16 abr. 2015

UNA BIOGRAFÍA SOBRE STEPAN BANDERA REVELA LAS RELACIONES ENTRE EL "FÜHRER" DE LOS NAZIS UCRANIANOS Y EL FRANQUISMO

Stepan Bandera: The Life and Afterlife of a Ukrainian Nationalist

 Fascism, Genocide, and Cult





Bandera también mantuvo contactos con el régimen post-fascista de Franco en España. Vasyr Sushko, escolta y amigo cercano de Bandera, señaló que, de todos los países del mundo, fue con la España de Franco con la que la OUN-Z mantenía la mejor relación, donde Stets'ko aún seguía siendo atendido como el primer ministro de Ucrania. En 1950 el obispo Buchko viajó a España y se reunió con Franco en nombre de Bandera. Buchko convenció a Franco para que admitiera a los partidarios de la UPA y a los veteranos de las Waffen-SS Galizien en sus academias militares. Después de ese año, el Providnyk ("guía" o "führer" de los Nacionalistas ucranianos, es decir, Stepan Bandera) y Stets'ko visitaron juntos Madrid para discutir esta y otras cuestiones relacionadas, en persona con el Caudillo. Un resultado de esta cooperación fue la institución de la radiodifusión nacionalista ucraniana en Madrid, tres veces por semana. En 1956, Franco invitó a Bandera para que se estableciese en España, donde, después de la Segunda Guerra Mundial, varios otros líderes de extrema derecha de varios países, como Ante Pawlie y Juan Perón, encontraron refugio. Bandera consideró esta generosa propuesta durante su visita a España de nuevo y examinó más de cerca a este país. Al final, sin embargo, no aceptó la oferta, probablemente debido a que su organización estaba profundamente arraigada en Munich.

El contacto con el líder español llevó a una disputa entre el Provkinyk y Stetsko, que había sido "premier" de la OUN-B durante el "gobierno" de 1941. Bandera estaba celoso de la excelente relación de Stets'ko con el Caudillo. Junto con el ilimitado apetito de Bandera por el poder, lo que condujo a un conflicto con su aliado más cercano. Stets'ko siempre consideró a Bandera como su Providnyk, y él le obedeció de acuerdo con sus creencias políticas. La democracia era para Stetsko un gran mal, como lo fue también para Bandera. Ambos creían que sólo un poder revolucionario nacional podría combatir a la totalitaria Unión Soviética. Ellos cooperaron con Estados democráticos como el Reino Unido y los Estados Unidos, pero por razones pragmáticas y estratégicas, y no porque creyeran en el valor de la democracia. El ABN, encabezado por Stetsko, dependía económicamente de la OUN-Z de Bandera. En 1955, Bandera decidió que iba a financiar sólo la mitad de los costes de la ABN (100.000 DM por año). Este paso obligó a Stetsko a despedir al personal y buscar fondos en otros lugares. Bandera declaró que había recortado los fondos porque creía que otras naciones representadas por el ABN debían cubrir la otra mitad de los gastos de la ABN, pero su movimiento también tenía ramificaciones psicológicas y estaba relacionada con el prestigio político de Stets'ko en los círculos de la extrema derecha internacional . En particular, la peregrinación de Stetsko a Franco y una visita a Chiang Kai-shek en Taiwán en 1955-1956 despertaron la envidia de Bandera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre de opinar, ¡tu opinión cuenta!