azov" en 2015. Sin saberlo, ella se encuentra al lado de una recurrente imagen que guarda una elocuente y nada casual similitud con los carteles propagandísticos de la época de los Nazis.



Ustedes pueden pensar a estas alturas que determinadas tiendas de ropa con productos ultranancionalistas exclusivos se hagan muy populares en la Ucrania de hoy en día, como la tienda "SVA STONE" 









Lo que seguramente no le resultará tan asumible para usted es que, además de diseños exclusivos para "chicos y chicas blancos", también los fanáticos de "Azov" hayan comercializado diseños de "superioridad racial"... ¡Incluso para niños!


WHITE BABY: ¡EL FUTURO DE NUESTRA RAZA!"



Y es que siendo fieles a sus preceptos ideológicos, los seguidores del batallón Azov comprenden que "preocuparse por el futuro de los niños blancos" es crucial para la supervivencia de la raza aria. Bajo estas líneas puede leerse la frase "Debemos asegurar la superviviencia de nuestra raza y un futuro para los niños blancos", una frasa de David Lane célebre entre los neonazis y que se suele identificar con las "14/88".



Y es precisamente el actual gobierno de Ucrania quien se encarga de que los voluntarios del batallón Azov puedan desarrollar su peculiar "preocupación por los niños" al permitirles realizar visitas oficiales a los colegios e institutos de todo el país. Incluso se reparten entre los alumnos banderas con el emblema de este batallón que, como sabemos, utiliza varios símbolos relacionados directamente con las "SS" de los Nazis









Igualmente se aprovechan estas visitas para enseñar a los alumnos diversas técnicas de combate y acostumbrarles en la nueva ideología del régimen.







Por lo demás, resulta ya hasta lógico que en Ucrania se editen y comercializen libros infantiles ensalzando la figura histórica de los combatientes del Ejército Insurgente Ucraniano (UPA), cuya bandera muestra los colores rojinegros heredados de la bandera Nazi, y cuyos integrantes asesinaron a decenas de miles de civiles de origen polaco, judío y de otras nacionalidades en el territorio ucraniano durante la segunda guerra mundial, pues los seguidores de la UPA perseguían el objetivo de una independencia nacional utilizando los mismos métodos de exterminio étnico aplicados por los Nazis.


No es de extrañar que, con este ambiente, los niños ucranianos muestren conductas que en la mayoría de países resultarían alarmantes, pero que en el caso de Ucrania se pasan por alto... Este video es bantante explícito al respecto.



Ahora hágase a usted mismo la siguiente reflexión: si Walt Disney levantara la cabeza y viera lo que está pasando actualmente con los niños de Ucrania, ¿qué cree usted que pensaría?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!